28 may. 2018

40-18. NIEVE DE DOS PAISES PARA UNA BREVE MAÑANA DE ESQUÍ DE PRIMAVERA. 27-5-2018.


Cuyalaret iniciando el descenso del Corredor Norte de Gralleras.

Aparcamiento y Barranco de Espelunciecha, Puerto de Canal Roya, Collado Oeste y Corredor Norte de Gralleras Norte, Cara Este y Cuyalaret.
27-05-2018.
Salida 08:30 h. Llegada 12:15 h.
Mixto.
Fácil.
Esquís de montaña.
Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Cuyalaret procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Ayer nos quedamos, a pesar de que sabíamos que podía suceder lo que nos pasó, con ganas de mejorar el sabor de boca que se nos había quedado en las Foyas de Brazato.

Porteando entre narcisos en Espelunciecha.

            La meteorología nos ofrece una posible ventana matinal que si bien no será demasiado apta por la incertidumbre para una jornada larga, puede dar suficiente juego para remojar los esquís de manera satisfactoria hoy 27 de Mayo de 2018.

En la Majada de Espelunciecha. 

            A las ocho y media de la mañana estamos aparcando en Espelunciecha a 1750 metros de altitud previo paso por el Portalet para visualizar el Valle de Aneu. La mañana es cálida, agradable y con un cielo en el que el sol pugna por desalojar a una nubosidad poco consistente.

En busca de la Negra de Canal Roya. 

            Vamos a tratar de aprovechar la nieve pisada por las máquinas en Formigal utilizando la Pista de la Rinconada pero a pesar de ello nadie nos va a quitar veinte minutos de porteo que no son nada comparado con lo de ayer.

Acercándonos al Puerto de Canal Roya.

            Podíamos haberlo hecho antes pero calzamos esquís a la entrada de la Majada de Espelunciecha. Un par de esquiadores van delante y compartimos camino hasta que se introducen en el Corredor de la Losa mientras que nosotros, llegados a la entrada del mismo nos vamos por la Negra de Canal Roya. Daremos un poco más de vuelta pero foquearemos por libre sabiendo que después de un mes largo que hace que se cerró la estación, la única ventaja que nos ofrecen las pistas es la permanencia de la nieve en entornos en las que escasea o falta.

La Punta Sur del Puerto de Canal Roya y Espelunciecha detrás. 

            Subimos el resalte erguido con algunas vueltas marías y alcanzado el Puerto de Canal Roya retornamos a la pista para faldear Gralleras Sur por el este y tras un pequeño corte que pasamos sin descalzar nos llegamos al Collado Oeste de Gralleras Norte a 2210 metros de altitud donde liquidamos el primer remonte de la mañana. Son las diez.

En el Puerto de Canal Roya.

            Tras la transición un descalce de una docena de metros nos permite tomar el Corredor Norte de Gralleras para entrar al Valle de Aneu. Se trata de un corredor corto, amable y que hoy está vestido de nieve primavera que nos permite un descenso agradable. Son alrededor de 100 metros en dirección norte los que nos depositan en el arranque de la Cara Este de Cuyalaret.

Gralleras Norte desde el Final del Barranco Bacarizal. 

            Ponemos pieles y comenzamos a foquear sobre una nieve primavera reblandecida por el sol que ha recibido ya a estas horas.

El Corredor Norte de Gralleras es corto pero disfrutón. 

El Corredor Norte que acabamos de bajar.

            La cara este que hace tan solo cinco días estaba redonda de nieve ha perdido una cantidad inimaginable de ella, de tal forma que hay que foquear buscando continuidad de nieve entre franjas y cordones rocosos. Suerte que el estado de la nieve facilita el tránsito.

Foqueando en compañía del Midí.

            Ganamos altura paulatinamente hasta alcanzar, utilizando un estrecho corredor, el nevero somital que finaliza una veintena de metros debajo de la cima.

Buscando pasillos bajo el Casquete Somital de Cuyalaret. 

Casquete Somital este de Cuyalaret. 

            Dejamos los esquís y nos alargamos hasta la Cima de Cuyalaret situada a 2288 metros de altitud. Son las once pasadas cuando nos sentamos a echar un bocado. No será más allá de un cuarto de hora.

En la Cima de Cuyalaret. 

            Hacemos algunas fotos y nos bajamos hasta los esquís  para, tras una transición que hemos hecho por partes, iniciar el descenso. La  nieve primavera blanda se esquía bien hasta alcanzar la parte baja en la que, muy acanalada, no es tan cómoda.


Recuperando los esquís para bajar de Cuyalaret. 27-5-18.

            Enseguida alcanzamos el punto bajo donde hemos hecho hace un rato la transición para hacer otra de nuevo e iniciar el ascenso del Corredor Norte de Gralleras.


Segunda esquiada de la mañana en la Este de Cuyalaret. 27-5-18.

En la Este de Cuyalaret. 27-5-18.

            En poco más de diez minutos foqueamos el corredor con largas diagonales sin necesidad de hacer ninguna vuelta maría. Alcanzada la cabecera del mismo remontamos a pie la franja cimera pelada y tras quitar pieles iniciamos el descenso final. Son las doce menos cuarto.


Remontando el Corredor Norte de Gralleras. 27-5-18.

            Enseguida hemos de quitar esquís para pasar unos metros rocosos y un pequeño tramo de nieve con un pequeño remonte desde el que continuamos con el descenso.


Despedida de Espelunciecha con una breve granizada. 27-5-18.

            Tenemos un `poco de prisa por lo que abreviamos por la Pista Rinconada hasta alcanzar los cortes de debajo de la Majada de Espelunciecha que pasaremos caminando sin quitar los esquís ya que el terreno tiene bastante hierba. Llegamos esquiando al puente bajo el que pasa el Barranco  Espelunciecha, lugar en el que iniciamos el porteo último que no llegará ni siquiera a diez minutos y en el que nos agarra una granizada que no sabemos por dónde ha venido.


Botón de Oro en Espelunciecha. 27-5-18.

            Son las doce y cuarto cuando llegamos al coche con el granizo mezclado con lluvia, recogemos los  bártulos a la carrera incluidos los alrededor de 800 metros de desnivel acumulados y nos echamos a la carretera para volver a casa ligeros, ducha y comida familiar. La semana próxima dicen que será similar a la anterior por lo que ya veremos cómo se puede negociar.

Para ver más fotos.

26 may. 2018

39-18. FOYAS DE BRAZATO, UN PASEO COMO ALTERNATIVA. 26-5-2018.



LLegando a las Foyas de Brazato cierra el Pico Brazato.

Balneario de Panticosa, Camino y Barranco de Brazato y Foyas de Brazato.
26-05-2018.
Desnivel acumulado 850 m.
Distancia recorrida 10000 m.
Tiempo efectivo de marcha 04:30 h.
Nublado.
Fácil.
Esquí de Montaña.
Agua en el Balneario de Panticosa o en el Barranco de Brazato según costumbre y época.
Las Foyas de Brazato es un recorrido siempre agradable y apto para un buen número de senderistas que quieren recorrer una ruta no tan clásica del Balneario de Panticosa.
Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de las Foyas de Brazato procedente de Iberpix. Via en amarillo.

            Para hoy 26 de Mayo de 2018 está previsto un tiempo inestablemente primaveral con nubosidad a granel y decidimos jugárnosla por la mañana ya que la evolución es a peor.
            Nos habíamos quedado compuestos y sin novia, como se suele decir, los dos días anteriores meteorológicamente similares y a la tercera iba a ir la vencida. Son las ocho y media de la mañana cuando aparcamos en el Balneario de Panticosa a 1630 metros de altitud, frente al Gran Hotel pues no hay más que cuatro coches aparcados.

El Balneario de Panticosa está medio desierto. 

            Tomamos el Camino de los Ibones de Brazato para abandonarlo en la primera señal de Aviso de Riesgo de Aludes situada a 1750 metros de altitud según canta el altímetro. Creía que el desvío estaba a mayor altitud pero…

Rellano herboso acercándonos al Barranco de Brazato. 

            Allí tomamos un poco transitado camino que asciende a un rellano herboso y se aproxima en ascenso al encuentro del Barranco de Brazato.
            Zeteamos en dirección sudeste y nos aproximamos al barranco que se nos muestra por primera vez suntuoso pues con estas temperaturas y estas cantidades de nieve… baja una barrancada de escándalo.

Nuestro problema principal será el Barranco de Brazato. 

            Creo que alrededor de los 2000 metros hay una escalerilla metálica a modo de pasarela que permite cruzar el barranco pues queremos subir a Foratula Occidental y en estas circunstancias hay que pillarla sí o sí.
            Nos acercamos a la altitud buscada cuando el terreno arrellana y guiados por abundantes hitos de piedras nos aproximamos al barranco transitando los primeros neveros en los que no hay huellas de tránsito.

Cruzamos el Barranco de Brazato por un precario puente de nieve. 

            El barranco tiene afluentes y ramas pero permanecemos en su orilla derecha con los ojos puestos en la ladera izquierda, por la que tendremos que proseguir, y que tiene muchísimo más granito que nieve lo que decididamente nos preocupa.

Hacia las Foyas de Brazato peleando con las ramos del barranco.

            Los hitos nos llevan en suave ascenso barranco arriba, desgastamos el barranco de tanto mirar la pasarela pero no aparece cuando nos situamos por encima de los 2100 metros de altitud y hay que cruzar el barranco cosa que haremos, rama a rama, aprovechando que el cauce está bastante ramificado. Nos hemos olvidado de Foratula pues en estas condiciones pues como que no y terminamos cruzando una rama más importante del barranco por un puente de nieve que tiembla nada más de mirarlo y calzamos los esquís después de hora y cuarto de porteo.

El Pico Serrato desde las Foyas de Brazato.

            Avanzar hacia las Foyas de Brazato entre pinos, lo que acostumbra a ser un placer, hoy no es posible pues la nieve tiene cortes y está salpicada de barranquillos con agua. Por ello, cruzamos con cuidado todo el plano lecho del barranco y en el límite con la ladera sudoeste vamos a tratar de ganar altura. Una viejísima y poco evidente huella de esquís ratifica nuestra elección.

Quiere clarear hacia el oeste pero será momentáneamente.

            Proseguimos por la orilla izquierda del barranco más al sudoeste, con ciertos cuidados puesto que además de cantar mucho el agua  se le abre ojos de considerable tamaño.
            Alrededor de los 2250 metros se acaban los problemas de los barranquillos y se extienden ante nosotros las suaves campas de nieve que se adentran en las Foyas de Brazato.

Las dos Cimas de Tablato.

            La mañana está cálida y delicada, la nubosidad algo inestable sube y baja con alguna frecuencia movida por rachas de viento que sopla del este siempre respetando el lecho de las Foyas. De cuando en cuando cae alguna gota de agua sin importancia y comienzan a hacerse patentes algunas rachas de viento.

En las Foyas de Brazato bajo el Collado Bajo del mismo nombre. 

            Con el horizonte del Pico Serrato entretenido con las nieblas nos acercamos al Collado Bajo de Brazato y sobre los 2450 metros de altitud, antes de alcanzar el collado nos detenemos medio abrigados del viento para echar un café con un dulce. Van a ser las once y cuarto.

El Noroeste tiene momentos con algunos claros. 

            La mañana no está para demasiadas alegrías, ha sido benevolente con nosotros y será mejor no tentar demasiado la suerte. Consecuentemente, nos montamos en los esquís y nos vamos para abajo.

Iniciando el descenso de las Foyas de Brazato.

            La parte alta de las Foyas de Brazato tiene una nieve primavera excelente que disfrutamos con los Tablatos de gratos recuerdos. Un poco más abajo la nieve está sucia y muy acanalada y esquiarla ya no resulta tan agradable pero esto es lo que hay.

La nieve de la parte alta de las Foyas de Brazato está muy bien.

            Alcanzada la parte baja del barranco la seguimos sin problemas gracias a un par de banderolas rojas que recojo para colocar en lugares visibles pues resulta difícil seguir nuestras imperceptibles huellas de subida.

La meterología nos respeta en las Foyas de Brazato.

            Bajamos un poco más del cruce del barranco que hemos hecho a la subida,  terminamos pasando por otro puente de nieve  y cargando los esquís en la mochila para atravesar la última rama del barranco sin miedo ya a meter alguna bota en el agua. Son las doce y cuarto.

Pronto terminara lo bueno de la jornada. 

            Luego, por la orilla derecha del barranco enseguida encontramos hitos  que seguimos aprovechando los neverillos residuales repletos de trampas de nieve que bajaremos con cuidado.

Tras cruzar una primera rama del Barranco de Brazato.

            Los hitos y algunas de nuestras huellas nos llevan por el camino de la mañana que termina por depositarnos en el rellano herboso y seguidamente a la Señal de Peligro de Avalanchas. Luego GR11 abajo a la una y cuarto, con otra hora de porteo, liquidamos nuestro paseo alternativo a Foratulas que no ha dejado de tener su parte agradable.

Soldanella alpina en el Barranco de Brazato.

            Sabíamos que esto podía pasar  por estos lares pues a estas alturas de la temporada no son más que ratos robados a una Primavera dueña y señora del monte pero hemos ventilado el piojo y además nos hemos metido 850 metros de desnivel que al menos servirán para no perder la costumbre.

Poco han durado los claros en Argualas-Infiernos. 

            Además dicen que esta primavera se va a prolongar, así, tan nubosa, tal cual. ¡Qué ustedes la disfruten, que no va a ser fácil!


Para ver más fotos.

22 may. 2018

38-18. EN LAPAZUSO NO HABIA ESTADO MI CHICA. 22-5-2018.


La Norte y el Barranco de Lapazuso. 

Corral de las Mulas, Aparcamiento de Anayet, Barranco Lapazuso y Cara Oeste.
22-05-2018.
Salida 09 h. Llegada 12:45 h.
Sol.
Fácil.
Esquí de montaña.
Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Lapazuso procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            …pues me subí solo a finales de Marzo. Hoy 22 de Mayo de 2018, no son fechas para el Valle de Tena pero disponemos de una mañana que, primaveral de libro, nos invita a pensar que la nubosidad de desarrollo que aparece todos los días con el paso de las horas, nos dejará el tiempo preciso para nuestra actividad antes de que lleguen las tormentas.

Porteamos desde el Corral de las Mulas.

            Originalmente pensábamos salir de Espelunciecha como procedimiento de portear poco, pasar por el Collado Garmé y bajar a Anayet,  pero cuando llegamos al Corral de las Mulas vemos que la bajada de Garmé a Anayet no tiene nieve y adiós proyecto. Subimos hasta el Portalet y tras comprobar que los porteos son imprescindibles en el Valle de Aneu aunque Cuyalaret tenga nieve hasta la cima, decidimos hacer la actividad desde el Corral de las Mulas.

Encontramos la nieve en el Arranque de la Pista y la Silla de Anayet.

            Son las nueve de la mañana cuando comenzamos a portear en el Corral de las mulas a 1630 metros de altitud. Nunca lo hemos hecho  pues aprovechábamos la carretera abierta al tráfico pero…

Enseguida aparece Lapazuso. 

            La mañana está espléndidamente soleada y en media hora de porteo nos llegamos hasta el límite de la nieve junto al Arranque de la Silla de Anayet a 1730 metros de altitud. Esperamos que no haya corte en las Pista Principal de Anayet ya que fuera está todo entre verde y pardo.

Remontando el Barranco Lapazuso.

            Ha habido un más que aceptable rehielo incluso a esta altitud por lo que el foqueo resulta suave  con una pendiente tan moderada en la que los esquís no dejan huella en muchos tramos.

Pico Royo desde el Barranco Lapazuso. 

            Subimos tranquilamente por la pista en dirección sur hasta que sobre los 1950 metros de altitud la abandonamos para entrar de llano en el Barranco Lapazuso por encima del resalte inferior que se descuelga hasta Culibillas.

La Oeste de Punta Lapazuso. 

            El barranco amablemente inclinado y soleado ya a estas horas se articula en tres pequeños  resaltes vestidos de nieve muy acanalada, durilla en su ladera derecha y blandurria ya  en la izquierda enfrentada al sol.

Hacia el estrangulamiento cimero de nieve en Lapazuso.

            Foqueando sin prisas hemos contemplado la Norte de Lapazuso y Culibillas, luego se nos asoma el Royo y nos acercamos al pequeño rellano en el que se asienta  el Ibón de Lapazuso  que permanece enterrado por los aludes que le han caído desde Culibillas.

Fin de la nieve a unos pocos metros de la Cima de Lapazuso.

            Estamos 2170 metros de altitud y al este aparece ante nosotros la cara oeste del pico por la que vamos a ascender buscando la línea de pendiente más moderada. Para ello hay que trazar una diagonal al norte para ganar altura buscando el pequeño rellano intermedio.

Campo Troya desde Lapazuso.

Samola Alta, Bucuesa y Escarra desde Lapazuso.

            Desde la comba de nieve del rellano arranca la pared somital que ofrece una subida corta, directa y muy erguida y otra diagonal al norte en busca del estrangulamiento que abre la puerta a la cima.

Foto de Cima de Lapazuso.

La Norte de la Partacua siempre llama la atención.

            La diagonal nos lleva suavemente a las inmediaciones de la roca  para entrar en el estrangulamiento con otra diagonal al sur en medio de las rocas emergentes. Pasadas las rocas la pendiente se allana y unos metros más adelante el nevero muere llano bajo la cima.

Iniciando el descenso de Lapazuso con el Royo de fondo. 

Nieve primavera dura en la Oeste de Lapazuso.

            Son las once menos cuarto cuando alcanzamos la Cima de la Punta Lapazuso situada a 2272 metros de altitud. Hacemos fotos desde la pequeña cima ya que ofrece un espléndido paisaje en todas las direcciones y nos sentamos a echar un bocado.

Bajando hacia el Barranco Lapazuso. 

No está facil la nieve del Barranco Lapazuso.

            Media hora después iniciamos el descenso, son poco más de 500 metros pero vamos a tratar de disfrutarlos.

Nieve acanalada en el Barranco Lapazuso.

            Pasamos el estrangulamiento con mucho cuidado y comenzamos a girar en la oeste del pico vestida con nieve primavera ligeramente durilla pero muy buena. Luego en el Barranco Lapazuso la nieve blandea un poco y se llena de acanaladuras que no son cómodos de esquiar al tener que buscar lugares adecuados para los giros.

Allá se queda Lapazuso.

            A pesar de todo el barranco se hace corto y entrados a la pista solo queda que esquiarla con comodidad a pesar de estar granulada y vestida de “hielo de pescadería” como dice el bloguero Mur.

Orquídeas lútea y púrpura en Anayet.

Narcisos bajando al Corral de las Mulas. 

            Son las doce y cuarto cuando nos quitamos los esquís, los cargamos en las mochilas y continuamos para abajo hasta el Corral de las Mulas. Es la una menos cuarto cuando llegamos al coche terminando nuestra matinal en la que hemos salvado un desnivel de alrededor de 650 metros y hemos disfrutado de la nieve del Valle de Tena en una fechas impensables y es que este año hay nieve como, yo al menos, no recuerdo.