30 sept. 2018

65-18. PERDIDOS EN EL SOULANO. 29-9-2018.


El Soulano desde la Brecha de las Neous.

Refugio de Respomuso, Ibón de Campo Plano, Collado y Laquettes de la Piedra de San Martín, Contrafuertes Este de Cristales y Soulano, y Arista Este.
29-09-2018.
Salida 07:30 h. Llegada 18:15 h.
Sol.
Fácil.
Ascensión.
Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Soulano procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            El Soulano, Solano para nosotros los del sur, es un pico limítrofe, conocido por los escaladores que tras escalar la Cresta del Diablo desde el Pico Cristales se descuelgan de la arista hacia el sur por la línea de rápeles equipados al efecto y recientemente rehabilitada por el Grupo de rescate de la Guardia Civil, o por el norte hacia las, tan oídas, “Campas del Solano.”

Campo Plano y Collado de la Piedra de San Martín.

            Habíamos estado en Cristales, en Balaitus, en la Torre de Costerillou,  en la Aguja de Ussel… ¿por qué no conocer el Soulano?

Llegando al Collado de la Piedra de San Martín.

            Nos enteramos de que hay una vía asequible por la vertiente francesa y, aunque no es muy corriente en nosotros, que somos amigos de buscar poca información pues preferimos una buena ración de curvas de nivel, lo hacemos ya que, no siendo más que trepadores, lo de la Cresta del Diablo como que nos da mucho, pero que mucho respeto.

Hacia los Laquettes del Collado de la Piedra de San Martín. 

            Subirá Juan hasta Cambalés precisamente para ver si hay nevero o no para alcanzar la arista fronteriza en esa orientación norte y en año de tantas nieves y lo que obtiene es una buena foto de la vía que pretendemos pero lo de la nieve se resolverá en su momento.

Ajos silvestres todavía a la vera del agua. 

            En el Refugio de Respomuso cenamos y nos empiltramos pronto para pasar una larga noche de calor pero reparadora de nuestras sobas particulares; de tal forma que, amanecemos al 29 de Septiembre de 2018 a una hora prudencial y desayunados nos echamos al monte a las siete y media, estamos a 2200 metros de altitud y lo hacemos sin prisa pero sin pausa como es nuestra costumbre.

Uno de los Laquettes del Collado de la Piedra de San Martín.

            Por el mismo camino que ayer recorriéramos ida y vuelta nos vamos en dirección este con sus sube y bajas conocidos hasta el Ibón de Campo Plano. Hay alguna nubosidad apelmazada en las cimas del norte y este pero suponemos que se disiparán. En media hora estamos rodeando el ibón y un cuarto de hora después alcanzamos el Collado de la Piedra de San Martín situado a 2298 metros de altitud parando a coger agua unos metros antes en una surgencia permanente  que hay en el collado.

Remontando suavemente hacia el Contrafuerte Este de Cristales.

            Allí abandonamos el GR. que o bien marcha para abajo hacia Arrens o se bifurca hacia los Lacs de Cambales e iniciamos la vía imaginada que se elevará suavemente,  por praderío salpicado de granito y en dirección nordeste para alcanzar la zona de los Laquettes  del Collado de la Piedra de San Martín que se encuentran sobre los 2380 metros de altitud, con lo que hemos iniciado el flanqueo de la amplísima Cara Este del Pico Cristales.

Camino lleno de hitos hasta el Contrafuerte Este de Cristales. 

            Nada más iniciar el camino aparecen hitos de piedras en la dirección deseada y suponemos que llevarán a los laquettes pero enseguida los alcanzamos, son tres o cuatro los que están todavía con agua y los hitos prosiguen al nordeste con un horizonte en la Arista Este del Pico Cristales y con ellos continuamos.

Desde el contrafuerte Este de Cristales vemos la Este del Soulano.

            La Cara Este del Cristales se recorta  colgada allá arriba mientras transitamos un pedregal en el que el praderío comienza a escasear. Siempre en muy suave ascenso y por lo que nos parece más cómodo buscamos un punto de la arista por debajo de un resalte vertical de la misma al que llegamos por amables tramos de pendiente.

Cresta del Diablo y Soulano desde el faldeo hacia la este del pico.

            Alcanzamos el crestón ligeramente por encima de los 2500 metros y desde allí divisamos un siguiente circo limitado entre la Este del Cristales que es donde nos encontramos y la Este de Soulano que también nos ofrece una zona intermedia de aparentemente amable tránsito.  Por detrás y ligeramente al norte se quiere dibujar la Brecha de las Neous.

La Este del Soulano por la que tendremos que subir tras el rehuse.

            No nos ayudan en la orientación las nieblas que todavía siguen copando las cimas de los alrededores pero continuamos nuestra diagonal en similar dirección y en suave ascenso ahora en un pedregal algo más dilatado en el que hemos de alcanzar un punto ligeramente más bajo de nuestro recorrido para pasar por una zona de enormes bloques junto a otro colosal de granito madre y ascender hacia la zona intermedia de la arista que tiene un perfil suave hasta que alcanza las paredes somitales donde se yergue bastante sin presentar mal aspecto.

Hacia la Brecha de las Neous.

            Nos parece que podría ser una vía de acceso posible al pico ya que vestida de retazos de hierba se ve accesible hasta muy arriba pero debemos pasar al circo siguiente para  hacer el pico un poco a canasta pasada y consecuentemente proseguimos nuestro tránsito diagonal,  ahora ya de llano.  Las nieblas se han disipado hace un poco, hemos contemplado la Cresta del Diablo que hemos dejado a nuestra izquierda, hemos visto brillar algo en lo que suponemos la Cima del Soulano y por delante de recorta  la Arista Este de la Aguja Durand que se ahonda hacia la Brecha de las Neous y se eleva hasta el Pico Cristayets.

La arista que desciende de la Aguja Durand a la Brecha de las Neous.

            Nuestra información dice que “alcanzada la Brecha de las Neous, trasponerla para ir a buscar en ascenso la Arista Fronteriza por una canal fácil para desde allí hacer unos metros fáciles por la arista en la vertiente sur.”  Para mí no hay que “trasponer “ esa arista y sí ascender por donde ya vemos hasta el corredor que se encumbra en la arista fronteriza pero, ya aquí, nos llegaremos a la Brecha de las Neous y allí veremos.

Cristayets al Norte de la Brecha de las Neous.

            Un tránsito un poco más pestoso, con bloques de granito más grandes y sorteando algún que otro neverillo residual duro como el granito nos deposita en la Brecha de las Neous situada a 2600 metros de altitud. Son las diez de la mañana.

Corredor a la Brecha Soulano-Durand o quizás Brecha Demeure Soule.

            La brecha no es de tránsito a ningún lado pues la vertiente norte que da acceso al casi extinto Glaciar de las Neous es un paretazo de auténtico respeto pero encontramos un hito de piedras  y en la arista que asciende hacia Punta Durand otro seguidamente pero ya no veremos más.

Frondiellas, Anónimo y Balaitus desde la Brecha Demeure Soule.

            Los hitos parecen encaminarnos al sudoeste hacia un corredor pedregoso que se encumbra en la arista un poco al sur de la Aguja Durand. La arista amplia y pedregosa por esta vertiente nos permite un ascenso cómodo faldeando un  pequeño nevero residual que ni siquiera se opone a nuestro paso. Luego se inclina algo descompuesto y estrecho se encajona entre paredes que nos facilitan el ascenso ofreciéndonos apoyos firmes.

Fin del faldeo por el sur del Soulano y comienzo de la arista este.

            En la brecha, no me fío de mi altímetro pues ha tomado el ascensor por su cuenta, estaremos sobre los 2800 metros, un estrecho caminillo se ahonda unos metros en la Vertiente Sur de Vuelta Barrada hasta que en un punto se convierte en canal que tira para abajo decididamente por medio de la pared. No se ve el final pero no nos hace falta: por allí no es y el paretazo que tenemos por encima de nuestras cabezas tiene algún corredor vertical de los que no se deben tomar sin material. Además desde allí hasta la cima del pico queda un tramo de arista en la que puede aparecer de todo en abundancia. Puede tratarse de la Breche Demeure Soule.

Desde una pequeña brecha se faldea la Arista Este de Soulano ligeramente al oeste.

            Hacemos algunas fotos, el lugar lo merece y nos vamos corredor abajo por donde hemos subido en busca de nuestro Plan B: bajaremos la canal  hasta debajo del nevero e iniciaremos una travesía descendente por debajo del otro nevero residual acostado a la base de las paredes hasta alcanzar la Arista Este del Pico Soulano fuera de las paredes  bajo las que hemos pasado y en un lugar donde aparece el praderío entre bloques de granito.

Tras el faldeo del gendarme se prosigue junto a la arista.

            Iniciamos la pared sobre las diez y media tras haber perdido poco más de 100 metros. Se trata de una pared amplia siempre al norte de la arista que está vestida de paredes verticales en su ladera sur y que se yergue enseguida pero que presenta opciones además de que está recorrida por una línea de hitos de piedras que seguimos aunque la lógica nos lleve de cuando en cuando a ellos cuando no son demasiado visibles.

Casquete Somital Oeste de Soulano. 

            El ascenso nos lleva a una brecha en la arista desde la que contemplamos la Cresta del Diablo e inmediatamente abandonamos la arista para continuar con el faldeo por una terraza inclinada pero muy amplia que se vía desde abajo por encima de las paredes.

En la Arista Cimera de Soulano.

            El faldeo muy próximo a la arista nos deposita en la cabecera de un gendarme  del que la bajada no es muy cómoda prefiriendo desandar unos metros y faldearlo con algún cuidado por su vertiente oeste. Por detrás de la brecha a la que llegamos se visualiza el Casquete Somital de Soulano vestido de placas poco agradables pero ya se verá.

Foto de Cima en Soulano.

            Un par de corredores estrechos, no demasiado inclinados, vestidos de rocas astilladas que nada tienen que ver con el granito y sucesivos nos llevan arista arriba hasta una antecima en la que alcanzamos la Arista Divisoria tras un corto faldeo por el oeste. Luego un corto corredor nos encarama de nuevo en la arista y de inmediato en la Cima del Pico Soulano a 2909 metros de altitud  cuando son las once y cuarto.

Nadie diría que entre el Soulano y el Cristales está toda la Cresta del Diablo.

            Alguien había dicho que fuera del Balaitus el pico tiene unas vistas envidiables y así es fuera de la Arista del Diablo y la de Costerillou que desde aquí no son estéticas al presentarse en escorzo. Frondiellas, Anónimo, Balaitus, Cristales, Faxas, Peyra, Aragón Cambalés, Vignemal, Partacua, Collarada,  Gran Barbat, Gabizos… Hay un original hito cimero que no pasará el invierno y un vivac en el que nos sentamos a almorzar al sol de la mañana pues han terminado las hostilidades.

Bajano corredores en la este de Soulano.

            Media hora después iniciamos el descenso disfrutando de una ruta en la que tan apenas parece algún paso que será de segundo sin más. Tan pronto como se arrellana un poco la arista este del pico iniciamos un faldeo para atajar ligeramente la vuelta pero enseguida y antes de alcanzar la Arista Este de Cristales ya pisamos terreno que hemos pisado a la ida.

Despedida de Soulano desde el Contrafuerte Este de Cristales.

            En suave descenso volvemos a encontrar los hitos y poco después los Laquettes del Collado de la Piedra de San Martín para que mi chica se dé un baño en uno de ellos. Es la una.
            Un cuarto de hora después continuamos la vuelta hasta el Collado de la Piedra de San Martín y por Campo Plano nos llegamos al Refugio de Respomuso cuando son las dos y cuarto.

Bajando a Campo Plano desde el Collado de la Piedra de San Martín.

            Comemos en el refugio, organizamos las mochilas y a las tres nos ponemos en camino para abajo. Lo hacemos a buen ritmo y a las cuatro y cuarto estamos en el Rellano de Balzaroleta. Rosa se baja a la Sarra mientras que nosotros nos damos una vuelta por el Pinarillo de la Lana. Se nos irán un par de horas y a las seis y cuarto nos metemos en el coche y nos vamos para casa.

Nuestro recorrido del Collado de la Piedra de San Martín al Soulano visto desde Cambalés.

            Hemos liquidado una jornada con alrededor de 900 metros subidos  y el doble bajados sin contar nuestra propina final que no habrá bajado de los 300 metros y en la que hemos estado perdidos entre palabras, nunca materialmente. El Soulano está lejos desde el Aparcamiento de Migouelou, está lejos de la Sarra y muy lejos de Pont de Espagne;  Larribet, Respomuso y Wallon fraccionan  el camino pero… allí está para disfrutarlo. 

Para ver más fotos.

29 sept. 2018

64-18. RUBEN PANTET. 28-9-2018.


La Sur de Ruben Pantet. 

La Sarra, Refugio de Respomuso, Collado de la Faxa, Faldeo de las Sur y Este de la Pequeña Faxa, Aeistas Sudeste y Nor-nordeste y Cima Ruben Pantet.
28-09-2018.
Salida 07:15 h. Llegada 18:15 h.
Sol.
Fácil.
Ascensión.
Juan Castejón, Rosa Mª, Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Rubén Pantet procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Hacía ya bastante tiempo que queríamos conocer el Pic Ruben Pantet. Nos parecía una atalaya inestimable para contemplar la enorme y dislocada Cuenca Lacustre de Cambalés. De hecho hicimos este verano el Pic Bernat Barrau con ese preciso objetivo pero al no secundar nuestros intereses retomamos el asunto.

llegando al Paso del Onso.

            Habíamos pensado acometerlo desde Panticosa por el Collado de Falisse, Luego desde Wallon, finalmente será desde el Circo de Piedrafita pero sabemos que en ningún caso será cosa cómoda pues, perdido en la inmensidad del Pirineo, no está cerca de nada.

Capilla de la Virgen de las Nieves en Respomuso.

            Preparamos un par de “delicatesen” a partir del Circo de Piedrafita y hoy, 28 de Septiembre de 2018 nos vamos a por ellas.

Ibonciecho de las Ranas y Tebarray.

            Madrugamos y salimos de La Sarra, a 1450 metros de altitud, a las siete y cuarto de la mañana. Es noche cerrada promesa de un día espléndido.


Ibón de Campo Plano desde el camino a la Gran Faxa. 

            En Tornadizas ya clarea bastante y a buen ritmo a pesar del peso de las mochilas,  a las ocho y cuarto estamos en el Llano Cheto para ir girando con el Aguas Limpias al este y pasando junto a la alargadas Cascadas de Arriel y del Paso del Pino transitar en suave ascenso las Laderas de Frondiellas, siempre por la orilla derecha del barranco. Han debido bajar las vacas de puerto y el camino está más terroso de lo habitual.

Campanulas en el Barranco de la Faxa. 

            En dos horas y cuarto tenemos tiempo suficiente para llegar al Refugio de Respomuso situado a 2200 metros de altitud según reza la placa pero yo siempre he creído que estaba sobre los 2150. Allí descargamos las mochilas, dejamos los materiales no necesarios  y un cuarto de hora después continuamos la marcha.

Peyra tras los Ibones de la Faxa.

            Dirigiendo nuestros pasos hacia el Collado de la , avanzamos al este rodeando los Ibones de las Ranas que quedan a nuestra derecha ya que vamos por el GR11 y en media hora nos ponemos en el Ibón de Campo Plano, de alrededores horrorosos como siempre y de gratos recuerdos para nosotros.

Resalte bajo el Collado de la Faxa. 

            Una mirada hacia norte al próximo Collado de la Piedra de San Martín que nos esperará hasta mañana y tras rodear la plancha del ibón por su orilla sur nos introducimos en el Barranco de la Faxa o de Campo Plano con la Gran Faxa al contraluz de la mañana.

Pequeña Faxa desde el Collado de la Faxa.

            Poco a poco ascendemos hasta avanzar junto al barrano y luego de un buen rato, el camino asciende vuelta a vuelta la pedriza de su orilla izquierda para superar un potente resalte que nos ha de situar en el pequeño rellano en el que se asientan los Ibones de la Faxa.

Faldeo fácil hacia Ruben Pantet.

            Estamos a 2520 metros de altitud, contemplamos los dos Ibones alineados bajo el Puerto de Azun y custodiados por el Pico de Peyra y proseguimos para arriba, el nevero por el que acostumbra a transitar el camino queda muy reducido en las inmediaciones del ibón. Poco más arriba visualizaremos el tercer ibón desgajado de los otros un poco más al sur y  finalmente alcanzamos el Collado de la Faxa situado a 2660 metros de altitud. Son las once y media de la mañana.

Hacia el Corredor de la Sudeste de la Pequeña Faxa.

            Al sol pues hemos subido prácticamente a la sombra y al abrigo de la brisilla que corre, nos sentamos a almorzar que ya es hora y yo al menos con ganas de descansar un poco.

La Norte de la Gran Faxa. 

            Media hora después  abandonas el camino que baja hasta el Plan de la Gola donde se encuentra el Refugio Wallon y nos vamos a faldear la Pequeña Faxa por el sur. Habíamos pensado en alguna ocasión bajar hasta el más alto de los Lacs de la Faxa y remontar directamente al pico pero no estamos por la labor y por ello realizaremos un faldeo bastante horizontal o suavemente ascendente para pasar bajo los contrafuertes rocosos de la Pequeña Faxa.

La Sudeste de la Pequeña Faxa. 

            El tránsito resulta cómodo en principio alternando pedrizas con reducidos asentamientos de pratenses y traspasado el primer contrafuerte significativo nos enfrentamos a la Arista Sudeste de la Pequeña Faxa.

Casquete Somital Sur de Ruben Pantet.

            Tiene un acceso algo alto que desechamos erróneamente y nos vamos al paso un poco más bajo, al sur de un promontorio significativo, que presenta un corredor corto y amplio al que llegaremos tras otro tramo de faldeo suavemente ascendente.

Algunos de los Lacs de Cambalés y de Opale desde Ruben Pantet. 

            Un corredor muy escalonado y de alrededor de 40 metros nos coloca en la arista que no es más que una amplia pedriza de un circo orientado al este que arranca de la Pequeña Faxa y que nos enseña nuestro objetivo, al norte, justamente en la arista opuesta del circo a la que nos encontramos.

En la Cima de Ruben Pantet.

            Recorriendo en suave ascenso la arista que hace de borde sur del circo ganaremos altura  mientras contemplamos las Paredes de la Pequeña Faxa  y recorriendo prácticamente la cabecera del circo tomamos la Arista Este-nordeste de la Pequeña Faxa que, tras un pequeño collado, se eleva suavemente en busca de la Cima de Ruben Pantet situada a 2867 metros de altitud. Es la una y cuarto, hemos metido seis horas para llegar al pico y ya vale.

Pequeña Faxa y Aragón desde Ruben Pantet. 

Aragón y Cambalés desde Ruben Pantet.

            La vista de los innumerables Lacs de Cambalés, incluidos los de Opale es espectacular y completa. Aquí mismo tenemos el Dislocado Arrillous al que no iremos, contemplamos el Bernat Barrau y el Soum de Bassia con precisión, no sucede lo mismo con el Arrouy, La Gran Faxa es la invitada principal del día y nos deleitamos especialmente con la Pequeña Faxa, Punta Aragón y Cambalés. También vemos las Agujas de Chabarrou, el Vignemale, Falisse, Marcadau… pero no vemos el Soulano tapado por Cambalés que era una de las razones que nos ha traído hasta aquí.

Collado por el que atajamos la Sudeste de la Pequeña Faxa. 

            Un cuarto de hora después iniciamos la vuelta con el objetivo de atajar un poco: faldearemos suavemente el circo y alcanzaremos el collado alto de la arista sudeste, que hemos desechado a la ida, con lo que reduciremos camino que no desnivel además que cambiaremos un poco de piedras por un tramo de verdura que por aquí no abunda precisamente.

Gran Faxa desde el collado del mismo nombre.

            Recuperada nuestra ruta de travesía por la sur de la Pequeña Faxa alcanzamos el Collado de la Faxa a las dos y cuarto volviéndonos a sentar allí para comer.

Bajando a los Ibones de la Faxa. 

            Estoy cansado como si tuviera “86 en lugar de 68” y no me apetece ni un pelo subir a Cambalés para ver lo que no hemos visto. Juan marchará media hora después para darse un garbeo por pequeña Faxa, Aragón Cambalés y Peyra mientras que yo me quedo largo en la hierba a descansar un poco. Rosa quería subir a Punta Aragón pero la he desengañado.

De vuelta en Campo Plano. 

            Alrededor de las tres continuamos con el descenso siguiendo el camino de la mañana para llegarnos a Campo Plano  sobre las cuatro y cuarto. Mi chica se dará un remojón de los suyos en el ibón y luego esperaremos alrededor de hora y media hasta que llegue Juan que no ha podido ver con claridad lo que queríamos ver: los neveros acostados al norte de la Arista Este del Soulano.

Ibones de las Ranas y Respomuso.

            Son las seis menos cuarto y en media hora nos llegamos al Refugio de Respomuso liquidando una jornada cara de Pirineo no por los 1525 metros de desnivel acumulado sino por la enorme distancia que hemos recorrido. Hoy ha sido uno de los picos poco visitados por los franceses y menos por la españoles, en el que únicamente hemos visto un hito: el cimero.

Para ver más fotos.