30 abr. 2019

36-19. PIC DE EIXE EN ESPOT. 30-4-2019.


La Nordeste de Eixe.

Aparcamiento de Superespot, Pistas Roca y Quatre y Arista Este.
30-04-2019.
Salida 08:45 h. Llegada 14 h.
Sol.
Fácil.
Esquí de montaña.
Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Espot procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Hace más de tres semanas que cerró la Estación de Esquí de Espot. No sabemos si lo de Superespot es más que un nombre comercial, queremos salir de dudas y para ello nada mejor que ir a conocerla.
            De Baqueira a Espot no hay gran distancia pero de por medio está el Puerto de la Bonaigua que si la subida por la vertiente oeste no es nada especial hasta los 2070 metros de altitud, la bajada por el este es un puertaco de mucho cuidado; de tal forma que cuando llegamos a la Guingueta de Aneu, recordando nuestro paso en GR11. nos proponemos volver por el sur por no pasar de nuevo el puerto.

Eixe domina el Valle de Espot.

            Desde la carretera de Espot a la estación de esquí y por encima de la masa boscosa destaca un enorme diente blanco que es el Pic Eixe. Luego, llegados a la estación todo se aclara enseguida pues se trata de una estación pequeña y bastante lineal. La urbanización es un auténtico desierto como ya esperábamos.

Desde el Aparcamiento de Espot vemos casi todo lo que hay que ver.

            En el aparcamiento inferior, el más llano, a 1510 metros de altitud aparcamos, nos damos una vuelta por la pista principal de salida para ver desde donde podremos foquear y después de cenar nos empiltramos.
            Una noche un pelín más cálida que la anterior nos precipita al 30 de Abril de 2019: alto a la misma hora, mismas faenas y a las nueve menos cuarto con el sol recién llegado comenzamos el porteo en dirección sus-sudoeste que no abandonaremos prácticamente en toda la ascensión.

Foqueando al sol de la mañana.

            Hay un solo telesilla que llevaremos un poco a nuestra izquierda ya que caminamos el rellano de praderío inicial y seguidamente la pala en su tramo más erguido que luego se acostará un poco.
            Hay una pista de servicio que se va un poco de vuelta al este de la principal y que está completamente limpia de nieve y otra al oeste que a pesar de discurrir entre pinos tiene más cortes que nieve posiblemente sin cañones. Ambas convergen con la principal tras el tramo erguido.

En el Rellano Intermedio visualizamos la parte alta de la estación.

            Tras pasar algunos neverillos sueltos y con la pista acostada, tras veinte minutos de porteo ponemos raquetas y esquís y proseguimos. La nieve está durilla y en lugares mejor soleados quiere empezar a revenir.

La Quatre es una pista absolutamente uniforme.

            Foqueamos el tramo superior, la pala se convierte en rellano y aparecen algunos cortes pequeños que pasamos con cuidado pues son bastante herbosos. Nos depositan en el Rellano de Servicios de los que parten y llegan el resto de pistas.
            Hay cuatro rojas que remontan el resalte vestido de pinar por el centro, de ellas tomaremos la Quatre que remonta con un rodeo un poco al este.

La Quatre se hace larga pero es que tiene un desnivel de 400 metros.

            Más al este hay un grupo de pistas azules que se van a dar una buena vuelta por una depresión que culmina en La Basa, un laguna con aspecto de artificial utilizada para abastecimiento de los cañones y situada a 2125 metros de altitud. Pensábamos subir por alguna de ellas pero aparecen con poca nieve y algo cortadas a pesar de tener cañones.

Elegante imagen del Pic de Eixe. 

            Al oeste hay una pista que baja desde arriba  pero también vemos algún tramo pobre de nieve. Todas arrancan o terminan por aquí.

Tramos nevados con otros limpios se alternan en la Este de Eixe. 

            Estamos a 1925 metros de altitud y tomamos nuestra pista, amplia, bien nevada y uniforme como si la hubieran hecho con motoniveladora. Entre pinos no tiene ni la más mínima protuberancia en sus primeros casi 300 metros de desnivel hasta que confluye con las otra rojas en una ladera continua que prosigue para arriba. Esto solamente es posible en terrenos metamórficos en los que las palas lo tienen fácil.
La Zona Intermedia de la Este de Eixe se pone tiesa. 

            Terminado el remonte inicial continuamos guiados por otro telesilla que se va a elevar hasta la parte alta de la estación  sobre los 2300 metros de altitud y no a 2500 como indica la publicidad de la misma.

Subiendo sin crampones la Este de Eixe. 

            Son las once menos cuarto y desde aquí arranca la Arista Este de Eixe mitad nevada mitad limpia y nos decimos hacer el pico.
            Para ello remontamos el dorso inicial sorteando las calvas de nieve y nos llegamos hasta los primeros lazos de la pista que en su día se practicó sobre la cara nordeste del pico para hacer defensas contra aludes.

Llegando al Hombro de la Este de Eixe. 

            La pista está completamente rellana de nieve y no puede seguirse en una pala que enseguida se pone muy tiesa por lo que dejamos los esquís y continuamos para arriba entre tramos de nieve  y zonas mixtas  mezcla de  herbosas y terrosas escalonadas.

Foto de Cima en Eixe.

            Poco más arriba aparece un resalte rocoso que Juan sube directamente  y nosotros faldeamos por la nieve en un tramo realmente erguido. Por encima del mismo volvemos a las inmediaciones de la arista y proseguimos hasta alcanzar un hombro en el que la arista se arrellana.

Bony des Picardes tiene un aspecto divino pero no por aquí.

            Luego unos metros terrosos, pues ha sesteado por allí el ganado, nos depositan en la Cima del Pic Eixe situada a 2651 metros. Son las doce menos cuarto y nos ha costado una hora la subida como había calculado.

La Pista Pala de Eixe tiene ya poca nieve a pesar de la orientación.

            La mañana está espléndida y en la cima nos sentamos a echar un bocado mientras contemplamos  la zona este de pistas azules que se alargan por un vallecillo entre nuestro pico y el Bony des Picardes y la posible subida a este pico por su alargada arista nordeste. También los Estanis Negre y Trullo de Peguera y los Pics Peguera y Monestero ya en el Parque Nacional de San Mauricio.

Al final del paretazo nos esperan los esquís. 

            Al norte y algo distantes según indicaba la mesa de direcciones de la estación: Mont Valier, Montroig, Ventolau, Broate y el Grupo de Estats entre nevados brumosos y distantes.

La Pala de Eixe tiene una nieve inimaginable. 

            Media hora después volvemos sobre nuestros pasos y en media hora nos llegamos a los esquís.

Este cordón de nieve que hemos foqueado lo esquiamos a pesar de los cortes.

            La nieve está deliciosa y desde el primer giro es un disfrute continuo tanto fuera de pistas como cuando entramos a las mismas. En la zona de servicios pasamos los cortes con cuidado y proseguimos hasta el primer nevero que hemos foqueado a la subida. A partir de allí todavía enlazaremos un par de neveros  estrechos e incluso pasando un corte largo me bajare medio girando y medio derrapando hasta el llano y alternando con hierba hasta el nevero residual más bajo a cinco minutos de la furgo. Ni siquiera cuelgo los esquís en la mochila.

Y el más bajo entre giros y derrapadas también.

            Son las dos de la tarde cuando finiquitamos la jornada tras chuparnos un desnivel cómodo de 1150 metros. Hemos ido de menos a más  con una meteorología que ni escogida. Podría haber estado todavía mejor pero eso no es fácil.

Colchicum triphyllum o campanillas de primavera en Espot.

            ¡Tres de tres! ¿Podemos pedir más?
            Después de comer vendrán tres horas y media de vuelta pero eso es otra historia que ya teníamos descontada.
             

29 abr. 2019

35-19. TUC DE LA CIGALERA DESDE TANAU. 29-4-2019.


Excelente nieve hacia Tuc de la Cigalera. 

Aparcamiento de Tanau, Cota 1800, Vista Ruda, Base y Coll de Argulls, Arista Este de Lanca, Tuc de la Cigalera, Coll de Argulls y vuelta por mismo camino.
29-04-2019.
Salida 09 h. Llegada 15 h.
Sol.
Fácil.
Esquís de Montaña.
Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de la Cigalera procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Al Tuc de la Cigalera se sube desde el Puerto de la Bonaigua y no desde Tanau pero… nosotros queremos conocer aprovechando que la Estación de Baqueira Beret está cerrada y le queda mucha nieve.
            Para ello nos bajamos desde el Pla de Beret a Tanau, un caserío a 1670 metros de altitud y del que parte la Silla Esquiros. Junto al aparcamiento que está ¿cerrado? cenaremos y pasaremos la noche.

Calzamos esquís en Tanau.

            La noche larga y algo fresquilla nos deposita al 29 de Abril de 2019 a una hora prudencial, las ocho menos cuarto. No tenemos prisa.
            Una hora después, pensamos que hubiera sido mejor dos, cruzamos el aparcamiento y en la Pista Tortuga nos calzamos los esquís. La nieve está durísima pues ha habido un rehielo del quince y no descartamos tener que poner cuchillas a poco que se empinen las palas por las que vamos a transitar, aunque en principio creemos que no será necesario.

La mañana bien, la nieve dura en Tanau.

            La pista da un pequeño rodeo para rebajar la pendiente de la ladera a la que comienza a llegar el sol  muy oblicuo y en dirección este se eleva hasta alcanzar una zona de servicios situada sobre los 1800 metros de altitud. El personal de la estación pulula por allí.

Foqueamos sobre pistas que suben a Cap de Baqueira siempre en diagonal al sudeste.

            De la zona arrancan y llegan una serie de remontes pues actúa a modo de repartidor y de entre ellos, como están nominados, enseguida localizamos el Telesilla Baqueira  que se eleva hacia el este en busca del Cap de Baqueira.

Iniciando el descenso que nos cambiará de valle hacia la Zona de Argulls.

             Nosotros pasamos bajo el remonte junto a las cintas de la escuela de esquí y continuamos nuestro ascenso al sur del mismo orientados por las pilonas de alta tensión que marchan hacia el Puerto de la Bonaigua.
            Ascendemos por una enorme y bastante uniforme pala de nieve amplísima y recorrida por una serie de pistas también amplias y paralelas que vamos atravesando con tendencia a alcanzar el límite sur de las mismas.

Larga rampa hacia el Coll de Arcoils o Argulls.

            Sabemos que la Pista Vista Ruda nos permitirá cambiar de valle cómodamente en un recorrido que suponemos bastante horizontal por las cotas en las que está situada. No está señalizada pero es inconfundible: arranca al sur de las pilonas y es una pista de servicio de la estación que enlaza con el Valle de Argulls o Arcoils.

Posible acceso al Cap de Baqueira desde la Coma de Argulls.

            La tomaremos sobre los 2100 metros de altitud y suavemente remontaremos alrededor de 100 metros largos  para arrellanarse luego e iniciar un doble descenso muy suave pero que nos hará perder por encima de los 50 metros  hasta que alcancemos la base de la Telesilla Argulls sobre los 2200 metros de altitud. Son las diez y media.

Llegando al Coll de Argulls, en medio nuestra  vía de acceso. 

            Siempre y en general al este-sudeste hemos atravesado una buena parte de la estación y ahora ascenderemos la Cometa de Argulls: un amable, amplio y alargado valle que foqueamos  muy suavemente por cualquier parte tras descartar otro valle paralelo por el que asciende el Telesilla de la Mina.

La Cometa de Naut de Arcoils y  Tuc de la Cigalera. 

            Remontamos alrededor de 150 metros y alcanzamos el amplio Coll de Argulls o Arcoils pues por aquí funciona el Aranés, situado sobre los 2340 metros de altitud.
            Desde aquí avistamos el circo terminal que es la Cometa de Naut des Arcoils al  que ponen límite la Tuc de Lanca o Llanca, el Cap de Montanyo y la Tuc de la Cigalera que rodean una amable depresión en la que tienen que estar los Estanyets de Arcoils y el Estany del mismo nombre pero todos inmaculadamente cubiertos de nieve.

En el Borde Externo del Estany des Arcoils con Lanca. 

            Sin bajar al fondo de la cometa proseguimos  también al este guiados por el telearrastre que sirve al circo y en cuya cabecera, un grupo de operarios está haciendo tareas de mantenimiento.
            Alcanzamos la cubeta en la que se asienta el Estany  de Arcoils a 2400 metros de altitud  y la dejamos al norte alargándonos  más allá del remonte en la base de la pared  que desciende de la Arista Este de la Lanca.

El Coll de Argulls se queda allá abajo.

            Se trata de una arista metamórfica completamente desprovista de nieve de la que descienden una serie de corredores nevados bastante erguidos. Dejamos los esquís un poco por encima de los 2500 metros y remontamos uno de los corredores que llega a la arista. Serán 50 metros largos y bastante erguidos  los que nos depositan  en una arista bastante afilada, completamente rocosa y no demasiado apropiada para las botas de plástico.

Encaramados en la Arista Este de Lanca. 

            Este no es nuestro rollo para hoy. Nos asomamos al Valle de Baciver situado al norte y que también tiene mucha nieve y aprovechando que en la vertiente sur hace algo de abrigo nos sentamos a echar un bocado pues son las doce.

Tuc de la Lanca no está para botas de plástico.

            Media hora después nos vamos para abajo por donde hemos subido con el propósito de acercarnos hasta el Tuc de la Cigalera: tiene una pinta tan llamativa que vamos a renunciar  una buena esquiada hasta el Coll de Argulls para acercarnos hasta allí.

Descendiendo el corredor para marchar hacia  Tuc de la Cigalera.

            Recuperados los esquís quitamos pieles y tras perder unos metros con unos giros sobre una nieve divina, en lugar de bajar hasta el fondo de la depresión  nos marcamos una diagonal suavemente descendente por la Ladera Oeste del Montañon de Arreu para alcanzar el Coll de “Montanhon”.

Cómodo faldeo hacia Tuc de la Cigalera. 

            Es un collado de paso hacia el Estany Pudo al norte de la Bonaigua pero no veremos el estany ni desde aquí ni desde la Cima de Tuc de la Cigalera de la que nos separa una amable rampa inmaculadamente vestida de nieve.

Foto de Cima en la Cigalera. 

            Es la una del mediodía cuando desde la cima situada a  2496 metros de altitud contemplamos la cometa desde el lugar opuesto al que hemos accedido y tras algunas fotografías  iniciamos la vuelta.

El Coll de Argulls en el extremo opuesto de la Cometa  de Naut de Argulls.

            Para cruzar el circo, tampoco bajaremos al fondo del mismo con pequeño remonte obligado con puesta de pieles, sino que aprovechando la mayor altitud del Coll de Montanhon, casi 100 metros más alto que el de Argulls, trazaremos un faldeo que nos permita deslizar y alcanzar el Coll de Argulls de la manera más relajada posible.

Faldeo alto de la Cometa de Naut de Argulls.

            Un cuarto de hora después hemos faldeado el circo sin remar y alcanzado el Coll de Argulls nos vamos para abajo para esquiar la deliciosa nieve que engalana el valle.
            Alrededor de las dos menos cuarto alcanzamos el arranque del Telesilla Argulls y en la terraza, cómodamente sentados y al calorcillo del mediodía nos sentamos a comer como unos señores, solamente nos falta el mantel.

En la Coma de Argulls.

            Media hora después ponemos pieles e iniciamos el último remonte del día  que nos ha de devolver a la Zona del Cap de Baqueira por idéntico camino que hemos traído esta mañana.

Baqueira desde Vista Ruda.

            La nieve que estaba tan dura al subir, a pesar de que alguna nubosidad ha tapado al sol intermitentemente, además de que los trabajadores se mueven con máquinas de aquí para allá y llevan los peines traseros puestos, está a pedir de boca incluso de la cota 1800 para abajo.

Las Sures de Blanhiblar y Miei por encima de Pla de Beret sin nieve.

            Son las tres de la tarde cuando llegamos a la furgo. La esquiada de hoy sí ha merecido la pena pues entre unas cosas y otras hemos movido un desnivel de 1050 metros y el día… pues dos de dos.

Narcisos en Tanau.

            Nos queda una enorme tarde para secar, tomar unas cervezas y subirnos a la Bonaigua de camino a Espot.
           

28 abr. 2019

34-19. TUC DETH MIEI, COSTARJAS Y CAP DE BLANHIBLAR. 28-4-2019.


Cerca de Cortarjas.

Pla de Beret, Barranco deth Miei, Tuc deth Miei, Aristas Oeste y Norte, Tuc de Costarjas, Arista Norte, Cap de Blanhiblar y Pla de Beret.
28-04-2019.
Salida 10:30 h. Llegada 14:45 h.
Sol.
Muy fácil.
Esquí de Montaña.
Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Costarjas procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Estuvimos en Baqueira Beret ya hace unos años y nos dijimos de volver para conocer pues es una zona amplísima y con posibilidades para los traveseros. El día 22 echó el cerrojo la estación por esta temporada y hoy 28 de Abril de 2019 nos vamos para tratar de aprovechar unos días tras las ultimísimas nevadas.

En Pla de Beret ni siquiera llegamos al aparcamiento. 

            El viajecito de Sabi a Baquiera es largo, lo sabemos y sin madrugar demasiado, en tres horas, nos llegamos al Pla de Beret pues vamos a recorrer la más occidental de las secciones de la estación de esquí.

Hay poca nieve en la parte baja pero queda la pisada de las pistas en Pla de Beret. 

            La mañana está espléndidamente soleada y con un rehielo aceptable cuando, sin siquiera entrar en al aparcamiento, aparcamos junto a la carretera  y comenzamos el foqueo desde la furgo utilizando la nieve pisada de la Pista Blanhiblar que atraviesa la carretera por el característico puente sobre la misma a 1840 metros de altitud.

Entrando al Barranco Deth Miei. 

            Son las diez y media. No hemos tenido prisa ya que las temperaturas nocturnas han bajado bastante, suponemos que habrá un buen  rehielo y hay que dejar que el sol haga su faena.
            Se trata de un circo le lomas amables articulado por el Barranco Esmeligas y ocupado en su mitad occidental por pistas de esquí. Nosotros queremos hacer una circular y recorrerlo en toda su amplitud para lo que iniciaremos el remonte en dirección norte con el propósito de subir la Arista Sur de Tuc deth Miei, una loma de aspecto amable pero que ha perdido la nieve prácticamente en su totalidad y que nos va a obligar a alguna ligera variación sobre el proyecto inicial.

Tras un breve porteo alcanzamos nieve continua en el Barranco deth Miei.

            Si no hay nieve en la loma la habrá en el Barranco deth Miei al sudoeste de la misma y subsidiario del Esmeligas, por lo que enseguida abandonamos la pista y nos dirigimos entre neverillos residuales en busca del mismo: su ladera izquierda está limpia pero la derecha presenta nieve cortada. La parte baja del barranco no tiene nieve.

Poco más arriba entramos al Barranco deth Miei.

            Alargamos nuestro foqueo hasta los cortes, cargamos los esquís en las mochilas y porteamos escasos diez minutos hasta que la ladera parece tener nieve continua aunque el barranco sigue abierto.
            Tras un corto flanqueo alcanzamos el fondo del barranco y foqueamos por el mimo durante unos pocos cientos de metros, el barranco se amplía y lo abandonamos para introducirnos en unas rampas suavemente nevadas en la Cara oeste de nuestro primer objetivo.

Llegando a la Tuc deth Miei.

            Por delante de nosotros se recorta el circo  sin que tengamos referencias de prominencias y foqueamos cómodamente en dirección norte para ganar altura y perspectiva. Cuando queremos darnos cuenta aparece Cortarjas y algo a nuestra derecha, casi al sur, la Loma Cimera del Tuc deth Miei.

Preciosas pulsatillas alpinas en Tuc deth Miei.

            La suave loma cimera está venteada y con poca nieve por lo que, damos un giro de casi 180º y perdiendo unos metros nos vamos hacia la cima utilizando un nevero suavemente inclinado y bien nevado que nos permite  alcanzar la amplia  y plana cima situada a 2258 metros de altitud. Van a ser las doce.

La Cabecera del Circo de Blanhiblar está pelada de nieve por el viento.

            En la cima encontramos a una pareja de chicas que se marcharán hacia el Barranco Barlongueta  al este del cordal mientras que nosotros continuaremos nuestro recorrido hacia el oeste tras hacer alguna foto y contemplar la Montaña de Dossau- Bavivers- Cap de Baqueira, donde se desarrolla un amplísimo sector de la estación.

Allá atrás queda Tuc deth Miei.

            Hemos de retornar hacia donde hemos venido pero lo hacemos por la cabecera que orientada al norte nos ofrece cordones de nieve que solventan las peladuras de la loma.
            Tras un descenso imperceptible  continuamos loma adelante orientados por un par de casquetes muy bien nevados. El más distante es la Tuc de Costarjas pues hasta allí  llega un telearrastre que nos saca de dudas. Consecuentemente, podemos avanzar sin dudas por una cabecera de sierra muy amable, muy bien nevada y que únicamente presenta algunas peladuras de viento en el cambio de vertiente.

Hay algún corte herboso en la cabecera de la sierra.

            En muy suave ascenso nos llegamos a la  Antecima Este que tiene algunas cornisas procuradas por el viento y tras perder unos pocos metros  ya al sur, foqueamos directamente pues la nieve está estupenda, hasta la Cima del Tuc de Costarjas situado a 2338 metros de altitud. Es la una del mediodía.

Norte de Costarjas hacia Montgarri. 

            En la Cima hacemos algunas fotos, contemplamos el Valle de Bagergue y un paisaje poco conocido con Cap de Closos, Parrós, Mauberme y quizás Balonguera y Montvalier. El día en la distancia está algo neblinoso además de que quieren aparecer algunas nubecillas de desarrollo.

En la Cima de Costarjas. 

            Nos bajamos a la caseta de servicio del telearrastre y nos sentamos a comer al delicioso sol del mediodía mientras se secan un poco las pieles de foca.
            Media hora después iniciamos el primer descenso de la jornada. Lo haremos en dirección sur guiados por el tendido del telearrastre ya que la nieve reciente ha borrado todo rastro de pista pisada además de que con el sol en la cara la visibilidad es escasa y solamente disponemos de un impecable lecho blanco absolutamente deslumbrador.

Iniciando el descenso hacia Blanhiblar. 

            Se trata de una ladera compuesta por suavísimos resaltes en la que encontramos una nieve deliciosa. Es un corto descenso de alrededor de 150 metros que nos sitúa en un  irregular y pequeño rellano en el que se asientan unos diminutos estanis que no veremos sepultados por la nieve  y desde donde arranca alguna pista que se encumbrará en el Cap de Blanhiblar al que llega un telesilla proveniente del Pla de Beret.

Blanhiblar y Roques d'en Macia.

            La pista ha sido labrada por los pisanieves, se supone que para que quede limpia la pista de servicio pero una consistente capa de nieve reciente en esta orientación norte nos permite remontar la ladera un poco por donde nos apetece que es de frente. Hemos dejado a nuestra izquierda unos puntones rocosos, creo que son les Roques d’en Macia.

Una buena parte de nuestro recorrido de hoy subiendo a Blanhiblar.

            Alcanzada la cabecera de la silla de la estación hay que remontar unos pocos metros para seguidamente ascender un corto tramo de pared bien nevada pero demasiado erguida por lo que dejamos los esquís delante de una breve depresión y nos subimos hasta la cima para contemplar fundamentalmente la Norte del Macizo de la Maladeta, Maupás, Perdiguero, Vallibierna y Gallinero.

En la Cima de Blanhiblar con las Maladetas. 

            También identificamos la zona de Orri y Cap de Baqueira tratando de localizar nuestra posible travesía que nos espera mañana hacia la Zona de Lanca y Cigalera.

Bajando a Pla de Beret.

            Pasadas las dos recogemos los esquís, quitamos pieles e iniciamos el descenso hacia Pla de Beret, la nieve de la cabecera está inmensamente deliciosa pero dura poco pues enseguida hay que deslizarse un una suave diagonal por encima de lecho de la pista de esquí que nos permitirá finalmente sobre la misma llegarnos hasta la furgoneta cuando son las tres menos cuarto.

Solamente nuestras huellas sobre nieve nueva en Blanhiblar. 

            Finalizamos una jornada corta que nos ha permitido conocer un circo nuevo y que con un brevísimo porteo nos ha propiciado una jornada de nieve deliciosa en la que habremos movido un desnivel aproximado de 650 metros.

Tendremos nieve hasta la furgo en Pla de Beret.

            Mientras se secan los bástulos, sin prisas,  echamos unas cervezas con un picoteo y dejamos que discurra la tarde en absoluta soledad, solamente veremos a una pareja con un crío a pesar de que es domingo y el día invita al paseo.  


Para ver más fotos.