9 ene. 2015

3-15. IMPROVISADA NOCTURNA A LA RACA EN ABSOLUTA SOLEDAD. 7-1-2015.

Buena nieve descendiendo Sarrios en Astún.

Aparcamiento de Astún, Prado Blanco Cima de la Raca.

07-01-2015.

Salida 21 h. llegada 24 h.

Despejado.

Muy fácil.

Esquís de montaña.

 Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de la Raca procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            La Luna Llena de Enero viene como nunca en cuanto a temperaturas y  a estado del cielo nocturno pero hemos subido tantas veces… nos da pereza  marchar el día 5.

            Dos días después y a media tarde le propongo a mi chica hacernos una nocturna en “plan de novios” y sin más, preparamos los bártulos y nos marchamos hasta Astún.

El orto de la luna se retrasa cada día y son las nueve y media de la noche cuando decidimos meternos en marcha: la luna no ha salido todavía y no es más que una cierta promesa en un cielo oscuro y completamente estrellado.

            Se retira la última pisanieves cuando tomamos la pista de enlace. Hay todavía una pequeña inversión térmica  por lo que la temperatura del aparcamiento que rondará los 0 grados  ni siquiera bajará con la altitud. La nieve anunciada como polvo dura,  de dura no tiene nada al estar recién pisada y nos propicia un agradable foqueo en ausencia de viento. Los cañones no funcionan.

Hacia la Raca.
 
            No es necesaria la luz lunar pues conocemos de memoria nuestro camino y enseguida abandonamos la Pista de Enlace y nos metemos en Sarrios momento en que la luna se asoma por Mala Cara y cuando llegamos a Prado Blanco ya es moza. Bueno, una moza un pelín “esmediada” ya que es la segunda noche de mengua y se nota pero va a ser suficiente.

            Solamente en la Rampa de Salida de Prado Blanco hay nieve poco tocada y ligeramente endurecida a placas pero de nuevo en el rellano bajo el Muro Somital de la Raca aparece divina de nuevo.

Selfi en la Raca.
            Llegados a la parte más erguida del muro nos vamos por el trazado alternativo que dando un rodeo suave por el oeste alcanza la Cima de la Raca en la Parte Sur junto a los edificios de las antenas.

Una noche espectacular en la Raca.
 
            Hemos empleado poco más de una hora en ascender los, alrededor de 600 metros de desnivel y aquí a 2277 metros de altitud hace una noche cálida como no recordamos.

Las luces del Valle del Aragón desde la Cima de la Raca.
 
            Nos lo tomamos con tranquilidad disfrutando de una Luna Roja que calienta casi como el sol regalándonos su cálida y tornasolada luz que nos acoge acariciadora.

En Prado Blanco y sin flash.

Llegando a la Pista de Enlace.
 
            Echamos un cafetito y se nos va cerca de media hora pero hay que bajar. Montados en los esquís gozaremos de un descenso inigualable girando de aquí para allá casi sin fin como unos perrillos recién sacados de paseo.

Primero se toma el espacio público, luego los dineros públicos y finalmente se prohíbe el uso público.
 
            Alrededor de las doce y antes de que cambiemos de día fotografiamos un cartelito que “adorna” la entrada principal de la estación.

            No sé cual es objetivo último del mismo, pero quiero pensar que se trata de evitar riesgos que puedan producir tanto esquiadores como raquetistas no demasiado prudentes y que puedan usar  asidua y no intermitentemente las pistas en algún momento y al mismo tiempo eludir los posibles riesgos y responsabilidades de algún accidente.

            Hemos disfrutado de una noche de  absoluta soledad, lo suponíamos tras dos noches de fiesta y perfectas para la actividad. Ssolamente un zorro que bajaba a comer a los contenedores del aparcamiento de la estación se ha dado la vuelta sin decirnos nada. ¡Una pena que hayamos frustrado su plan de momento!

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.