17 oct. 2017

68-17. FORATATA POR LA CANAL SUR Y LA ARISTA OESTE. 16-10-17.

Canal Sur de Foratata. 

Urbanización de Formigal, Loma Sur, Canal Sur, Faja Horizontal y Cara Sur. Descenso por Arista Oeste y Collado del Forato.
16-10-17.
Salida 08:45 h. Llegada12:45 h.
Sol.
Bastante fácil.
Ascensión.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Foratata procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            A pesar de que  Foratata fue uno de esos pocos picos que nos rechazara inicialmente en un día de nieve sin compactar, creo que el asunto quedó debidamente compensado con las sucesivas y posteriores  ascensiones por las tres vías que, de alguna manera, son consideradas como las normales, en el supuesto caso que el pico tengo alguna vía normal.
            Conocíamos la vía de la Arista Oeste con el Paso del Pino, la de la Grieta en la Noroeste y la de la Faja Herbosa a la Cara Sudoeste y conocí posteriormente algunas vagas referencias sobre un corredor en la Arista Sur  que nos podían facilitar otro acceso diferente y hoy 16 de Octubre de 2017 vamos a conocerlo. Creo, según me dice mi chica que José Miguel Navarro ha estado hace unos días por allí pues parece que se ha puesto de moda.

Canal Sur de Foratata tomada a la vuelta con perspectiva.

            Son las nueve menos cuarto cuando tras aparcar en el extremo nordeste de la Urbanización del Formigal a 1600 metros de altitud nos ponemos en camino por una pista que atraviesa una portera para el ganado y se orienta al este en busca del Collado de Baladriás.
            La lógica dice de alcanzar el collado y tomar la loma sur para ascender progresivamente por la misma hasta la base de la Pared Sur de Foratata donde nace la Canal Sur,  pero enseguida abandonamos el camino y atravesamos el praderío  en dirección  a la canal que ya se ve desde aquí.

Llegando a la Arista Sur de Foratata.

            Se trata de un crecido prado, algo agostado y lleno de cardos secos que enseguida se inclina con una pendiente sostenida en la que buscaremos los tramos más limpios entre enebros y sabinas rastreras.
            Nuestro objetivo es la parte alta de la loma que arranca del Collado Baladriás y a la que se puede acceder a cualquier parte de la misma. Nosotros tras aproximarnos  a una protuberancia rocosa alcanzamos la parte superior de la loma un poco por debajo de la pared alrededor de los 2000 metros de altitud.

Detalle de la Canal Sur de Foratata.

            Allí está un bastante transitado caminillo que sube desde el collado  y que siguiendo la loma se acerca a la pared. Nos extraña que esté tan transitado y enseguida nos daremos cuenta de que el ganado ha estado por aquí buscando el fresco de la loma.
            La canal evidente hace rato, arranca un poco al este de la loma y en su entrada localizamos un hito en un medio por el que parece que haya pasado todo un ejército.

Entrando a la Canal Sur de Foratata.

            Empleamos ya las manos en el paso de entrada que hacemos por la parte izquierda que está bien escalonada y con buena roca. Unos metros más arriba los hitos nos sacan de la canal hacia su parte este. Es tan evidente el camino que lo seguimos durante alrededor de 200 metros en un ascenso que terminará por depositarnos en la Arista Este de Foratata.

Travesía para retornar a la Canal Sur de Foratata.

            En este punto no hay continuación para nosotros por lo que hemos de dar la vuelta sobre nuestros pasos para volver a la canal. Se trata del primer embarque del día que corregiremos en un cuarto de hora.

Canal arriba de nuevo.

            Vueltos a la Canal proseguimos para arriba en busca de unos pinos que hemos visto por arriba. La canal se torna mixta con asentamientos de pratenses transitados y transitables que nos permiten ascender un tramo más con comodidad.

De una vez por todas de frente para arriba sin variantes.

            Aparece una faja herbosa e inclinada en la ladera oeste de la canal y la seguimos en ascenso; unos metros más arriba la vira muere en unas placas de la pared tras alcanzar un pequeño crestón y por segunda vez tendremos que desandar camino y retornar con cierto cuidado los tramos terrosos para tomar, de nuevo la canal directa.
            Con más hierba que roca, la canal muere en la arista junto a unos pinos aventureros y se alarga bajo la misma hacia el oeste con una rampa menos inclinada que rematará poco más arriba en el crestón del que nos hemos dado la vuelta más abajo.

Un pequeño jardín en la mineralidad de Foratata.

            En este punto se abandona la canal y se realiza la travesía de un corredor situado al oeste mediante una faja herbosa establecida entre paredes tanto por arriba como por abajo y en la que un caminillo baja unos metros para recuperarlos en un siguiente espolón gemelo del anterior.

Cambiando de corredor en la Sur de Foratata.

            Aquí la faja enlaza con la de la vía normal al pico por la cara sudoeste y nuestro camino ha aclarado aquella vieja idea que me había rondado por la cabeza siempre que habíamos llegado a este lugar pero Foratata me había impuesto su ley de prudencia y sensatez.

Iniciando la Pared Sudoeste de Foratata.

            Un corredor conocido, muy balizado de flechas rojas y equipado con varias cuerdas fijas, marcha pared arriba, poco que ver con aquella primera ocasión en la que un hito de piedras marcaba un dudoso inicio y punto salvo que la caliza en su mayor parte es excelente.

Balizas y flechas rojas en la Sudoeste de Foratata.

            Creo que en aquella ocasión abandonamos la vía y hoy de nuevo la volvemos a abandonar  pero la progresión con costumbre el fácil y retornamos enseguida a la vía superando sucesivos pasos de IIº disfrutones.

Tramos mixtos en la Sudoeste de Foratata.

            Superada la entrada, el corredor se convierte en pared más amplia y termina por conducirnos a otra zona de placas verticales en la que abandonaremos esta zona para pasar a un corredor situado al este siempre perfectamente indicado.

Cambiando de corredor en la Sudoeste de Foratata.

            La roca sigue siendo buena pero al estar un poco más meteorizada la base se encuentra cubierta de pedreguilla terrosa por lo que hay que prestar un poco más atención para los apoyos de pies.

Se trata de una sucesión de pasos de IIº en la Sudoeste de Foratata.

            Una serie de pequeñas canales con excelentes apoyos de manos para compensar nos depositan enseguida en la Cima de Peña Foratata situada a 2329 metros de altitud. Son las diez y media de la mañana y posiblemente se trate de la vía de ascenso más rápida al pico que yo situaba en la directa desde la Sarra. Hemos empleado hora y tres cuartos pero quizás con poco más de hora y cuarto pueda ser suficiente sin prisa pero sin pausa.

En la Cima de Foratata.

            En la cima disfrutamos de la calima del cielo y del sublime paisaje de 360º que nos brinda este torreón calizo emblema del Valle de Tena: Tendeñera y el Valle del Gállego al contraluz de la mañana, Partacua, Formigal con Escarra y Anayet sus agujas titulares, Ferraturas, Soqués, Arrieles, Pallas, Balaitus, Frondiellas y la Zona de Panticosa de nuevo al contraluz.

Arrieles y Pallas desde Foratata.

            Hacemos unas fotos, nos sentamos a almorzar un poco y media hora después nos vamos para abajo. Lo haremos por la arista oeste que hace tiempo que no hemos recorrido.

Iniciando el descenso de la Oeste de Foratata.

            Se trata de una arista que arranca bastante llana pero enseguida se afila y se inclina decididamente vertiginosa aunque su tránsito sea cómodo con los debidos cuidados. Hay algunas balizas rojas que confirman la vía junto a algún hito de piedras y huellas de tránsito.

El vuelo del buitre leonado en la Oeste de Foratata.

            La ladera norte es hosca y muy inclinada muriendo en las paredes inferiores y la oeste son sencillamente paredes verticales por lo que su tránsito se convertirá pronto en destrepe vertical que hay que mirar antes de hacer. Se trata de un paso de IIIº en descenso que hacemos con el desconocimiento de no haber lo subido previamente, de alrededor de media docena de metros verticales en plena arista, con buena roca y decente de presas. Nos deposita en la cabecera del corredor de salida en el que se encuentra el Paso del Pino.

Destrepando la Oeste de Foratata por encima del Paso del Pino.

            Era Junio del 93. Creo recordar que había un pino cruzado en el corredor que servía para montar el rápel y poder recuperar la cuerda. Hoy hay un pino de pie y un poco más arriba en el que se puede asegurar pero exige de una cuerda de 50 metros. Un poco más bajo hay un potente anclaje de rápel justo para una cuerda de 30 metros pero buscamos otro sobre el bloque empotrado y no lo hay.

Abrazos al Bloque Empotrado del Paso del Pino en la Oeste de Foratata.

            Juan estrena otra cuerda de 30 metros y la atamos con la mía por si acá, luego comprobaremos que era suficiente con una de ellas. Hay que situarse sobre el bloque empotrado, y abrazado al mismo destrepar con presas de manos inversas hasta superar el extraplomo, los pies sirven de poco. Debajo hay una fisura paralela a una grieta que permiten destrepar otros tres metros y alcanzar unas repisas que escalonadas nos depositan en el collado.

Superando el contrafuerte en la Norte de Foratata Occidental.

            Bajo primero, Rosa lo hará seguidamente y termina el paso Juan, los tres asegurados. Recogemos las cuerdas, le echamos una visual a la Fisura de la Cara Noroeste que está aquí mismo y nos vamos para abajo por una canal amplia  y terrosa sitiada entre la pared del pico y un gendarme  nacido entre éste y el Foratata Occidental. Van a ser las doce menos cuarto.

Allá se quedan las Foratatas.

            Son unos metros terrosos y descompuestos que tienen un estrangulamiento que también han equipado con una cuerda y que nosotros hacemos utilizando un tramo algo descompuesto de la pared  de Foratata. Por debajo del paso el corredor se alarga hacia la Sarra  previo paso por el Pinarón de la Lana y al oeste aparece el caminillo que nos permitirá faldear Foratata Occidental por el nordeste. Hoy tenemos prisa y no pasaremos por la otra Foratata.

Peña Forato desde el Collado del mismo nombre.

Cardo pirenaico en Formigal.

            Se trata de un tramo de camino que realmente no hemos hecho nunca al completo. Más o menos horizontal alterna subidas con bajadas siempre al oeste en busca del Collado del Forato. Incluso tiene un pasaje en el que hay que emplear las manos para remontar unos metros sobre un crestón, evitando así tener que perder un  montón de metros que luego habría que recuperar.

Hacia Formigal desde el Collado del Forato.

            Alcanzamos el Collado del Forato situado a 2035 metros de altitud cuando son las doce pasadas, contemplamos Arafita y el Forato de gratos recuerdos y nos vamos para abajo abreviando orientados por el Caserío del Formigal al que llegaremos sobre la una menos diez. Hoy han sido 750 metros de desnivel acumulado en una jornada matinal y corta pero es más importante haber recorrido un acceso diferente a Foratata de los que ya conocíamos. Las montañas, incluso las más agrestes, suelen ofrecer alternativas para aquellos que estemos dispuestos a prospeccionarlas: es otro juego.


            

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.