22 sept. 2018

63-18. ANGLAS, GEOUGUE DE ARRE, ARRE SOURINS Y PENE BLANQUE EN CIRCULAR DESDE GOURETTE. 20-9-2018.


La Arista Este de Arre Sourins.

Gourette, Barranco Valentin, Lac y Pic de Anglas, Hourquette de Arre, Geougues de Arre, Cara Sur, Arre Sourins, Arista Oeste, Pene Blanque, Corredor Nordeste, Plaa Segoune y Gourette.
20-09-2018.
Salida 07:15 h. Llegada 14:15 h.
Sol.
Bastante fácil.
Ascensión.
Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Gourette procedente del IGN. francés. Vía en amarillo.

            Nos subimos hasta Gourette para dormir en la furgo y reponernos de palo de la jornada. Damos una vuelta por la base de la estación, cenamos y nos empiltramos muy pronto con una noche recién estrellada.
            Son las seis y media de la mañana cuando empezamos el 20 de Septiembre de 2018. Desayunados, a las siete y cuarto tomamos el Camino del Barranco de Valentin a 1346 metros de altitud. La mañana está a dos luces.

Les Becottes nos señalan el camino en el Valentin.

            Cruzaremos de orilla enseguida y poco después, en medio del hayedo, volveremos a pasar para proseguir ya por la orilla izquierda en busca de la Cabaña de Coste de Goua  situada sobre los 1700 metros de altitud. Allí el camino se abre y nos vamos hacia arriba, en dirección casi sur hacia el Lac de Anglas. Se trata de un camino muy transitado por los senderistas que hacen el Circuito de los Lacs y que pacientemente se va para arriba tras enseñarnos en el hondo el Cierre del Circo de Valentin con su cascada bajo el Lac de Uzious.

El Valentin remontando hacia el Lac de Anglas.

            No son las nueve de la mañana cuando alcanzamos la Cubeta Lacustre en la que se asienta el Lac de Anglas situado a 2060 metros de altitud. El lac está medio dormido todavía y lo rodeamos por su orilla este con algunas dudas debido a la coincidencia de caminos con el Lac de Ozious.

Lac de Anglas.

            En la zona oriental de la cubeta hubo en tiempos actividad minera y quedan todavía restos metálicos de algún teleférico esparcidos por toda la ladera y con los que el óxido todavía no ha podido.

Camino hacia la Hourquette de Arre.

            El camino balizado a todos los colores zetea en la pared este, mientras nos enseña el lac, para dar luego una larga diagonal al oeste y proseguir para arriba, de manera más pausada mientras nos va enseñando el engañoso Pic de Anglas al que queremos subir para contemplar el Lac de Ozious ya que nos pasamos de largo el desvío al mismo.

La Oeste del Pic de Anglas. 

            El camino sestea en la parte alta vestida de praderío, de aquí para allá,  sobre los 2400 metros de altitud, hasta que tenemos a nuestra izquierda o este el Anglas, a la derecha el Arre Sourins y al frente la espléndida Mole de Geouges de Arre.

El Lac desde el Pic de Anglas y al fondo la Latte de Bazen.

            Dejamos las mochilas y nos vamos de paseo al Pic de Anglas remontando brevemente hasta su arista oeste que se arrellana enseguida y nos conduce brevemente hasta la Cima del Pic de Anglas situada a 2473 metros de altitud cuando todavía no son las diez de la mañana.

Lac de Ozious desde Anglas. 

            La cima no es vistosa por chaparruda. Llama mucho más la atención un pitón al que se llega tras un breve descenso por la arista hasta el collado y de allí un corredor acostado permite alcanzar la cúspide del pitón ligeramente más baja.
            Hacemos algunas fotos y nos volvemos con las manos en los bolsillos a por nuestras mochilas dando tiempo a que sequen nuestras espaldas.

Geougues de Arre desde el norte. 

            Seguimos unos metros con las balizas de la GR. que conducen a la Hourquette  de Arre, pero sabiendo que subir al Arre Sourins por su arista sur presenta un promontorio intermedio con descenso complicado, dejamos de nuevo las mochilas y nos alargamos a la Hourquette de Arre para tomar allí la Arista Norte del Geougues de Arre.

Hourquette y Geougue de Arre. 

            Del amable collado arranca una rampa terrosa y descompuesta que nos eleva hasta la base de los gendarmes que accidentan la arista y que se faldean cómodamente por sus vertientes oeste, el camino tiene hitos y además lo conocemos.

En el Muro de la Norte de Geougue de Arre.

            Tras el faldeo suavemente ascendente alcanzamos un tramo de pared bastante erguida pero muy escalonada que permite progresar un poco al gusto a pesar de estar algo descompuesta. Nosotros buscamos los materiales más firmes próximos a la arista con los que llegamos fácilmente  a la Arista oeste del pico.

Arista Cimera de Geougue de Arre.

            Allí nos orientamos al este tras faldear un primer gendarme por el sur y proseguimos con el ascenso a la espectacular cima, bien a toda cresta o con faldeos transitados por la vertiente sur. Las imágenes de la cima son espectaculares  pero el tránsito resulta agradable.

Foto de Cima en Geougue de Arre.

            Son las once menos cuarto cuando alcanzamos la Cima de Geougues de Arre situada a 2619 metros de altitud has sido 150 metros desde collado.

Sanctus y Gabizos desde Geougue de Arre.

            En la cima hacemos algunas fotos, contemplamos la parte central de nuestra actividad incluida la rechoncha imagen, desde aquí,  del Pic de Anglas y tras deleitarnos con el Arcizette de ayer, el Amoulat y el Ger nos vamos de vuelta  en busca de las mochilas relajadamente: parece que es el día sin mochilas.

Viboreras cerca de la Hourquette de Arre. 

            En menos de media hora desandamos aristas, pasamos por la Hourquette  de Arre y junto a las mochilas echamos un bocado al agradable sol de la mañana.
            Media hora después y coincidiendo con un grupo de cuatro que acaba de subir del Lac de Anglas, iniciamos el ascenso de la pala este. Se trata  de un pedregal metamórfico que ocupa prácticamente toda la ladera nacida de la arista sur y que, bastante bien asentado, nos permite una progresión cómoda en la travesía suavemente ascendente que realizamos en busca de un corredor casi cimero.

Arre Sourins desde Anglas. 

            Alcanzado el corredor, la ladera se inclina paulatinamente pero enseguida aparece un caminillo que, por la parte derecha del mismo va a zetear facilitándonos la subida.
            Alcanzada la arista que se convierte en amplia ladera, nos permite subir por cualquier parte hasta alcanzar la Antecima Este de Arre Sourins que el camino faldea por el sur.

Pene Medaa desde Arre Sourins.

            A partir de aquí un tramo de loma amplia y suavemente ascendente nos acercará a la Cima de Arre Sourins situada a  2614 metros de altitud. Son casi las doce y cuarto.
            Hacemos alguna foto, contemplamos una espectacular imagen de Pene Medaa y continuamos arista adelante en dirección oeste de llano o en suave descenso.

En la Cima de Arre Sourins.

            La arista está cosida de tuberías de gas que utiliza la estación de esquí para provocar avalanchas y purgar la nieve de las paredes. También aparece la cuerda que utilizamos en su día para bajar directamente hasta las inmediaciones del Lac de Cindas Blanques pero hoy no la vamos a utilizar ya que nos alargaremos hasta Pene Blanque  recorriendo la arista en suave descenso.

De Arre Sourins a Pene Blanque.

            Tan apenas hay que apoyas alguna vez las manos y nos sirve para deleitarnos con Ger, Amoulat y Arcizette Grand además de evidenciar la razón del nombre de la cima: un collado amable y amplio da acceso a un pequeño casquete somital alargado y conformado por calizas muy claras situado 2550 metros de altitud, es la Pene Blanque.

El Corredor Nordeste de Pene Blanque.

            No es todavía la una menos cuarto cuando iniciamos la vuelta hasta el collado situado inmediatamente al este en el que arranca al nordeste  un empinado corredor que quizás sea el único punto débil de las paredes que defienden la cresta  y que nos va a permitir bajar a Plaa Segoune pues un serpenteante camino lo recorre vertiginosamente en busca de las pistas del rellano.

Pene Blanque y su corredor Nordeste desde Plaa Segoune.

            Luego y a través de un medio bastante degradado y artificial nos vamos para abajo en dirección norte con el casi único objetivo de perder metros a todo trapo hasta que dejamos las pistas y nos introducimos en un camino que se va para abajo por el Barranco Bezou, hasta  un rellano inferior en el que retornamos a las pistas para bajar sin pérdida de tiempo hasta la base de la estación a la que llegamos a las dos y cuarto.

Corredor de Bezou a Gourette.

             Nos hemos bajado 1200 metros en hora y media y llegamos con calor y con ganas de quitarnos  ropa y refrescarnos un poco cosa que hacemos en el Valentin. Luego, con la furgo a la sombra, comemos una buena ración de verde y descansamos un pelín pues la jornada, a la tonta nos ha metido 1520 metros de desnivel acumulado.             
               Después carretera y vuelta a casa.

    

21 sept. 2018

62-18. ARCIZETTE GRAND DESDE LES EAUX BONNES. 19-9-2018.


La Norte de Arcizette Grand desde el Faldeo de Aucupat.

Eaux Bonnes, GR a Gourette, Vallon de Ger, Lapiaz de Caperan, Col de Arnoux, Faldeo Sur Aucupat, Cara Norte y Arista Oeste de Grand Arcizette. Descenso al Platreau de Anouilhas y Vallon de Balour.
19-09-2018.
Salida 07 h. Llegada 17 h.
Sol.
Bastante fácil.
Ascensión.
Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Arcizette Grand procedente del IGN. francés. Vía en amarillo.

            Desde el día que estuvimos en el Arcizette Central teníamos claro que volveríamos a por el Grand.
            Sabemos que el paso más difícil  de la ascensión a este “desconocido” pico será “estomagar”, asumir,  los 1800 metros de desnivel que requiere pues no suele ser un desnivel que se acometa con mucha frecuencia. Pero como llevamos un verano de pocas actividades pero la mayoría caras pues…
            Yo había ideado la ascensión a partir de Gourette a 1346 metros de altitud, mejor en principio que desde los 709 de les Eaux Bonnes, pero el hecho de que hay que perder casi 300 metros desde el Col de Amoulat nos invita a cambiar y son casi las siete de la mañana del 19 de Septiembre de 2018 cuando nos ponemos en camino. Hemos pasado la noche en la furgo y en la parte alta del pueblo, sobre los 750 metros y es noche cerrada con un cielo plagado de estrellas. Cuando ayer nos acotamos con llovía pertinazmente.

Punto en el que abandonamos el GR. a Gourette.

            Enseguida llegamos al Pont de Source en el que un nutrido grupo de carteles nos invitan a tomar el GR que  conduce a Gourette. Sigue siendo de noche pero podemos avanzar por la pista. Medio kilómetro más arriba en una revuelta de la pista  vemos un poste sin cartel, una cruzada de rojo y blanco  y proseguimos.

Camino poco transitado para entrar al Vallon de Ger.

            Caminaremos hora y cuarto pista arriba y aunque inicialmente el ritmo ha sido lento ya estamos convencidos de que no estamos en el Camino a la Coume de Balour, la pista se ha convertido en camino balizado de todos los colores y dentro del hayedo un cartel nos aclara que estamos efectivamente caminado hacia Gourette pero unas marcas azules  abandonan la dirección este del camino para marchar al sur y las seguimos. Estamos sobre los 1400 metros de altitud.

Larga rampa de verdura al oeste de los Torreones de Quintetes. 

            Un poco más por el hayedo ya en horizontal nos lleva a un barranquillo seco que baja desde el sudeste y tras cruzarlo nos introducimos en ascenso, de nuevo en el hayedo para avanzar por un camino poco transitado que va a rodear la parte norte de las Agujas de los Quintetes para introducirnos en el Vallon de Ger claramente al sur.
            La travesía por el bosque se puede seguir sin problemas gracias a algunos hitos y balizas azules hasta que alcanzamos la base de las Paredes de Quintetes, saliendo del hayedo a una rampa herbosa amplia, inclinada y consistente que se va a marchar para arriba en busca de un rellano que no va a aparecer.

La rampa se alarga más de lo que esperábamos. 

            La rampa sube como si no hubiera mañana y aparece un barranquillo calizo con agua que baja del sur  y que cruzamos para proseguir ascenso entrando al Lapiaz du Caperan ya que hay un torreón en las inmediaciones que domina el circo.
            Las marcas azules nos guían hasta un rellano en el que hay una original cabaña de piedras con cuerdas a modo de red para colocar una lona de cubierta en la que hay simas próximas.

Aguja de Aucupat en el Lapiaz de Caperan.

            Al sur tenemos la Mole Caliza del Aucupat, al este un circo cerrado hacia el que van las balizas azules, que será el del Collado de Aucupat y al oeste unos collados bajos al este del Pambassibe y hacia allí nos vamos.

En el Col de Arnoux con Pambassibe.

            Ganamos altura hasta la cabecera del lapiaz y alcanzamos finalmente  el Col de Arnoux situado a 2250 metros de altitud. Son las diez y una pareja baja de Pambassibe y se echa directamente al sur. Nosotros giramos un poco al este y avistamos la Norte de  los Pics de Arcizette. Ahora ya sabemos a dónde vamos.

Primera imagen del Arcizette Gran.

            Entre nuestra ubicación y los picos hay un profundo valle que arrancando del Collado Este de Arcizette Gran  se va al oeste pero estará 250 metros más abajo y como que nos parece mucha pérdida bajar hasta el fondo del valle decidimos iniciar un faldeo de la Sur de Aucupat por debajo de las paredes cimeras aprovechando trochas de animales. Si ellos pasan…

Faldeando Aucupat trateremos de no bajar al fondo del valle.

            Se trata de una faja mixta a la que le aparecen paredes por debajo y nos obliga a recorrerla en ascenso hasta que las paredes se juntan en un tramo complicado del que saldremos con un paso de IIº y mucha suerte. La continuación es una larga diagonal por inclinado praderío  hacia el este hasta situarnos en un punto bajo del barranco seco al norte de la Cima del Arcizete Grand al que pretendemos subir.

Pedriza Inferior en la Norte del Grand Arcizette.

            Estamos sobre los 2000 metros y nos sentamos a echar un bocado son las once.
            Un cuarto de hora después tomamos un caminillo establecido en la pedriza inferior de la cara norte que la asciende en busca de un resalte rocoso aparentemente abordable.

Diagonal en la Pedriza Inferior del Grand Arcizette.

            Las balizas azules nos confirman la elección que hacemos sobre el resalte y poco después alcanzamos un leve rellano intermedio en el que avanzamos  por tramos pequeños de praderío hasta que entramos en la pedriza central, sin camino pero con materiales de mayor tamaño que se sube bastante bien  hasta alcanzar la base de las paredes superiores en las que hay un corredor.

Remontamos por fuera del corredor en busca del Collado Oeste de Grand Arcizette.

            No progresaremos por el corredor sino por su orilla este suficientemente escalonado en el que alterna el praderío con afloraciones calizas que enseguida se acuesta un poco para conducirnos al Collado Oeste del  Grand Arcizette situado a 2250 metros de altitud cuando son las doce.

Arcizette Central desde el Collado Oeste del Grand Arcizette.

            Allí giramos al este y proseguimos con el ascenso de la amplia pedrera superior un poco por cualquier parte, se trata de un paseo no demasiado agradable ya que llevamos tralla en las piernas.
           Alcanzamos una antecima pedregosa que ascendemos un poco por el norte y que tras coronarla nos enseña las paredes somitales del pico a las que llegamos enseguida.

Torreón Cimero del Arcizette Grand. 

            En la base de las paredes desaparecen las balizas pero no son necesarias pues ligeramente en la pared sur hay un corredor que se marcha muy arriba.
            Sacamos la cuerda que llevamos por si acá y nos vamos para arriba. El corredor tiene algo de basura pero además de estar medianamente tumbado hay materiales firmes sobrados para treparlo sin ningún problema.

Entrando al Corredor Cimero del Grand Arcizette.

            Ascendemos una veintena de metros y cuando se estrecha y se pone tieso lo abandonamos con una corta travesía a nuestra izquierda para alcanzar la arista que suficientemente escalonada se supera sin problemas. Son una docena de metros que terminan acostándose y depositándonos en la Cima  del Grand Arcizette situada a 2515 metros de altitud cuando son las doce y media.

Llegando a la Cima del Arcizette Grand.

            En la cima disfrutamos de Ger, Amoulat, Blanque, Arre Sourins y Geouges de Arre en el ámbito de Gourette, Aucupat y Pambassibe con Cezy, Midí de Ossau cabalgando sobre Artouste, los otros dos hermanos Arcizettes y muy difusos Balaitus Pallas, Arrieles… y nos espera una larga vuelta pues trataremos de alcanzar el Rellano Pastoril de Anouilhas para bajar por donde no hemos subido.

El Amoulat preside desde Grand Arcizette.

            La arista y el corredor no suponen ningún problema por lo que echamos a dormir la cuerda en el fondo de la mochila y nos vamos para abajo abreviando.

Blanque, Arre Sourins y Geouge de Arre, el tajo de mañana.

            Enseguida alcanzamos el collado y tras descender un corto tramo junto al corredor, nos introducimos en el mismo y bajamos patinando por la pedriza  tanto cuanto podemos pero siempre hacia el oeste, de tal forma que  ni siquiera tocaremos la pedriza inferior  y seguiremos los pasos de un cazador que bajaba con carga para alcanzar el Plateau de Cordonas localizando la cabecera de un desfiladero en el que surge agua y donde nos sentamos a comer y a beber con ganas.

En el tramo de la Arista Cimera del Grand Arcizette.

            Son las dos menos cuarto y descansaremos casi media hora para continuar descendiendo hacia el Rellano Pastoril de Anouilhas situado a 1814 metros de altitud y en el que hay un par de cabañas.

Col de Arnoux y faldeo complicado en la Sur de Aucupat.

            Si desde el Platau Cordonas hubiéramos remontado un poco rodeando Pambassibe hubiéramos hecho un buen negocio. Ahora habrá que remontar casi 100 metros para alcanzar la Cabecera del Lapiaz de Pouey cosa que hacemos a la corta perdiendo las balizas azules. Si hubiéramos proseguida más al oeste hubiéramos alcanzado por camino el Vallón de Balour.

Fuera de las Pedrizas de la Norte de Arcizette hacia el Plateau Cordonas.

            Nosotros también entraremos al valle pero por medio, chupándonos un inclinado resalte en el que haremos camino de aquí para allá mientras contemplamos los caminos que por uno y otro lado se van para abajo.

Remontando del Plateau de Anouilhas en busca del Vallon de Balour.

            Ya en el fondo coincidimos con el camino que bajaba pegado a las Paredes de Pambassibe y poco después recuperamos las balizas a la entrada en e del hayedo a 1600 metros de altitud. Son las tres y media.

Arcizette Central y Petit.

            El descenso del hayedo es largo pero agradablemente sombreado supone un alivio. Poco más abajo alcanzamos un rellano de praderío jugoso en el que hay una cabaña abierta que puede ser utilizada como refugio.
            Estamos a 1250 metros de altitud y el camino se sumerge de nuevo en el hayedo y siempre por la orilla derecha del barranco algo seco se va para abajo hasta cruzar de orilla y poco después depositarnos en la pista  justamente en la revuelta en la que estaba la estaca sin tablilla: media docena de metros de la estaca, cuando la revuelta termina hay un par de hitos de piedras que nosotros nos hemos tragado esta mañana entre dos luces.

Flores de nieve a la entrada del Circo de Balour.

            Medio kilómetro después nos espera el Pont de Sourde y Les Eaux Bonnes cuando son las cinco de la tarde. Han sido diez horas de intenso trabajo en el que hemos acumulado un desnivel de 2050 metros que son una pequeña o gran burrada, cada cual elija y más sin conocer el camino lo que ofrece el añadido de la duda. ¡Hay amores que pueden matar!
           
Para ver más fotos.

10 sept. 2018

61-18. MONTALT Y TURO DEL MIG. 9-9-2018.


Montalt desde el lugar del comienzo de la marcha.

Turó de la Oriola, Can Montalt, Col de la Pedra de la Ferradura, Cara Norte. Montalt, Arista Nordeste y Cara Sudoeste del Turó del Mig y vuelta por la Sur de Montalt.
09-09-2018.
Salida 09 h.Llegada 11:45 h.
Mixto.
Fácil.
Ascensión.
Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Montalt procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Cuando se tiene ganas de ir al monte en territorio desconocido, solamente hay que abrir el Visor de Iberpix e inmediatamente  aparecen opciones para ventilar el piojo. Llevamos unos días en Tiana y hoy nos vamos a conocer un poco más de la Serralada Litoral Catalana.

En Turó de la Oriola buscando Montalt. 

            Iremos a Montalt una cima perteneciente a varios términos municipales de entre los que elegimos a Sant Andreu de Llavaneres una localidad algo separada de la costa que ha crecido hacia la montaña buscando las vistas al Mediterráneo.

De Camino a Can Montalt contemplamos el Turó de la Vila Negra.

            Nos llegamos con el coche hasta las inmediaciones de la Calle Roca de la Nao y al en la parte alta de la carretera aprovechando  un aparcamiento junto a unas instalaciones municipales dejamos el coche sobre los 400 metros de altitud.

Al fin alcanzamos una pista que nos llevará al Col de la Roca Ferradura. 

            Son las nueve de la mañana y no conocemos nada por lo que nuestro primer problema es orientarnos con el sol pues nuestro objetivo se encuentra al norte en medio de una maraña de promontorios y cimas cubiertas por el Bosque Mediterráneo.

Aparecen alcornoques cerca del Col de la Pedra de la Ferradura. 

            Creemos que nos encontramos exactamente en el Turó de la Oriola y que, a falta de carteles indicativos hay una carretera privada que marcha hacia Can Montaut, una propiedad privada y vallada por lo que nos comenta un residente de la zona que no sabe nada más del asunto que nos interesa. Más allá no hay continuación.

En el Col de la Pedra de la Ferradura. 

            Tratamos en vano de encontrar algún camino o pista que se desarrolle hacia los Turons y después de dar algunas vueltas, no somos los únicos, decidimos utilizar la carretera a la masía como posibilidad de preguntar o de encontrar nuestro camino. Hay una línea de alta tensión que nos facilita la orientación pero no vemos fácil  proseguir bajo ella puesto que enseguida atraviesa por encima de la carretera que nos lleva a la masía.

Turó de la Oriola desde Montalt. 

            La masía, vallada y cerrada no nos ofrece nada pero  justamente al este de la valla hay alguna posibilidad de tránsito hasta que nos vuelve a cerrar otra valla tras la que hay una pista no demasiado transitada,  pero pista,  que alcanzamos tras pasar la valla metálica por debajo.

Cima de montalt antes de que llegue el personal.

            Sabía que había algún camino o pista que se acercaban por el sur a nuestros objetivos y aquí tenemos una de ellas que marcha muy llana al nordeste al encuentro con otra más transitada y proveniente de Arenys que nos va a llevar  para arriba y en dirección casi norte hasta que nos deposita en el Col de la Pedra de la Ferradura a 514 metros de altitud.

La gente ha llegado a la Cima de Montalt. 

            Es un collado entre el Turó del Mig al nordeste y Montalt al Sudoeste y allí encontramos un poste indicador que nos dice de la existencia de dos caminos a Montaut y tomaremos el que rodea un poco por la vertiente norte del pico.

El único hito de todo el camino cerca de la Cima del Turó del Mig.

            Un camino que asciende suavemente dando un rodeo nos deposita en la reducida Cima de Montalt situada a 596 metros de altitud y en la que fotografío su vértice geodésico antes de que sea tomada por las “hordas del catalanismo independentista “que suben a tomar la cima en “contienda civil.”

Acercándonos al Turó del Mig. 

            Tratando de ser “montañero tonto” les dejo caer que a las montañas no se debe subir basura, mi chica dirá “mierdas” con todas las letras y nos vamos para abajo. Son las diez y cuarto pasadas.

En la Cima del Turó del Mig. 

            Descendemos directamente por la vertiente nordeste, un transitado camino que baja con bastante consistencia y que hace sudar de lo lindo a los más rezagados del grupo, pero sarna con gusto no pica.

Dejando atrás el Turó del Mig. 

            En el Col de la Pedra de la Ferradura tomamos un difuso camino que se marcha directamente en ascenso por medio del bosque y en dirección nordeste en busca de la cima próxima. A media subida encontraremos el único hito de piedras de la jornada y poco después la amplia y aplanada cima coronada por un par de enormes bloques de granito que constituyen la Cima del Turó del Mig situada a 555 metros de altitud. Es jodido subir a la piedra más alta y hay que bajar medio arrastro pues el granito está algo húmedo.

Volviendo hacia Can Montalt.

            Si desde Montalt no había mucha más vista que la ya distante Zona de Arenys en una mañana con algo de nubosidad o el Turó de la Oriola; desde aquí no hay nada visible más que un Bosque Mediterráneo plano y bastante limpio. Hacemos una foto y nos vamos de vuelta ya que la continuación hasta el Turó de la Vila Negra es más plano todavía e igualmente vestido de vegetación arbórea.

Hacia Arenys y Canet de Mar. 

            Descendemos al collado por idéntico camino y  emprendemos la vuelta parándonos a echar un bocado en unas piedras de la pista. Hemos olvidado el agua en casa pero tampoco va a resultar necesaria. Son las once de la mañana.
            Descendida parte de la pista ascendida  tomamos un camino que paralelo a la misma pero un poco más abajo atraviesa los torrentes recién nacidos y nos aproxima a Can Montalt.

Cerca de Can Montalt y del Turó de la Oriola. 

            Descubriremos que alrededor de las vallas hay caminos de tránsito de senderistas que han tenido las mismas dificultades que nosotros.  Nos han dicho que es corriente por aquí perder los caminos a pesar del GPS.

Flores de Correhuela cerca de Can Montalt.

            Alcanzada la carretera de uso restringido, diez minutos después estamos junto al coche liquidando nuestro desconocido paseo en el que no habremos acumulado más allá de 350 metros de desnivel con idas vueltas y demás rollos iniciales. Se trata de una montaña diferente a la que habitualmente manejamos y hay que saber moverse en ella, pero a todo se aprende.