12 jul 2021

56-21. BACHIMALA PARA VIVAQUEAR Y VISITAR LOS IBONES. 9 y 10-7-2021.

En la Arista Oeste de Bachimala.

Refugio de Tabernés, Vado de Bachimaña, Sedñal de Biadós, Caras Sudoeste y Oeste y Arista Oeste. Descenso Arista Oeste, Recorrido Ibones de bachimala, Barranco de Bachimala, Travesía Sur y Vado de Bachimala.

09 y 10-07-2021.

Salida 13:15 h. Llegada 13:15 h.

Sol.

Fácil.

Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Bachimala procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Estamos en una semana cálida con tiempo excelente, según han precisado, para vivaquear. Nosotros queremos ir algún día más de ella al monte, Juan marcha a Andalucía y nosotros nos redireccionamos a la carrera y decidimos aprovechar estos días cálidos para hacer nuestro vivac anual en altura: iremos a Bachimala pues luego igual se nos complica el programa.

            Ibamos a volver a Bachimala o Machimala ya que desde aquella primera vez allá por el 1990, hace media vida, no habíamos vuelto. ¡Joder como pasa el tiempo!

            Es 9 de Julio de 2021 y las doce y cuarto cuando llegamos a Tabernés situado a 1740 metros de altitud para aparcar justamente debajo del mismo pino que lo hiciéramos en nuestra visita al Lustou.

Comenzamos a caminar en Tabernés en busca del Cinqueta de la Pez.

            Comemos tranquilamente  y a la una y cuarto nos ponemos en camino en busca del Cinqueta de la Pez que atravesamos inmediatamente para proseguir al norte por el camino que transita su orilla derecha.

            Dejamos a nuestra izquierda caminos acartelados a la Virgen Blanca primero y al Puerto de la Madera después y en media hora nos llegamos al Vado de Bachimala situado a 1800 metros de altitud y cuyo pluviómetro recordamos perfectamente.

En el Vado de Bachimala cruzaremos el río y tomaremos el camino del Barranco de Bachimala.

            Aquí termina el camino que conocemos y se despliega ante nosotros un abanico de posibilidades ya que no queremos repetir ni la arista norte ni la sur que ya conocemos.

            Tras cruzar el Cinqueta de la Pez, abandonamos las balizas blancoamarillas del PR. que siguen al norte hacia el  Puerto de la Pez y localizamos una poco visible línea de hitos, sobre crecida pradera, que se van en dirección este pasando por el pluviómetro, directos a la pared por la que cae la Cascada del Barranco de Bachimala.

Con el Collado de la Señal de Biadós por delante. 

            Llevaremos a nuestra derecha la espumosa cascada, transitando un poco marcado camino que enseguida  se empina y asciende luego fuertemente en cortas lazadas entre pinos negros. Los hitos de piedras y alguna deperdigada baliza de verdes nos acompañan.

            Tras remontar alrededor de 175 metros la ladera se arrellana y el camino prosigue al este acercándose al barranco del que se ha alejado un poco. Enseguida y a nuestra izquierda parte otra línea de hitos con una losa en la que pone “Ibón” con letras verde claro. No nos interesa pero podría ser por allí nuestra vuelta.

Desde la Señal de Biadós comenzamos el largo faldeo de la Oeste de Bachimala. 

            A lo lejos se recorta un collado que podría ser el de la Señal de Biadós y al que se dirige el Barranco de Bachimala y nuestro camino que, de cuando en cuando, se difumina no demasiado transitado.

            Sobre los 2200 metros de altitud, hemos ido subiendo suavemente,  el barranco se abre en dos yo me deshojo tratando de buscar hitos o trazas de camino que marchen por la rama derecha que baja directamente desde el pico en dirección norte-sur y la otra que prosigue hacia la Señal de Biadós.

Bajo la Sudoeste de Bachimala. 

            Sé que por allí podríamos subir, es la rama de barranco con más caudal de las dos y lógicamente la que nos permitiría coger agua lo más alto posible, algo que nos interesa sobremanera pero… con la carga que llevamos nos vamos a lo seguro que es continuar hacia la Señal de Biadós.

            Se trata de un vallecillo muy lineal que pierde el agua enseguida, ligeramente por debajo de los 2400 metros de altitud. En ese punto cojo un poco de agua premonitoriamente. Llevamos dos horas de camino.

El Circo Sudoeste de Bachimala entre el pico y Punta Sabre guarda algunos neveros. 

            Veinte minutos después alcanzamos el Collado de la Señal de Biadós situado a 2536 metros de altitud. Dejo la mochila, me asomo a la vertiente de Biadós, fotografío el Posets y me doy la vuelta al collado: no hay rastros de agua en ninguna de las dos vertientes  y puede ser que queden neveros residuales pero si no hay mucha suerte, en este terreno metamórfico no la vamos a ver correr.

            Mientras Rosa espera yo me bajaré hasta donde he cogido agua a por tres litros más. Sin mochila liquidaré el asunto en menos de media hora, pero la seguridad aconseja el peaje.

Iniciando la enorme pedriza de la Cara Oeste-sudoeste  de Bachimaña. 

            Son las cuatro y cuarto cuando tomamos un camino que, señalado con hitos, arranca del collado y se va en ascenso en dirección nor-noroeste dejando a nuestra derecha la Arista del Sabre que es la sur de nuestro objetivo. Se puede subir bien, la conocemos en descenso, pero preferimos un camino nuevo. ¡Siempre queremos conocer!

            El inicio del camino liquida los últimos restos de ralo praderío y a partir de aquí inicia un faldeo a la cara sudoeste de Bachimala que cada vez más mineral pasara bajo un guapo circo acostado entre Gran Bachimala y el Sabre o Sable, donde anidan los neveros residuales origen de la rama de barranco más caudaloso, que no hemos tomado y del que tampoco veremos incorporación al camino que llevamos.

Al fin se asoma el Casquete Somital de Bachimaña. 

            Si hubiéramos pospuesto la recogida de agua,  tampoco hubiera sido gratis pues el barranco aparece creo que más de 150 metros por debajo de donde lo cruza nuestro camino y con la desventaja de ser terreno más inestable para recogerla, aunque ahora ya da lo mismo.

            En la travesía de este circo empezamos a encontrar a gente que baja del pico. Primero un grupo de alicantinos con los que charlamos un poco pues uno de ellos me confunde con un conocido y es que no se ha enterado todavía de que con los que llevan gafas, gorra y barba canosa nos ocurre lo mismo que con los chinos: que todos son iguales.

Casquete Somital Oeste de Bachimaña.

            La segunda mitad del circo tiene pizarras más grandes y en ella nos cruzamos con un par de autobuses de madrileños de todas las edades y que bajan cada uno como puede. Menos mal que no se han quedado en la cima que si no tenemos que vivaquear en los ibones.

            La travesía del circo se liquida en fuerte ascenso para alcanzar la Arista Sudoeste de Bachimala, lugar por el que entramos a la cara oeste-sudoeste  y por la que continuará el camino ascendiendo, no lejos de la arista por la que también se puede subir ya que por la vertiente del circo tiene fuertes paredes pero por la que subimos es un pedregal infame; pero ya que vamos por camino…

Con nuestro Vivac en Bachimala recién hecho con Punta Sabrre y Posets detrás. 

            Vuelta a vuelta y piedra a piedra, ganamos altura y se asoma el casquete somital del pico al final de su arista Oeste. Estaremos sobre los 2900 metros de altitud y las piernas pesan pues no tenemos costumbre de ir con peso.

            El camino se llega hasta las inmediaciones de la arista que llevamos a nuestra derecha, se arrellana un poco y prosigue con el ascenso de un tramo más terroso en el que se dibujan eses similares al descenso de una pala de nieve. Pensamos en un martirio pero se sube bien.

Brisa y neblinas en el ocaso que disfrutamos en Bachimala.

            Después, unos metros de ascenso por pedregal de mayor tamaño, nos permiten alcanzar la arista oeste, mientras contemplamos como llegan a cima una pareja que sube por la Arista del Sabre y que nos han dicho que van a vivaquear.

            Se agradece la arista que es fácil pues apoyas un poco las manos repartiendo esfuerzo y nos permite ganar la última centena de metros que nos depositan en la Cima del Gran Machimala o Pico Schrader situado a 3176 metros de altitud. Son las seis menos cuarto.

Nos hemos perdido la salida del sol y tratamos de dejar arriba las nieblas bajando la Arista Oeste.

            En la cima hay un solo vivac y está ocupado por Ana y David, una pareja de Manresa muy agradable con la que departiremos conversación pero eso será después de prepararnos el vivac.

            En la parte más o menos llana de la cima hay pocos materiales para rellanar y hacer un poco de pared en cambio en la ladera sudoeste un par de metros debajo de la cima hay mogollón y con ellos haremos una plataforma completamente artificial de dos por dos metros con pequeños muretes para el viento que espero que cese. Se nos llevará una hora cumplida pero quedará de cine.

Bajaremos la Oeste de Bachimala hasta que localicemos descenso a los ibones. 

            Luego charlamos, cenamos, charlamos de nuevo y contemplamos el ocaso del sol por la Zona de Troumouse. Son casi las diez cuando nos metemos en los sacos. El suelo está divino con las esterillas y el plástico que hemos subido para caso de lluvia pero la brisa que viene del sudoeste aunque no es fría no cesa.

Rosa dentro de la funda vivac aluminizada pasará una buena noche pero yo que tengo la manta aluminizada abierta pasaré la noche peleando con la brisa que no cesará en toda la noche, una noche estrellada como pocas en las que nos quedará claro que la Vía Láctea va de este a oeste. Un planeta nos acompañará en una noche muy larga, en la que la polar brilla inusualmente.

Cerca de la pedriza que nos permitira bajar hasta los Ibones de Bachimala.

Alrededor de las seis y media de la mañana cuando el día 10 quiere clarear, llegan las nieblas cubriendo los casquetes somitales de las cimas más altas, por abajo se traslucen, pero nos van a birlar la salida del sol y nos confinan un rato más dentro de los sacos.

Alrededor de las siete y media pasadas y viendo que el asunto no mejora, nos levantamos, recogemos nuestro vivac y nos despedimos de nuestros amigos que se quedarán un rato más disfrutando del suyo. Son las ocho y cuarto cuando iniciamos el descenso de la arista oeste con intención de recorrerla en su mayor parte para ver si las nieblas se quedan arriba y por abajo nos permiten visitar los Ibones de Bachimala. Si persisten volveremos por donde hemos subido y fiesta.

La Oeste de Bachimala que acabamos de descender desde el inicio de la pedriza a los ibones.

La Arista Oeste de Bachimala es de andar incluso el casquete somital. Tiene vagos restos de camino y muy suavemente desciende  hasta los 2900 metros lugar en el que se orienta al sudoeste y continúa descendiendo suavemente hasta un punto bajo situado sobre los 2800 metros lugar en el que vuelve a llanear a pesar de que ópticamente parezca que asciende.

Picos de la Pez y del Puerto llegando al Ibón Bajo de Bachimala.

Es el lugar donde se rompen bastante los paredones que hemos llevado a nuestra derecha y una pedrera muy transitable permite el descenso al circo lacustre. Paramos a quitarnos ropas, comemos unas galletas de chocolate y nos vamos para abajo un poco por cualquier parte.

Se trata de una pared medianamente inclinada, rellena de basura que se puede bajar al gusto sin tener zonas de deslizamiento que agilicen el descenso ni resaltes significativos. Incluso hay algunos tramos con trazas de camino.

Armeria alpina en los Ibones de Bachimala. 

Es un descenso de 200 metros que se lleva su tiempo y que hacemos al norte para alcanzar el praderío pedregoso en el llano de la cubeta lacustre. Lo de llano es un decir.

Cerca del Ibón Inferior de Bachimala sobre los 2560 metros de altitud dejamos las mochilas junto a un gran bloque y nos vamos a recorrer los ibones. Son las diez menos cuarto.

La Noroeste de Bachimala desde el Ibón Alto. 

Cruzamos el desagüe de los mismos por la cola del Ibón Bajo,  nos acercamos al ibonciecho más occidental y remontamos alrededor de 150 metros por terreno medianamente verde y lleno de afloraciones metamórficas para pasar cerca de las paredes de los Picos de la Pez  hasta acercarnos al Ibón Alto de Bachimala situado sobre los 2700 metros de altitud, un irregular ibón de pequeño tamaño a los pies del Abeillé.

Con el Ibón Grande de Bachimala. 

A partir de allí descenderemos recorriendo los ibones junto a sus desagües. Primero pasaremos entre los dos Ibonciechos  desde los que fotografiaremos la Norte de Bachimala y su cascada y después el Ibón Grande de Bachimala situado a 2650 metros de altitud para seguir descendiendo por la orilla izquierda del desagüe, rodear el Ibón Bajo por su orilla este y llegarnos a las mochilas para echar un bocado cuando son las once y cuarto.

Ibón Bajo de Bachimala desde su orilla este.

Media hora después nos acercamos al desagüe de los ibones y localizando unos hitos nos vamos para abajo en dirección oeste. Descendemos alrededor de 100 metros junto al mismo y cuando la ladera se quiere empinar el camino se separa del curso de agua alejándose hacia el sur, atraviesa una pedriza que baja desde la cuenca lacustre y prosigue bastante horizontal faldeando  las paredes superiores.

Iniciando el descenso por la Orilla Izquierda del Barranco de Bachimala.

En algún momento se difumina el camino pero los hitos que buscamos nos permiten seguirlo bien de llano o en suave descenso. Un suave descenso que algo más adelante se inclina cuando ya vemos en la distancia el Vado de Bachimala sobre los 2300 metros de altitud. A partir de allí nos cruzamos con gente que sube y resalte tras resalte descenderemos en dirección,  prácticamente sur, hasta alcanzar el punto en el que salía el camino del Barranco de Bachimala que vimos a la subida.

Allá abajo aparece el Vado de Bachimala desde la larga travesía de la Sudoeste de Bachimala.

Cerrado aquí el bucle abierto, desandamos camino para descender el resalte que nos bajará al Vado de Bachimala cuando son las doce y media. Solamente nos queda bajar junto a las aguas del Cinqueta de la Pez y llegarnos hasta el Refugio de Tabernés  cuando es la una y cuarto.

Refugio de Tabernés, origen y fin de nuestra circular. 

El mediodía está pesado, hace calor pero la pesadez quizás provenga más de los 1600 metros de desnivel acumulado y de una noche poco cómoda que del calor, que lo hace. Nos bajaremos hasta la Virgen Blanca y nos pegaremos un remojón, nos cambiaremos de ropa y comeremos un poco a la fresca sombra de un viejo pino. Luego, peleando contra el sueño nos volveremos a nuestro garito y otro día más.

Otras actividades en la zona: 
Machimala, Gran,  8-7-90,
Machimala, pequeño,  8-7-90,
Machimala, punta del ibón de,  8-7-90,
Abeille, pico de,  8-7-90,
Pez, pico del puerto de la, 8-7-90,
Culfreda Central, 7-7-90,
Culfresa Nordeste, 7-7-90,
Culfresa Sudoeste, 7-7-90,
Lustou, pic, 10-7-01, 27-7-17,
Sabre, punta,  8-7-90,
Petar, pic, 11-7-10,
Aigues Cruses, pic de, 9-7-10,




No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.