3 sept. 1989

9-89. MONDARRUEGO, ESCUZANA Y VUELTA. 3-9-1989.



Mondarruego desde Escuzana. 

Aguastuertas, Cara Este, Arista Sur, Cimas Mondarruego, Escuzana, Plana Catuarta, Unbral y Clavijas de Salarons.
03-09-1989.
Salida 07:15 h. Llegada 12 h.
Sol.
Bastante fácil.
Ascensión.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Mondarruego procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Como es lógico aunque inesperado pues la tarde había sido bastante templada, llega el frío  sin avisar y la noche se pasa de fresca; dormiremos a tramos como digo yo y se nos hace larga.
            A las siete de la mañana del 3 de Septiembre de 1989 estoy completamente despierto. Es de día, remoloneo un poco en el saco  y a las siete y veinte me levanto con la cantimplora, el anorak y los frutos secos y me voy al oeste por un vallecillo lateral del Rellano de Aguastuertas.

Atardecer sobre Catuarta y Aguastuertas desde Gabieto. 11-9-14.

            Estamos acampados a 2330 metros de altitud y tras elevarme aprisa me acerco enseguida a la Este de Mondarruego para derivar un poco al norte rodeándola.
            La helada, no podría ser de otra forma, ha sido severa, la pradera está blanca y las rocas de junto al barranco tienen hielo, pero enseguida entro en calor y me voy al sudoeste a tomar la Cresta Sur de Mondarruego  por una pedrera caliza de fuertes ocres que se eleva muy arriba hasta una falsa cima a la que llego con poco aliento.

Pico Gallinero subiendo a Mondarruego. 23-6-17.

            A buen ritmo gano la cresta por terreno muy descompuesto y virando al norte sobre una pradera sometida a un fuerte proceso de erosión, muy fragmentada,  continuo hacia la verdadera cima.
            Son las ocho de la mañana y está comenzando el espectáculo: delicadamente se anunciaba y de repente con un incontenible estrépito se asoma el sol entre el Perdido y el Cilindro hecho una cascada de fuego, luz y color que a raudales se derrama llenándolo todo de vida, una salida de sol de imborrable ensueño.

Plana Catuarta desde Mondarruego. 23-6-17.

            La pradera se pierde entre los estratos calizos que asoman a la cresta y diez minutos después alcanzo la Cima del Mondarruego a 2848 metros de altitud.
            Allá abajo al sudoeste queda el diminuto Ibón de Escuzama o Narronal. Mira que si no encontramos agua en Aguastuertas y tenemos que cogerla en el ibón… menudo chasco. La información que teníamos era bastante engañosa por lo que acabo de comprobar.

Mondarruego desde Punta Narronal. 23-6-17.

            Continúo por la cresta hacia el norte con un descenso muy abrupto que se convertirá enseguida en paseo precioso. Poco después alcanzo el Pico Escuzama tras remontar unos pocos metros. Estoy a 2766 metros de altitud entre un rebaño de ovejas que pastan en la cima. Superada esta  me tiro de frente para abajo en dirección este por la descompuesta pared que es una pedrera desconsoladora. Bajo al trote porque andando no hago otra cosa que resbalar.
            En los retazos de pradera asentados sobre el escalón rocoso que separa a los dos rellanos pasta una importante manada de rebecos con sus crías. En lugar de marchar hacia el fondo de pequeño rellano me bajo a media ladera por la parte oeste impidiéndoles la fuga hacia esta zona como deben tener por costumbre ya que los primeros que me han tomado la delantera van bastante arriba. El resto de la manada se va para abajo mientras que al trote les voy cerrando el paso.

Arista Sur de Punts Escuzana. 11-9-14.

            Llegamos con el juego hasta Aguastuertas donde finalmente se salen con la suya. Poco después, la manada reunida un poco más arriba mira y descansa. ¿Qué pensarán?
             A las nueve y diez llego a la tienda, doy algunas vueltas alrededor de ella pero no logro asustar a mis chicas ya que se han olido la tostada.

Mondarruego y Escuzana. 11-9-14.

            Desayunamos y organizamos las mochilas. Desmontamos la tienda y la ponemos a secar un poco sobre la roca. Son las diez y cuarto cuando las señoras salen para abajo, yo la haré un cuarto de hora después.
            Les alcanzo cerca de las clavijas, han bajado a buen ritmo. Nos pasamos de largo   camino de las clavijas y volvemos pues quiero pasarlas con Biola. No son fáciles para la cría pero con cuidado las bajamos.

Rellano de Catuarta y Gallinero. 11-9-14.

            Me confundo un poco en el camino y nos metemos en un buen lío pues hemos de transitar un paraje bastante cortado, vertical y poblado de genistas para completar la jugada. Nos hemos ido hacia el este cuando la senda anda muy abajo y pasamos un ratito entretenido. Al final tomamos el lecho del barranco que al menos está limpio de maleza y que nos conduce al camino en las inmediaciones del Barranco de Salarons a la vez que nos preguntamos que cómo ha podido pasarnos esto.
            Pasamos el desvío a la Faja Racón y nos vamos directos al bosque donde agradecemos la sombra pues se nos ha hecho calor en el “embarque” en el que hemos perdido algo más de media hora.

Clavijas Inferiores de Carriata.

            Bajamos al trote con las protestas de Rosa de tal forma que en hora y media estamos en el Museo del Parque visitándolo. Se trata de un complemento interesante para el conocimiento y disfrute del parque, algo corriente más allá de nuestras fronteras que por fin también ha llegado por aquí.
            Luego nos vamos hasta la Pradera  para comer bajo la copa de un haya centenaria. Disfrutamos de una buena comida, jugamos, nos reímos y celebramos el éxito de la operación.

Faja de las Flores y Circo de Salarons desde el Tozal del Mallo. 29-10-06.

            Después nos vamos a ver el Monumento a Luzien Briet que, por cierto, no habíamos visto todavía. Biola se dormirá en el coche y se salvará del correspondiente mareo pues se despierta a las cinco cuando llegamos a casa.

Para ver el Comienzo.

2 sept. 1989

8-89. TAILLÓN DESPUÉS DE GABIETOS. EL OESTE DE ORDESA. 2-9-1989.



El Taillón desde el gabieto Oriental. 31-7-10.

Gabieto Oriental, Occidental, Collado de Gabietos, Cara y Arista Oeste. Taillón, Falsa y Brecha de Rolando, Sur del Pico Blanco, Sorres de Salarons y Aguastuertas.
02-09-1989.
Salida 11 h. Llegada 19 h.
Sol.
Bastante fácil.
Ascensión.
Rosa Mª. Martínez y Biola y Mariano Javierre.

Mapa de Gabieto procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            En la Cima del Pico Gabieto Oriental a 3031 metros de altitud el viento abofetea impío. Son las once de la mañana del 2 de Septiembre de 1989, nos vestimos un poco y nos vamos por la cresta hacia el collado de separación de  los dos Gabietos y proseguimos hasta la Cima del Pico Gabieto Occidental un poco más elevado que el anterior con 3034 metros de altitud
            Pasamos hasta  un diente más occidental descolgándonos un poco por una pequeña brecha hacia el norte con el desacuerdo de Rosa y el beneplácito de Biola y desde allí hacemos una foto con el Oriental de fondo.

Llanos de Salarons y Taillón desde el Mirador del Molar. 5-6-06.

            Como el día está ventiladillo, no nos entretenemos gran cosa y desandaremos enseguida la cresta para retornar al pico que hemos fotografiado. Allí junto al hito de piedras nos sentamos a contemplar  el majestuoso paisaje que aparece hacia el oeste con una atmósfera de una nitidez impecable. Hago un par de fotos que trataré de empalmar  pata tener desde Otal a Vignemale ya que mi cámara no tiene gran angular.
            Dejamos resbalar la vista que se nos va a Lapazosa y a otros lugares en los que hemos estado pero hay que despertar del encantamiento de la montaña pues no estamos todavía a media jornada. 

Finalizando la Travesía de la Oeste del Taillón. 12-9-14.
   
            Continuamos por la cresta hasta el Collado de los Gabietos buscando la espalda al viento que parece haber remitido un poco. Vamos tranquilamente sin prisas pero “de camino”, el collado se encuentra a 2950 metros y lo atravesamos en dirección este para encaramarnos en la Pared Oeste del Taillón por la marcada senda que transita dicha cara.
            Ganamos altura sin ninguna dificultad, terminamos la pared y nos vamos en pos de la cima por un enorme pedregal calizo, casi llano, mientras algunas nubes juguetean con el sol. Divisamos la cima empenachada de franceses y son las dos menos cuarto cuando alcanzamos la Cima del Taillón a 3144 metros de altitud. Es el tercer y último tresmil del día.

La Sudoeste del Taillón. 12-9-14.

            El pico tanto por su cara sur  como por la cresta este es suave, alomado y de amable aspecto, nada que ver con la abrupta arista oeste aunque tenga un fácil acceso ni con la vertical cara norte, es, evidentemente, un pico de contrastes y aunque sea fronterizo, en la práctica es una colonia de franceses. Si algún francés se pierde hay que buscarlo en el Taillón.
            Nos sentamos en la cima un poco en medio de galos “cantidad” y picamos algunas cosillas pues no tenemos ganas de comer. Nos hacemos una foto con el Circo de Gavarnie y las Tres Sorores como fondo y nos vamos para abajo hacia el Dedo de Bazillac alargando un tanto el regreso, estamos bien y todavía no son las dos dela tarde.
En el Taillón. 1-7-89.

            Por el transitadísimo camino en medio de la gravera caliza de la cresta este nos vamos parta abajo. Biola y yo lo hacemos al trote contentos como potrillos recién sueltos.
            Adelantamos a gente que baja, nos cruzamos con otros que suben, rodeamos el Dedo, nos asomamos a la Falsa Brecha y siguiendo el camino que transita al sur de los Paredones de Bazillac, olisqueando todos los abrigos que encontramos al paso y llegamos a la Brecha de Rolando en media hora escasa.

Cima del Taillón con Circo de Gavarnie y Tres Sorores.

            La Brecha está concurridísima. Nos acercamos hasta el abrigo de la cara norte y visto que la compañía puede durar toda la tarde decidimos marchar para abajo.
            Un pequeño ibón en dirección al Pico Blanco es nuestro objetivo y nos vamos hacia allí por medio del pedregal pero queremos hacer una foto con la brecha y el asunto se nos llevará un rato antes de cruzar una surgencia origen del Barranco de la Brecha en la que nos paramos a comer, el lugar es bueno y son las tres.

Macizo de Vignemale desde el Taillón. 25-6-12.

            Despachamos la comida  regada con gaseosas la Samaritana, pues fuera de la cresta, sin viento, al amparo de la cara sur y con el sol en todo lo alto pues la tenue nubosidad se ha disipado, hace bastante calor además que no hemos bebido casi nada en todo el día. Se nos va una hora cumplida en medio de la majestuosa soledad caliza clásica de Ordesa.
            Continuamos en dirección sur camino del ibón. Tenemos la intención de acercarnos al Pico Blanco, rodearlo por el sur atravesando el Collado de la Catuarta  y desde allí alcanzar los Llanos de las Sorres de Salarons y el camino de la mañana. No lo hemos hecho nunca pero es lógico.

Los Gabietos desde el Taillón. 25-6-12.

            Nos introducimos en una zona kárstica muy simada consistente en una serie de lomos y fallas paralelas con dirección este-oeste  que hemos de ir atravesando a base de rodeos a la vez que vamos perdiendo altura hacia la Sur del Pico Blanco.
            El Collado de la Catuarta o Salarons está a 2540 metros de altitud  y pretendemos alcanzarlo sin perder altura inútilmente lo que se convertirá en nuestro error: conforme nos vamos aproximando al collado nos vamos incorporando, por el lugar más favorable a la Sur del Pico Blanco que no es más que un enorme paredón por el que estamos atravesando como podemos. Cuando nos damos cuenta estamos cerrados por arriba y por abajo y o continuamos en horizontal a lo que salga o nos damos la vuelta.

El Dedo de Bazillac desde el faldeo al pico del mismo nombre. 25-6-12.

            Casi nunca resulta todo contrario a nuestra voluntad. No sabemos si tendremos salida pero encontramos unas flores de nieve enormes. Encontramos camino para proseguir pero cada vez estamos más altos alejándonos de nuestro objetivo  y por tanto hay que bajar como sea.
            Poco después destrepamos una chimenea bastante descompuesta, zigzagueamos entre escalones rocosos, daremos alguna vuelta que otra pero perdemos altura: hemos solucionado el laberinto precisamente por el Collado de la Catuarta.

La Brecha de Rolando convertida en fantástica ventana. 25-6-12.

            Son las seis y veinte de la tarde cuando alcanzamos el Rellano de las Sorres de Salarons todavía a pleno sol pero va a durar poco.
            En la zona oeste del rellano hay una manada de rebecos que ni siquiera se inmutan con nuestra lejana presencia. Sigilosamente nos vamos a nuestra izquierda  hasta ponernos a cubierto con un contrafuerte calizo que surge al sur del llano y que nos proporciona impunidad para contemplarlos de cerca: son preciosos pero dura poco el encanto ya que son más listos que el hambre.    

Con la Brecha de Rolando. 
     
            Continuamos descendiendo el escalón a la vez que el sol se va. Hemos andado de sol a sol y a las siete estamos en la tienda.
            Rosa prepara la cena mientras nosotros recogemos las piedras desperdigadas por el praderío próximo a nuestro campamento. Media hora después cenamos en medio de una tarde más agradable que la de ayer.

Cae la tarde sobre las Sorres de Salarons y Aguastuertas. 12-9-14.

            Un rato después pasan para abajo un par de montañeros, la tarde va dejando su puesto a la noche, tomamos nuestro café con leche caliente y a las nueve y media nos empiltramos para rematar un día estupendo.

7-89. GABIETO ORIENTAL. EL OESTE DE ORDESA. 2-9-1989.


Gabieto Oriental desde el Occidental.

Casas de Oliván, Circo de Slarons, Fajeta, Umbral de Salorons, Aguastuertas, Sorres de Salarons, Cara Sur, Arista Oeste y Gabieto Oriental.
02-09-1989.
Salida 15:45 h. Llegada11 h.
Sol.
Fácil.
2 d.
Ascensión.
 Rosa Mª Martínez y Biola y Mariano Javierre.

Mapa de Gabietos procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            En los aproximadamente diez años que llevamos haciendo montaña  hemos procurado no repetir actividades y también variar caminos pero algunos de ellos por repetidos los conocemos casi como la palma de la mano, cosa por otra parte inevitable. De esta forma vamos conociendo el Pirineo Aragonés.
            En Ordesa nos quedaban cosas pendientes tanto al este como al oeste y en nuestra preparación para los Alpes pensamos en hacer alguna zapatillada enorme como el Perdido desde la Pradera de Ordesa pero luego preferimos hacer Gabietos y Taillón que desconocíamos y nos atraía más.
            Sería nuestra primera andada juntos y pensábamos que estaría bien vernos las caras en el monte. Eramos sabedores de nuestra capacidad  para ese brutal desnivel de 2000 metros en el día pues en otro caso, poco porvenir tendríamos a la hora de secundar el plan previsto para Alpes y no nos movía precisamente el atrevimiento que confiere la ignorancia.
            El domingo 1 de Julio de 1989 nos levantamos antes que la mañana, a las cuatro y media. A las cinco en el coche recogiendo a Juan  y a las seis menos cinco en las Casas de Víu  a 1330 metros de altitud, despertando a unos acampados cuando el día comienza a clarear.
            Nos vamos por Salarons siempre al norte, pasamos con calor el bosque y ganamos el circo superior próximos a las clavijas en medio de un precioso jardín de asfódelos gamón blanco en flor, asustamos a una enorme manada de rebecos en las Praderas del gallinero y alanzamos el Llano de Aguastuertas en busca de agua que encontramos allí.

Gallinero y detrás Taillón desde el Molar. 5-6-06.

            Por las Gradas de Salarons alcanzamos el rellano gris de Sorres de Salarons y afrontamos la fuerte pendiente mezcla de calizas y pradera con dirección al Cuello Gabieto. Sobre los 2700 metros de altitud paramos a almorzar, son las nueve y hemos subido bien. Luego por cualquier lugar entre reducidos neveros  nos encaramamos en la pared final, ganamos la resta oriental a mediana altura y enseguida la Cima del Gabieto Oriental con sus 3031 metros y seguidamente las dos puntas del Gabieto Occidental con sus 3034 metros. Juan se ha quedado largo al sol contemplando en la primera cima.
            A las once y media nos bajamos hacia el Cuello Gabieto a 2950 metros de altitud y desde allí en dirección este, por senda o fuera de ella, en tres cuartos de hora nos ponemos en la Cima del Taillón a 3144 metros, tomada por los franceses y empenachada de nieve.
            Comemos un poco, descansamos, y hacemos una fotografía entre la neblina española y las nubes francesas.
            Seguidamente descendemos al este por trilladísimo camino hasta el Dedo de Bazillac, Falsa Brecha, Pico Bazillac, Abrigo Gaurier hasta la Brecha de Rolando a 2804 metros, limpia al sur y con poca nieve al norte.
            A la una y cuarto salimos al sur para abajo por el Barranco de la Brecha hacia el de Cotatuero descendiendo el primer gran escalón, luego pasamos entre el Descargador y el  Gallinero y nos hacemos un isostar a la altura del sumidero.
            Nos gotea un poco y tras bajar el segundo gran escalón nos encontramos con el Barranco de Millaris  en las Gradas de Cotatuero a 2000 metros de altitud.

En la Cima de Gabieto Oriental. 1-7-89.

            Paramos tres cuartos de hora para comer en el origen de la cascada aprovechando que ha despejado.
            A las cuatro continuamos para abajo. Pasamos las clavijas con una moza atrancada y a las cinco y cuarto estamos en la pradera de Ordesa. Trago en Torla y a las seis y media  en Sabi dejando a Juan. A la brava habíamos movido 2000 metros  en once horas como estaba previsto.  
            Ahora vueltos ya de los Alpes y para continuar con la tradición tresmilista  de nuestra hija, decidimos repetir la actividad con ella ya que posee los alicientes y condiciones requeridas: se podía fraccionar perfectamente para un fin de semana, era atractiva la acampada para Biola, conocido y cómodo. Lo habíamos decidido en la playa, primero Bisaurín y después Ordesa.
            El tiempo de finales de Agoto, fuera de la canícula de Julio es mucho más seguro y el riesgo de tormentas es evidentemente menor como así se preveía para el fin de semana del 1 al 3 de Septiembre.

Paredes del Circo de Carriata. 30-10-06.

            Biola con el paso del tiempo se adapta mejor a las condiciones  que exige la montaña lo que se traduce en una reducción no solamente de los preparativos sino de la preocupación. De cualquier forma el viernes día 1 a las dos y media estamos recogiendo a Rosa en el trabajo y a las tres menos cuarto marchamos con todo controlado.
            En Cotefablo con obras y tan mal como siempre  Biola se marea y tratamos de mitigarlo con un par de paradas. De Torla en adelante, pagado el tributo correspondiente al puerto, pues curvas no faltan, se acaba el problema.
            El Cámping de Torla parece bastante lleno pero lo que se llena de verdad son nuestros ojos con los incomparables Farallones de Mondarruego. El Tozal del Mallo es conocido pero creo, sin lugar a dudas, que la vista de Torla con el Mondarruego es la estampa más conocida de Ordesa.

Cascada de Salarons desde el cruce con el Camino de Carriata.  2-7-05.

            A las tres y media descargo al personal junto a la Casa Museo del Parque  y me voy con el coche hasta el aparcamiento bajo la amenaza de dejar el coche durante la noche en territorio del parque con la que no estoy de acuerdo: el aparcamiento en el parque no es el problema sino la poca y mala educación del personal y eso no se remedia prohibiendo el aparcamiento nocturno sino obligando a la gente a que respete lo que es de uso común; dificultan las actividades de mucha gente que respeta por encima de todo tanto lo que es propio como lo ajeno, invitan al furtivismo y al cabreo sobre todo cuando no hay alternativas de transporte que palien los efectos de la prohibición… desde luego la polémica está servida.
            Como no puedo llevarme el coche en la mochila y en el aparcamiento está prohibido dejarlo opto por orillarlo en la carretera en un lugar que no dificulta el tránsito en absoluto y a las cuatro menos cuarto salimos para arriba.
            Estamos a 1330 metros de altitud, la tarde es espléndida y se agradece la profunda sombra del Cañón cuando comenzamos a elevarnos por el Camino del Circo de Carriata o Salarons en medio del clásico bosque mixto. Subimos bien pero Biola va medio aburrida y me enfado con ella porque todavía no entiende que las cosas no se disfrutan regaladas y que muchísimas veces hay que ganarlas.

Camino de la Fajeta. 2-7-05.

            Pronto llegamos al abrigo de troncos del camino, hemos subido 350 metros en tres cuartos de hora y hay que tener paciencia. Paramos un poco y comemos unas ciruelas.
            Salimos del bosque ya próximos al barranco y continuamos para arriba adentrándonos en el circo. Cruzamos el barranco que está seco y nos acercamos al Tozal del Mallo para ganar altura describiendo un amplio lazo para volver seguidamente a las proximidades del Barranco Salarons.
            Tomamos la sirga y seguidamente la pared escalonada que se eleva junto al Paredón Inferior del Gallinero por cualquier parte.

Tobacol, Tabacor, Gallinero y Catuarta subiendo a Gabieto. 11-9-14.

            Son las seis, el altímetro señala los 2100 metros cuando nos paramos a descansar
y a comer un poco. Si no lo hacemos ahora se nos juntará con la cena. El lugar es incomparable, estamos cómodamente sentados en los escalones calizos del barrano junto al paredón que nos deleita con su verticalidad y sus simpares tonalidades que el sol que va cayendo le arranca. Tan solo un hilillo de agua cae cálidamente por entre el roquedo, pero no nos preocupa este capítulo pues sabemos dónde encontrarla.

Llanos de Salarons y Taillón desde el Mirador del Molar. 5-6-06.

            Dejamos atrás la pared y ganamos la pradera del Anfiteatro Superior de Ordesa. Proseguimos ganando altura por suave pendiente a la vez que contorneamos, dejando a nuestra derecha, la pedrera derrumbada  de la vertical Pared Somital del Gallinero. Nuestra dirección es el norte y consecuentemente, el collado que separa Mondarruego de Gallinero. Sobre los 2200 metros hay un buen manantial para desesperados.
            La tarde que es extraordinaria va cayendo y los últimos rayos de sol nos despiden en la entrada a Aguastuertas al esconderse el sol tras Mondarruego. Nosotros de llano continuamos sobre el calcinado lapiaz calizo que se asoma de entre una pradera de ensueño.
            En el Llano de Aguastuertas hay cinco tiendas, son franceses que pasan a este lado como moscas. Nos quedamos junto al primer manantial del oeste del rellano. Son las siete y media.

Los dos Picos de Gabieto desde el collado del mismo nombre. 31-7-10.

            La tarde no ofrece dudas, nos abrigamos pues el sol va ya por los altos, montamos la tienda y preparamos las cosas para el día siguiente a la vez que vamos haciendo la cena, la temperatura ha caído bastante, llevamos casi todo puesto y Biola juega dentro de la tienda preparándola.
            Cenamos a nuestro estilo con algo calentado con el hornillo de butano en un fogón de fortuna hecho con piedras, algo de picar después y un buen vaso de café con leche también caliente lo que nos coloca dentro de la tienda a las nueve y cuarto cuando todavía no es noche cerrada.
            Charlamos y jugamos calentitos los tres dentro de los cacos convertibles unidos  y tras especular con las nieblas que han aparecido por el norte, a las diez menos cuarto toca silencio el sargento de semana.
            La noche es larga, ventosa más que fría y la mañana tarda en llegar al fondo de Aguastuertas. Nos levantamos a las ocho menos veinte al 2 de Septiembre en una mañana propia de la fecha y del lugar: fría y ventosa.

El Taillón desde la Arista Sudeste de Gabieto. 31-7-10.

            Desayunamos dentro de la tienda  y mientras Rosa abriga a la cría en condiciones yo ultimo las mochilas con especial atención al tema del agua ya que pasado el rellano ya no dispondremos hasta debajo de la Brecha de Rolando.
            Los franceses han recogido en un visto y no visto y se van cuando nosotros enfilamos al norte a las nueve menos cuarto.
            El sol nos alcanza cuando vamos a superar el resalte separación del Rellano de   Aguastuertas con el de Sorres de Salarons. Es cielo está inmaculadamente limpio en esta mañana ventosa.
            Atravesamos el gris ceniciento Llano de Sorres de Salarons tapizado de calizas grises meteorizadas en dirección al espolón herbáceo próximo al Pico Blanco. Al final del llano encontraremos un manantial que ya no vamos a utilizar. Estamos a 2475 metros de altitud y nos espera una pared de 500 metros, suerte que está partida.

Cima de Gabieto Oriental, pano oeste. 

            Pasamos junto a un rebaño de ovejas que están entre medio dormidas y medio despiertas y afrontamos el fuerte desnivel.  Metidos en la pared el viento cesa y entramos en calor.
            Van a ser las diez cuando paramos a almorzar en el mismo lugar que lo hicimos en Julio, estamos a 2725 metros de altitud y vamos bien. Contemplamos los Paredones Sur del Cañón de Ordesa, La Cresta de Diazas, Peña Duáscaro y el Mirador del Rey mientras descansamos y picamos algo.

Gabieto Occidental desde el Oriental 31-7-10.

            Diez minutos después continuamos atravesando el rellano que divide a la pared y nos acercamos al embudo que es la llave de acceso a la pared somital del pico. Aquí se terminan las malas ganas de Biola: empezamos a trepar y ya la tenemos en su salsa. Así la podemos llevar hasta el fin del mundo.
            Seguimos en dirección al collado pero incorporándonos poco a poco a la pared que alterna calizas claras con ocres, siempre fáciles a pesar de la inclinación de la misma. Pero tan pronto como advertimos la presencia del ventarrón cambiamos de idea y de dirección: en lugar de alcanzar el collado y proseguir por la cresta a la cima proseguimos por la pared sur a media ladera y a salvo del viento ya que se puede ir casi por cualquier parte hasta ganar directamente la Cima del Gabieto Oriental de 3131 metros de altitud. Son las once de la mañana.

Para ver la Continuación.