8 sept. 2019

65-19. PALAMOS-CAP ROIG. 8-9-2019.


Costa rocosa en Palamós.

Palamos, Cala de la Fosca, Castell de Sant Esteve, Playa del Castell y Cap Roig.
08-09-2019.
150 m.
150 m.
12000 m.
02:30 h.
Sol.
Muy fácil.
2 p.
1 d.
Senderismo.
No es más que un agradable y corto paseo.
El agua hay que llevarla.
Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de cap Roig procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            No somos animales de playa pero de cuando en cuando nos gusta y el finde del 8 de Agosto de este 2019 nos subimos a Palamós pues hacía muchísimos años que no íbamos por la Costa Brava de playa.

En la Fosca. 

Ruinas del castillo de Sant Esteve de Mar.

            Ya se pasó el tiempo en el que nuestras estancias en la playa eran, al menos, de una semana y ahora con un finde nos sobra; así que el domingo madrugamos un poco y nos vamos a dar una vuelta aprovechando el GR92 que anda por allí.

La Plata de la Fosca.

Hacia la cala del Castell. 

            Estamos en la Fosca y a las ocho de la mañana nos llegamos a la playa con el propósito de caminar un poco pues no hace falta más que un par de zapatillas y una gorra para el sol si acaso.

La Cala del Castell.

En la Cala del Castell el GR 92 abandona la costa.

            El GR rodea la playa  y sale de la misma por su extremo nordeste para recorrer los acantilados  donde encontramos en primer lugar las Ruinas del Castell de Sant Esteve de Mar y seguidamente más acantilados ocupados por viejas casas de pescadores en un precioso tramo rocoso típico de la Costa Brava, salpicado de diminutas caletas sin arena.

Pasamos junto a un amplio aparcamiento para la Playa del Castell.

Poco más adelante se trasluce de nuevo entre pinos las luces del mar. 

            Es un tramo de preciosas vistas con la luminosidad de la mañana hasta que en las inmediaciones de la Playa del Castell el camino abandona la costa y se introduce en el interior para progresar al nordeste y pasar junto a un amplísimo aparcamiento en el que dejar los vehículos los bañistas del Castell.

Aparece de nuevo el Mediterráneo cerca de Cap Roig. 

Entre pinos y alcornoques.


            La pista prosigue introduciéndose en un bosque mixto de pino y alcornoque, pasa entre los Puigs del Terme y Morera y continúa al este con alguna que otra bifurcación pero siempre bien balizado.

Jardín Botánico de Cap Roig. 

Higos chumbos. 

Hacia Palamós.

            Poco más adelante giramos un poco al nordeste y avanzamos a una distancia prudencial de la orilla del mar hacia la que parten algunos senderos poco transitados para visitar desperdigadas caletas.

de vuelta en la Fosca.

Más higos chumbos en la Fosca. 

            Nos cruzamos con más cicloturistas que senderistas  finalmente cuando llevaremos poco mas de una hora de camino, alcanzamos un punto alto sobre el Cap Roch alrededor de los 100 metros de altitud.

El Arenal de la Fosca. 

Deliciosas aguas en la Costa Brava.

            Allí están las instalaciones del jardín Botánico en torno al Castillo de Cap Roig  pero nos damos la vuelta puesto que no merece la pena ni bajar hasta el agua en el extremo del cabo ni proseguir faldeando una pequeña loma hasta avistar Calella de Plafruguel ni mucho menos emplear toda la mañana en la visita turística de las instalaciones.

El Arenal de la Fosca contrasta con la costa rocosa. 

            La vuelta es un agradable paseo al solisombra que nos procura el pinar en una mañana agradabilísima.

En Palamós.

            Otra hora larga de vuelta nos devuelve a la Fosca por idéntico camino en un paseo con poco más de 150 metros de desnivel. Nos queda toda la mañana para tomar el sol en la playa mientras no moleste; luego comeremos en un rstaurante del recoleto paseo marítimo y poco más que el viaje de vuelta con poca circulación.
           

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.