28 jun. 2018

48-18. MAILH MASSIBE Y MONTAGNON DE BIELLE DESDE LA CHAPELLE DE HOUNDAS. 26-6-2018.


 La Norte de Montgnon y Mailh Massibe.

Aparcamiento Chapelle de Houndas, Pista y Camino a les Bordes, Rellano de Pan, Arista Norte , Mailh Massibe, Col de Losque, Cara Sur y Montagnon de Bielle.
26-06-2018.
Salida 07 h. Llegada 12:30 h.
Sol.
Fácil.
Ascensión.
Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Montagnon de Bielle procedente del IGN francés. Vía en amarillo.

            Subimos Marie Blanque y pasado Bilheres llegamos a la Chapelle de Houndas. Pasamos revista al lugar, identificamos el aparcamiento desde el que hemos de tomar el camino y nos bajamos con la furgo hasta el picnic próximo a la capilla alejándonos del tintineo constante de las esquilas de las vacas que pueden darnos la noche.

La Chapelle de Houndas y uno de sus frondosos y enormes tilos.

            Dormiremos a gusto hasta que a las seis y veinte de la mañana ponemos el pie en el 26 de Junio de 2018.

Tomaremos el tercer atajo de la Pista de Bilheres. 

            Poco antes de las siete un poste indicador junto al aparcamiento nos llena de dudas: tomamos una pista y enseguida volvemos. Los montañeros somos la última porquería en la escala de grupos que utilizan el medio natural, mucho más abajo que bicicleteros y senderistas. Hay indicados varios circuitos pero ninguna indicación de pico. La maraña de pistas y caminos que ofrecía el IGN francés me indicaba que quizás tomar el camino correcto podía ser la mayor dificultad de la jornada.

Más arriba aparece la Cabaña Inferior y lo que falsamente suponemos como  les Rochers de Aran.

            Tomamos la pista del Circuito Lazaque fundamentalmente porque se acopla a nuestra idea de progresión en un medio completamente desconocido, que marcha al sur en una boscosa ladera del Barranco Lasourde.

Amapola del pirineo en les Rocher de Herrere. 

            Enseguida, y tras un par de casas de labor, la carretera se convierte en pista y le sale una desviación a izquierdas que será un atajo  por donde volveremos. Nosotros proseguimos por la pista más transitada que está perfectamente limpia, engravada y cuidada.

Praderíos bajo les Roques de la Herrere

            Después de una amplia lazada, la pista se orienta al oeste, recoge a la pista que no hemos tomado y poco después aparece un caminillo que no tomamos pero que es el segundo atajo a la pista e inmediatamente el tercero que si tomamos y los sucesivos  que a través de claros del hayedo nos conduce a la Cabaña de les Bordes donde acaban de ordeñar y están haciendo queso. Estaremos sobre los 1300 metros de altitud.

Rellenando con nieve bajo el Col de la Herrere.

            Dejamos que la pista siga por nuestra derecha  mientras que nosotros nos introducimos de nuevo en el hayedo para atajar varias revueltas cortas con un camino poquísimamente transitado que nos lleva a la pista y a su portera en las inmediaciones de la Cabaña Crambots, que dejaremos a nuestra izquierda sobre los 1450 metros de altitud.

Aparece nuestro objetivo para la mañana de hoy.

            Nos ponemos crema, echamos un trago, ponemos gorras y salimos al sol y al praderío en busca de un collado que por su altitud tiene que ser el Col de Aran pero el camino está poco transitado y nos hace sospechar.

Montagnon de Bielle desde los Praderíos de la Serre de Pan. 

            Se trata de un valle estrecho y alargado que se eleva paulatinamente hacia un collado con nevero, 200 metros más arriba, y en el que suponemos falsamente que las afloraciones rocosas del norte deben ser les Rochers de Aran.

Mailh Massibe desde la Serre de Pan. 

            En el nevero cogemos nieve pues hace un calor tremendo y tenemos una sed importante y seguidamente  nos introducimos en un rellano pastoril amplio y bastante irregular además de estar lleno de dolinas donde todavía resisten algunos neverillos.

La Nordeste de Mailh Massibe puede subirse por cualquier parte.

            El Camino al Col de Aran lo hemos debido dejar a nuestra derecha al abandonar finalmente la pista ya que al oeste aparecen nuestros objetivos del día y el Col de Aran tiene que estar más hacia el norte.

Camino por la Arista Norte de Mailh Massibe. 

            Enseguida y ante nosotros aparece una cadena aislada. Se trata de dos cimas separadas por el Col de Losque y nos vamos directamente a por la más amable que es el Mailh Massibe una montaña piramidal que se puede subir por donde se quiera.

Bajando hacia el Col de Losque. 

            De la cima baja corriendo alguien con sus perros y lo hace  por la arista norte. Había pensado subir de frente pero me voy hacia ella, luego coincidiremos con Juan y allí encontramos un transitado camino que viene del Col Lansate y del de Aran y que transita un sector de lapiaz calizo único en el pico.

Arista Oeste del Montagnon de Bielle.

            Suavemente ascendente nos deposita cómodamente en la Cima del Mailh Massibe situado a 1973 metros de altitud cuando son las diez menos cuarto. Se trata de una cima amable y herbosa en la que nos sentamos a echar un bocado mientras se nos secan un poco las espaldas.

Vista atrás faldeando la Oeste del Montagnon de Bielle. 

            Media hora después sin tener todavía claro dónde está el Col de Aran ni la Crete de Pan nos vamos para abajo por su fácil arista este en busca del Col de Losque situado a 1860 metros de altitud, un caminillo la recorre.

Foto de Cima en Montagnon de Bieller con Milh Massibe detrás. 

            La Arista Oeste del Montagnon tiene un par de resaltes bastante tiesos. Hay un caminillo que marcha a los resaltes pero hay otro que los faldea por el sur y por allí nos vamos. Un caminillo escalonado y suavemente ascendente faldea los resaltes con una buena largada y tras una ese nos deposita en la arista para subir sus últimos metros y alcanzar la Cima del Montagnon de Bielle situado a 1973 metros de altitud. Son las diez y media y hemos empleado veinte minutos de punta a punta.

Iniciando el descenso del Montagnon de Bielle. 

            En la cima hacemos algunas fotos, contemplamos un paisaje muy neblinoso en el que a duras penas distinguimos Midi y Anie y diez minutos después nos damos la vuelta sobre nuestros pasos hasta el Col de Losque.

Una imagen más de la Este de Mailh Massibe por la que hemos bajado.

            Desde el collado descendemos hasta el rellano herboso y desde allí y siguiendo ya el camino de subida  nos quitamos de la vista de los picos y nos vamos en busca del hayedo tratando de orientarnos definitivamente.

Vista atrás a Montagnon y Mailh Massibe,

            Ya entrando al hayedo tomamos uno a uno todos los atajos de la pista sin excepción incluso el primero que hemos desechado a la subida y que es una vieja tiradera de madera sin conservación alguna que termina en una barrera que restringe el tráfico de vehículos.

Bajando hacia Les Bordes. 

            Luego, unos metros de pista y carretera nos depositan en el aparcamiento a 887 metros de altitud donde nos espera la furgo. Van a ser las doce y media.

El camino ataja sucesivamente la Pista de Les Bordes. 

            Bajamos hasta la capilla, nos remojamos en el barranco junto a un par de autobuses de críos y comemos a la sombra del enorme tilo que pastorea los alrededores de la misma, mientras evaluamos los alrededor de 1150 metros de desnivel que nos han permitido, a pesar de la incertidumbre de la maraña de caminos, visitar estos picos.

El sombrío primer atajo que no hemos tomado con hayas importantes. 

            Después de comer, sin perder mucho tiempo nos volvemos a casa por el Marie Blanque, que Juan no lo conocía para tratar  de localizar el acceso más común a estos picos desde la Segunda Revuelta de la Carretera al Col de Marie Blanque.

Para ver más fotos.

27 jun. 2018

47-18. ORMIELAS POR LA ARISTA DE LA SAGETTE. 25-06-2018.


La impresionante Cara Este de Ormielas.

Embalse de Fábregues, Cabaña y Col de Artuste, Cresta de Sagette, Col Norte de Petit Lurien,Arista Sur, Pic y Lacs de Ormielas, Via Trenecito Artuste, Herrana, la Sagette y Embalse de Fabregas.
25-06-2018.
Salida 08 h.Llegada 18 h.
Sol.
Bastante fácil.
Ascensión.
Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Ormielas procedente del IGN francés. Vía en amarillo. 

            Es 25 de Junio de 2018, Santa Orosia y lo primero que me viene a la cabeza es que en un día como hoy del principios de los 70 comenzamos nuestra actividad montañera con una cierta intención huyendo de las aglomeraciones  de la Ermita a la que subíamos en romería todos los años y andando desde Sabiñánigo. Eran otros tiempos.


La Sagette desde el Bosque de Artuste.

            Desde la Arista de Quintetes contemplamos las dos cuencas lacustres situadas al nordeste de la misma y nos propusimos visitarlas de más cerca y son las ocho de la mañana cuando hemos rodeado el Embalse de Fabregues y en la zona alta de las edificaciones aparcamos, a 1280 metros de altitud.
            Conocemos la ladera que hiciéramos en ocasión de subir a la Sagette y Herrana pero como procedimiento de no meter la gamba nos marchamos pista arriba, una pista que queremos hacer con los esquís pues hace tiempo que la tenemos pendiente.


Saliendo del bosque los Pastizales de la Sur de la Sagette. 

            Alrededor de los 1550 metros de altitud el camino del kilómetro vertical atraviesa la pista que abandonamos para irnos para arriba de manera más directa.
            Poco más arriba el camino sale del bosque y gana altura por un praderío inclinado hasta alcanzar la vieja Cabaña de Artuste situada ya en territorio de pistas de esquí y desde la que hay una espléndida vista del Midi, bueno, las vistas del Midi son todas espléndidas como poco.


En la Cabaña de Artuste.

            Hemos caminado hora y media, la mayor parte a la sombra y en dirección norte hasta que alcanzamos el Collado de Artuste situado a 1980 metros de altitud, el trenecito va por debajo del mismo en un corto túnel.


Tres Pics de Arcizette desde el Col de Artuste.

            Dejamos a nuestra izquierda u oeste el tramo de Cresta con Herrana y el Pic de la Sagette del que recibe nombre la arista y nos vamos al este por una pista de esquí que faldea la primera cota llena de aparatos de comunicaciones de la Estación de Esquí de Artouste.


Accedemos a la Arista de la Sagette tras la Cota 2128.

            Alcanzamos tras un corto faldeo por praderío la arista en el collado e iniciamos el recorrido en ascenso de la misma subiendo un pequeño diente poblado de enebro, rododendro y arándano que constituye la cubierta vegetal de la arista a salvo de las paredes rocosas que aparecen dispersas.


Empezando a echar las manos en la Arista de la Sagette.

            Hay una débil traza de caminillo de animales  que aparece y desaparece con frecuencia y que nos conduce a la cima de una cota herbosa amplia y amable tras remontar cerca de 200 metros. Se trata de la Cota 2240 que nos da una cierta perspectiva sobre la arista.


La Arista de la Sagette es muy fotogénica.

            A partir de aquí la arista dentellea un poco y comenzamos a emplear esporádicamente las manos con una roca metamórfica muy descompuesta y poco fiable Nuestro objetivo inmediato es alcanzar el diente que domina el Col Norte del Petit Lurien al que se llega con relativa facilidad y desde el que localizamos los dos circos que anidan al nordeste de la arista que estamos recorriendo.


Para alcanzar el Circo de Labachotte hay que pasar el Col Norte del Petit Lurien.

            La arista tiene un aspecto delicado. Bajamos un primer tramo pero se pone vertical cerrándonos el paso y ya estamos gateando por la abrupta pared sudoeste que nos recuerda a la próxima arista de Quintetes.
            Son poco más de una treintena de metros que hacemos con cuidados y paciencia benedictina utilizando lo poco favorable de un paretazo herboso vertical hasta que alcanzado el nivel del collado faldeamos al mismo, ya relajadamente y nos sentamos a almorzar junto al nevero titular del collado. Son las 11 de la mañana y estamos sobre los 2200 metros de altitud.


El Lac de Labachotte.

            Un rato después, abandonada la arista,  descendemos unos metros entrando en el Circo de Labachotte  e iniciamos el faldeo del mismo que haremos ligeramente por debajo de los 2150 metros de altitud. Se trata de un faldeo cómodo en el que nos entretenemos en contemplar la plancha de agua del lac situada 100 metros más abajo y también la abrupta y osca estampa del Contrafuerte de Ormielas que es nuestro objetivo.

La atracción del Lac de Labachotte es innegable.

            En media hora nos liquidamos el circo y alcanzamos un amplio y dislocado collado vestido de neveros dispersos  desde el que arranca  nuestra arista al Pic de Ormielas.
            Desde la zona baja y dislocada del collado ganamos altura en dirección nordeste en busca del arranque de la arista que aparece afilada y fundamentalmente rocosa con instalaciones puntuales de enebros. No presenta gran desnivel pero si tres dientes sucesivos con feo aspecto acrecentado por la pésima calidad de la roca.

El acceso a la Arista de Ormielas.

            Alcanzado el inicio del primer diente enseguida nos deja claro que de ascenderlo directamente nada de nada; la cara noroeste es vertical y llena de placas, así que no nos queda otra que buscarnos la vida en la sudeste, Juan por arriba y nosotros un poco más abajo iniciamos un faldeo expuesto en una ladera muy tiesa por no decir vertical.


Remontando el Corredor Este de Ormielas..

            Faldeamos el diente más sudoccidental y seguimos por la pared en una travesía en la que nosotros perderemos bastantes metros más que Juan en busca de una zona más amable, remontando con cuidado hasta reunirnos bajo un paso clave  en una grada vertical de media docena de metros que no haremos en el descenso. Se trata de un paso de IIº con chorrada, con buena roca, buenos apoyos y una salida herbosa tiesa.



Casquete Somital de Ormielas.
            Voy dejando algunos hitos pues no es conveniente perderse en una pared como esta y nos orientamos hacia un corredor herboso muy tieso que nos puede permitir remontar las paredes que tenemos por encima aunque no sabemos a dónde nos conducirá pues hemos perdido la perspectiva.
            Son una treintena de metros muy tiesos pero con un cierto escalonamiento en la verdura que nos llevan  hasta arriba alcanzando la arista tras una decena de metros acostados.


Lacs de Ormielas desde la cima del mismo nombre.

            Desde la arista comprobamos que hemos salvado el Diente Intermedio pero el Diente Cimero está más allá y de por medio una pequeña brecha a la que bajaremos con cuidado y a toda cresta.
            La brecha exige un faldeo expuesto aunque no difícil en la vertiente noroeste y un remonte cómodo y fácil de una docena de metros que nos deposita en la Cima del Pic de Ormielas situado a 2240 metros de altitud. Es la una del mediodía.


Foto de Cima en Ormielas.

            La cima no tiene hito, por aquí viene poca gente. Hacemos algunas fotos sobre un paisaje circular en el que aparecen Lurien, los dos Quintetes, Sagette, Herrana, Cezy, los tres Acizettes, Ger, Amoulat, Pene Blanque, Arre Sourins, Geouges de Arre,  Tourettes, La Lie y Pallas.
            Poco después desandamos el tramo de arista que resulta pelín más fácil y nos vamos corredor abajo sabedores de lo que hay. Nos hemos dado cuenta de que el acceso más fácil al pico es prácticamente directo desde los Lacs y Cabaña de Ormielas evitando casi todo el faldeo que hemos hecho nosotros y consecuentemente no haremos el paso clave sino que  faldearemos en  descenso un poco más al este para aprovechar unas viras en las que rompe el zócalo y colocarnos por debajo del mismo.


El segundo baño de Diana de la temporada en los Lacs de Ormielas.

            Juan y Rosa se van directamente para abajo mientras que yo remontaré hasta la arista, recogeré los bastones y bajaré por un corredor amplio que hemos visto desde el faldeo del primer diente.
            Son las dos de la tarde cuando llego a los lacs que son cuatro. Juan se ha ido a rodearlos y vuelve a la cabaña mientras que mi chica se da el segundo remojón de la temporada en el lac sur de los dos grandes. Seguidamente nos reunimos en la cabaña y comemos a la sombra que nos propicia.


De vuelta con el Trenecito de Artuste. 

            Tres cuartos de hora después, serán casi las tres, iniciamos la vuelta cómodamente. Descendemos al norte hasta alcanzar la Vía Férrea del trenecito de Artouste y ponemos rumbo a la estación de Artouste.
            Se puede caminar perfectamente a la orilla de los railes, realizamos todos y cada uno de los recovecos de la ladera, contemplamos el Desagüe de Labachote que es entubado inmediatamente y pasamos por encima del diminuto Laquete de Mare Deseus. Caminamos persistentemente, nos cruzamos con varios trenecitos y una hora después, nos hemos chupado alrededor de 4 kilómetros de vías, nos llegamos al Col de Artuste por encima del túnel.


Herrana. 

            Hay una zeta de pista que asciende por la ladera sudeste del pico y la seguimos para ganar unos metros y proseguir luego por praderío inclinado y alcanzar enseguida la Cima del Pic Herrana situada a 2059 metros de altitud, se trata de la propina del día.


Iniciando la arista hacia la Sagette.

            Desde la cima herbosa y amable continuamos al oeste para descender unos metros pasar bajo una enorme pilona de alta tensión y continuar con el ascenso de una arista  suavemente ascendente y fácil aunque esté muy inclinada al sur y vertical al norte,  que nos ha de conducir hasta la Cima de la Sagette  situada a 2050 metros de altitud.


Detalle de la Arista Este de la Sagette. 

            Son las cuatro y media de la tarde cuando nos alargamos hasta la mesa de direcciones un pelín más al oeste de la cima. Repasamos el paisaje circular y diez minutos después tomamos el camino que nos ha de retornar por las vías del trenecito y al núcleo de la estación.


Detalle de la Arista de la Sagette que hemos recorrido a la mañana.

            Bajo delante, atajo hacia abajo, paso por la Cabaña de Artouste tratando de repetir el camino de ascenso y en el cruce con la pista espero a la sombra. Mis socios han tomado la pista y otro camino que baja más al oeste y que terminará en la pista de tenis abandonada.


Iniciando el descenso hacia el Lac de Fabregues.

            Harto de esperarlos me voy para abajo continuando el camino que no conocía. Baja bajo el trazado del teleférico y es una flecha.
            Cuando van a ser las seis coincidimos en el coche a la vez finalizando nuestro recorrido del día que con sus diez horitas se ha hecho un pelín pesado ya que al final habremos acumulado 1250 metros de desnivel.


El erísimo está espléndido en Artuste.

            Seguidamente tomamos la furgo, damos la vuelta al embalse y en el Aparcamiento del Barranco Cherue nos quedamos para remojarnos un poco y echar unas cervezas con picoteo a la sombra de la tarde.
           
Para ver más fotos.

22 jun. 2018

46-18. ESPACS, ROYERO Y ESTIBAFREDA PARA ESTRENAR EL VERANO. 21-6-2018.


La Oeste de Estibafreda.

Pista y Cabaña de Ardones, Coroneta, Pala Lorruegos, Cimas de Espacs y Royero, Collado e Ibones de Ardones, Pico Estibafreda, Loma de Cuellogordo y pista hasta el Ampriu.
21-06-2018.
Salida 07:15 h. Llegada 13:15 h.
Sol.
Muy fácil.
Ascensión.
Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Estibafreda procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Bajados del Aneto y una vez colgado el proyecto de subir al Alba con los esquís, ojeamos el mapa para fijarnos en Quillón pero el desconocimiento y más el desnivel nos invita a buscar algo más cómodo que puede ser por Ardonés.
            Nos bajamos y subimos seguidamente a Cerler, cenamos en medio de una calima mosquitera inigualable y nos subimos a dormir al Ampriu para pasar la noche más fresca.

Iniciando la Pista a la Cabaña de Ardonés.

            Así será hasta que nos despertamos, sin llorar ni nada, al 21 de Junio de 2018, comienzo oficial del Verano, cuando son las seis y media de una mañana espléndida.
            Media hora después nos bajamos alrededor de un kilómetro para aparcar frente a la entrada de la Pista de la Cabaña de Ardonés a 1870 metros de altitud. Se puede subir con coche hasta la cabaña  pero queremos caminar un poco.

Acercándonos a la Cabaña de Ardonés.

            La pista en buen estado asciende suave y paulatinamente  en dirección norte para tras pasar el praderío verde que revienta, introducirse en el Pinar del Ubago de Ardonés y rodeando la arista girar al este allanándose en busca del Barranco del Ubago, lugar donde iniciamos en su día el ascenso a Pasolobino y Castanesa con los esquís, tras cerca de 3 kilómetros.

Bajando para cruzar el Barranco del Clotet.

            La pista gira de nuevo al norte y en suave ascenso llega a la Cabaña de Ardonés, un kilómetro más allá y situada  a 2070 metros de altitud donde termina la pista, lo que sigue  y muy brevemente es prácticamente intransitable.

Precioso ejemplar de adonis vernalis u ojo de perdiz en Ardonés.

            Echamos una ojeada a la cabaña recubierta por un plástico azul y proseguimos en busca del Barranco del Clotet donde desaparece la pista para reaparecer en la otra orilla y elevarse al oeste en busca de la Pala Lorruegos y más allá del Barranco Mascarada hasta Picalbo.

Prado de pulsatillas y ranúnculos del pirineo en la Coroneta.

            En la Loma Lorruegos, abandonamos la pista e iniciamos el ascenso por el praderío, en dirección nordeste para pasar por la Coroneta colonizada de flores de viento y ranúnculos del pirineo.

Remontando hacia Espacs.

            Hemos localizado algún hito rojo y en el resalte siguiente encontramos algunos más y un caminillo que serpentea para superar el resalte  y allanarse loma arriba en busca de la Arista Oeste de Vallibierna conocida como la Sierra Negra, nombre posiblemente debido a la coloración de los materiales que la componen.

La arista hacia Espacs.

            Se trata de una loma metamórfica compuesta por abundantes pizarras astilladas y ralo praderío que se eleva paulatina y suavemente en busca de un nevero residual en la cabecera de la sierra, origen del Barranco Mascarada que llevamos a nuestra izquierda.
            En la cabecera del barranco lo cruzamos y nos vamos directamente hacia la aparente cima, al oeste del nevero en el que aparecen algunos hitos.

Royero y Vallibierna desde Espacs.

            La arista se alarga hacia el oeste bastante llana y débilmente erizada  hasta alcanzar  una prominencia con hito. Se trata de la Cima de Espacs, Espax o Igea, situada a 2551metros de altitud. Un  poco más al oeste y antes de que la arista se ahonde se encuentra el Vértice Geodésico  desde el que contemplamos un paisaje ciertamente amplio mutilada por creciente nubosidad que oculta las cimas de Eristes, Posets, Perdiguero, Portillón y Maladeta.

Aneto desde Royero.

            Son las nueve y media, hacemos algunas fotos y nos damos la vuelta sobre nuestros pasos, yo lo haré dos veces ya que olvido mi bastón y tendré que volver a recuperarlo.
            Se trata de una loma que se amplía hacia su punto bajo sobre los 2500 metros para remontar muy suavemente y en dirección este una loma amplísima que nos deposita en la imperceptible Cima de la Tuca Royero situada a 2548 metros de altitud.

En la Tuca de Royero.

            Son las diez y cuarto y en el único lugar de la planicie en la que aflora una camionada de rocas nos sentamos a almorzar mientras contemplamos el paisaje y el jugueteo de las nubes con el mismo. Contemplamos especialmente los Picos de Quillón que están frente a nosotros al otro lado del Valle de Vallibierna.

Bajando hacia los Ibones de Ardonés. 

            Media hora después continuamos al este  descendiendo muy suavemente para alcanzar el amplio y amable Collado de Ardonés en el que se encuentras los tres ibones del mismo nombre, uno de los cuales está prácticamente colmatado.

Macizo de la Maladeta desde uno de los Ibones de Ardonés.

            Pasamos entre  medio de los mismos a 2510 metros de altitud y proseguimos adelante ahora en suave ascenso sobre la naciente Arista Oeste del Estibafreda que luce un nevero residual en su vertiente noroeste que se alarga a nuestro encuentro.

Atrás se han quedado los Ibones de Ardones subiendo a Estibafreda.

            No es preciso pisar la nieve ya que la loma se mantiene limpia y transitada por un caminillo sobre base metamórfica terrosa que nos deposita en la Cima del Pico de Estibafreda situado a 2694 metros de altitud cuando son las once y cuarto de la mañana. Hemos venido hasta aquí a petición expresa de nuestra chica que ayer estaba muy cansada pero poco se nota hoy.

Casquete Somital Oeste de Estibafreda. 

            En la cima hacemos algunas fotos, contemplamos la elegante arista que se alarga hasta Roques Trencades y Castanesa, recordamos nuestra travesía que vendría a parar hasta aquí y sin más ponemos rumbo sur y nos vamos ladera abajo. Se puede bajar por cualquier parte pues se trata de una ladera metamórfica absolutamente uniforme, completamente pelada de vegetación y vestida por un potente nevero que se ahonda hasta conformar la Rama Norte del Barranco Ubago.

En la Cima de Estibafreda.

            A medio descenso del casquete somital evolucionamos un poco al oeste, mis socios tomarán el barranco y yo me alargaré hasta las inmediaciones de Cuello Gordo para descender por la loma que se alarga al sur vestida de praderío y por la que hiciéramos nuestro descenso con los esquís en la ocasión anterior.

Quillón tendrá que esperar. 

            Acabado el amplísimo dorso, descendemos los resaltes herbosos  siempre alejándonos del barranco que se ahonda a nuestra izquierda, alternamos algunas terrazas con resaltes siempre cubiertos de verde pasto hasta que alcanzamos el hombro divisorio entre Ubago y Ardonés.

La Sur de Estibafreda. 

            Desde allí divisamos la Cabaña de Ardonés ya muy próxima y nos echamos a la pista  por la vertiente del Barranco Ubago alcanzándola por un lugar con poco corte y ya próximo al puente sobre el barranco.

Barranquillo en busca de la Pista de Ardonés.

            Desde allí, son las doce y cuarto, solo queda que desandar la pista para llegarnos al coche en una hora de camino tranquilo liquidando nuestro paseo parcialmente circular con alrededor de 900 metros de desnivel acumulado.

La subida cómoda a Cuello Gordo con perspectiva frontal.

            Luego nos bajaremos al Barranco del Ampriu y nos pegaremos un remojón con ganas; después en una sombra próxima a Cerler echaremos unas cervezas y picotearemos al gusto a modo de comida y a las cuatro en casa sin pasarte a verte como acostumbramos mamá, pero me he acordado mucho de ti,  Benasque ya no está tan lejos como estaba en el siglo pasado.