28 ago. 2011

46b-11. REDUNO. 28-8-2011.

La Oeste de Reduno desde Yali.

Cima de Cotiella, Arista Sudoeste, Collado de las Brujas, Collado de Cotiella, Cotielleta, Yali y Arista Oeste de Reduno.  Descenso por la Arista oeste, faldeo del Barranco Yali, Arista Sur de Cotiella y Barranco Cullibert.

28-08-2011.

Salida 12 h. Llegada 17 h.

Sol.

Fácil.

Ascensión.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.
 
Mapa de Reduno procedente de Prames. Vía en amarillo.
 
Hemos llegado a la Cima de Cotiella a las doce pasadas y a las doce y media nos vamos para abajo.
Reduno desde Punta Raso.

No vamos a hacer el camino de subida sino que nos vamos a bajar por el Collado de las Brujas. Para ello tomamos el camino que transita la cara oeste siempre cerca de la Arista sudoeste.

El camino es utilizado como vía normal de ascenso al pico y nada tiene que ver con los corredores de la Arista Sudeste. Suavemente inclinado y muy transitado nos conduce al Collado de las Brujas no sin antes pasar por unas escorrentías en las que hay hielo 1 2800 metros de altitud y en plena cara oeste a estas horas al sol.
 

Los Mobisones desde el Collado de las Brujas.

El Collado que cuenta al oeste con ala Punta Las Neus y está situado a 2765 metros de altitud es amplio y amable a pesar de que se corta bruscamente hacia la vertiente sudeste.
 
Collado de Cotiella desde el de las Brujas.

Unos hitos marcan el inicio de la senda que va a faldear Cotiella por su vertiente sur. Primero desciende unos metros escalonados para luego continuar descendiendo un poco más hasta que se estabiliza posteriormente y comienza un leve ascenso que se arrellana al confluir con el camino quede la Arista Sudeste.
 
Cotielleta.

Paredones de la Este de Cotielleta.

Nos aproximamos al Collado de Cotiella, fotografiamos desde aquí la estética cara de Cotielleta y tras comprobar que nos sube personal por las inmediaciones del collado iniciamos el ascenso nos debe devolver a la Cima de Cotielleta en unos pocos minutos. Es la una un poco pasada.

El tránsito entre Cotielleta y Yali es breve e intrascendente, y lo único que nos interesa es iniciar el descenso de la Arista Oeste de Reduno o, mejor dicho, la Este de Yali.

La fotografía de la arista es de esas fotos bellamente plásticas que en Cotiella se dan mejor que en cualquier parte.

Es la una y cuarto y en principio se trata de una pared erguida que desciende fuertemente durante unos metros y que se puede bajar, a pesar de todo por cualquier parte.
 
Nosotros seguimos un caminillo que hace el descenso cómodo a la vez que nos conduce a un tramo más clemente donde aparece la arista. Por las inmediaciones de la misma continuaremos descendiendo en dirección este relajados pero no excesivamente ya que la presencia de piedras que afloran de la superficie es muy abundante y un despiste puede provocar un buen trompicón.

La Oeste de Reduno.

Seguimos bajando con la mirada al frente especialmente centrada en un nutrido rebaño de cabras del país que están delicadamente situadas a la brisa de la arista.

Pasamos junto al rebaño que no nos presiona puesto que les han debido de dar sal recientemente y proseguimos un descenso que se está haciendo un poco más largo de lo esperado.
 

Luego, alcanzamos un punto bajo en la arista situada por debajo de los 2500 metros de altitud y con la misma suavidad que hemos bajado comenzamos a subir.

Hemos pasado un minúsculo cuello que cuenta con pedrera medianamente inclinada y que permite bajar perfectamente hasta el Rellano de Armeña, el resto de la vertiente norte son paredes más o menos  potentes y verticales.
 

Muy suavemente ascendemos por camino hasta alcanzar el resalte somital en el que la pendiente se incrementa ligeramente. Finalme sobre las dos y diez de la tarde alcanzamos la Cima de Reduno a 2531 metros de altitud, diez minutos más tarde de lo calculado.
 
Sarnera y Picón.


Resulta decepcionante para mí no poder ver desde la cima el Ibón de Armeña pues a eso fundamentalmente aspiraba. La arista se abre en descenso, hacia el nordeste hasta la cota 2506 que algunos denominan Peña Madrid y la Sudoeste que se alarga hasta Sarnera y Picón conformando la orilla izquierda del barranco Yali.

Es hora de reponer fuerzas y nos sentamos a comer contemplando la Plana del Turbón que cierra el horizonte este. Abajo en el fondo aparece diminuto el refugio de Armeña, Cotiella al noroeste igual que Llosal entre sol y sombra, Tenemos que conocer el Barranco de Bilsé.
 

Media hora después nos ponemos en pie dispuestos  a una no muy agradable tarea: hacer la travesía a media ladera de la parte alta del Barranco de Yali. Es un tomatazo pero bueno.

Descendemos hasta el punto bajo de la arista y continuamos por la misma en suave ascenso, hay que ganar la altura suficiente para pasar por encima del inicio de un par de barranquillos que comienzan muy altos.

Barranco Yali.

Aproximadamente cuando nos encontramos sobre los 2550 metros de altitud abandonamos la arista e iniciamos el faldeo. No hay camino y la ladera está bastante inestable y llena de basura caliza. Por ella trazamos nuestro camino, intencionadamente horizontal, describiendo un arco en dirección sudoeste para pasar, después de un pequeño resalte, sobre la cabecera del primer barranco y por medio del rebaño de cabras que se ha venido a esta zona para pastar las ralas afloraciones de pratenses de la zona. Algunas asustadas corren y tiran piedras pero no será mayor problema, se quedan atrás mientras atravesamos la cabecera del segundo barranco y ya, puesto nuestro altímetro natural en suavísimo descenso nos vamos ya por la orilla derecha del barranco.

Unos tramos con materiales de mayor tamaño que se atraviesan bien y otros con materiales más menudos, todo va pasando pero la Arista Norte de Cotiella sigue quedando por encima de nosotros ya que nuestra trayectoria sigue siendo suavemente descendente.

Atravesamos por debajo de un crestón con materiales compactos que baja de la arista y tras la travesía de una pequeña comba en la ladera alcanzamos un pequeño contrafuerte desde el que localizamos el collado situado inmediatamente al norte del Collado Turuzuelo.
Yali y Cotiella.


Descendemos unos metros y enseguida y en horizontal alcanzamos la arista cambiando de vertiente: misión cumplida, son las cuatro y cuarto.

Hemos de descender por el Barranco Cullibert y como no hemos advertido pedreras adecuadas que nos pudieran facilitar el descenso ponemos rumbo oeste-sudoeste y nos vamos para abajo, no merece la pena rebuscar camino.
 
Punta Raso.

Barranco Cullibert, Forquiella y Montañesa.



Atravesamos en descenso el barranco que nace del Collado Turuzuelo y continuamos ladera abajo con la vista puesta en los tres claros del pinar que hemos atravesado al subir por la mañana.

Todavía tendremos que atravesar algún barranquillo seco hasta alcanzar los primeros pinos negros sembrados sobre minúsculos asentamientos de pratenses.

El descenso se hace largo pues no en vano hay que bajar un porrón de metros pero persistentemente en la dirección fijada alcanzamos, sin variar el rumbo en absoluto las trazas más altas de camino con citas en claro superior del pinar.

A partir de allí, no tenemos problemas de pérdidas de camino pues siempre lo encontramos hacia el barranco, sorprendemos a unos sarrios pastando junto al camino y nosotros relajadamente desandamos camino, alcanzamos las balizas rojas y sobre las cinco y media nos llegamos al Collado Cullibert donde ponemos fin a una jornada interesantilla en la que hemos movido un desnivel de alrededor de 1700 metros.

En la fuente nos daremos un remojón puesto que seguimos solos y un rato después charlaremos con un montañero que ha subido en moto hasta aquí y que vuelve de Cotiella. El se irá para abajo y nosotros encenderemos el fuego y cenaremos tranquilamente incluyendo unos trozos de longaniza de Graus a la brasa.

Sobre las nueve nos metemos en los sacos con ganas. Luego llegarán un par de ciclistas que pasarán también la noche en el refugio. 

Para ver más fotos.  

           Aquí tienes el Principio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.