21 sept. 2019

4.19.TREKING DEL KILIMANJARO. BARRANCO CAMP A KARANGA CAMP Y BARAFU CAMP. 21-9-2019.


Arrow y Little y Big Breach Glacier.

Barranco Camp, Pared del Barranco, Barranco Karanga, Karanga Camp, Contrafuerte Sur y Barafu Camp.
21-09-2019.
Desnivel ascendido 1250 m.
Desnivel descendido 480 m.
Distancia recorrida 10000 m.
Tiempo efectivo de marcha 06:00 h
Mixto,
Fácil.
Si para hacer dos jornadas juntas en una empleamos seis horas a ritmo cansino, no quiero imaginar cómo hubiera sido en dos días. Lo mejor es que estamos a 4700 metros y mañana nos espera la Cima del Kili.
El agua la tienen que subir de las inmediaciones de Karanga Camp y sin ser demasiado ya supone un porteo importante que me recuerda la vez que tuve que avituallar de agua  Punta Güé para subir con los críos de la escuela al día siguiente. Hice de porter y sin propina.
Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.


Mapa del Kilimanjaro procedente de Maco Editions. Vía en amarillo.

            Duermo poco durante esta larga noche pero lo compensa mi chica que se ha tomado un pequeño pildorazo. Lo que sí está asegurado es el descanso con comodidad que siempre viene bien.
            Son las seis de la mañana cuando rompemos el duermevela. Es 21 de Septiembre de 2019 y vamos a repetir lo que casi es costumbre: cielo despejado, sol por detrás del Kili, aseo, desayuno en la tienda comedor, relleno de agua para termos y cantimploras…

El Kili dominando Barranco Camp. 

            Enmochilado todo de nuevo, sacamos mochilas, recogemos colchonetas por colaborar y a las ocho y media de la mañana comenzamos la marcha con esperanzas de que el tema cambie algo: hoy juntaremos dos etapas en una.

Echando la vista a Barranco Wall.

            Con el sol recién llegado al campamento, estamos a 3900 metros de altitud y nos apresuramos a enfilarnos. Un corto tramo de camino que cruza el Great Barranco nos ha de conducir a Barranco Wall, un paretazo oscuro al contraluz de la mañana que tendrá por encima de los 325 metros de desnivel.

Enfilados hacia la Pared del Barranco. 

            Ayer no apreciamos nada en la pared pero hoy está manchada por un multicolor gusano de personas que se distribuyen por todas y cada una de sus muchas zetas que se dibujan de norte a sur.
            Una visual más al escalonado Glaciar de Arrow y entramos a la sombra entre secnecios  para hacer una fila lenta e interminable. A pesar de que se trata de una pared bastante erguida hay variantes por las que progresan los porteadores, aunque a la mayoría les vayamos cediendo el paso.

En menos de una hora ha desaparecido prácticamente Barranco Camp.

            La Pared del Barranco presenta algún esporádico paso de IIº con una roca excelente y un escalonamiento envidiable. Es el tramo más montañero de todo el treking y nosotros apoyamos las manos en algún punto para equilibrarnos más que otra cosa, pero hay guiris a los que les empieza a pesar la culera.

Overbooking en Barranco Wall.

            Foto por aquí parón por allá superamos el primer tramo de alrededor de 200 metros tras el que la pared alcanza un pequeño rellano que recorremos adelantando a algunas cordadas que “toman aire” y se reponen de tan “ímprobos esfuerzos.”

la Pared del Barranco se acuesta finalmente.

            El camino se gira un poco al norte y acomete el ascenso de un resalte de menor entidad y un poco más tendido al que le sucederá un tercer y último todavía más corto y tendido al este con el que liquidaremos la tan conllevada Pared del Barranco. Hemos echado hora y media bastante larga en la pared.

Finalizando la Pared del Barranco aparece de nuevo el Kili. 

            En una especie de collado sobre los 4250 metros de altitud nos hacen parar no sé para qué. De la parada lo mejor será la espléndida vista de la Sudeste del Kili en cuya parte inferior anidan unas pedrizas  abarrancadas por los cursos de agua que ocasionalmente recorren esta cara.

Detalle del Glaciar de Arrow.

            Ayer vimos a un tío beber agua del camelback que llevaba su porteador personal, él estaba perfectamente depilado y con las manos en los bolsillos y hoy acabamos de ver a un par de guiris de esos a los que no hay miedo que les abandone el desodorante que no sé con cuánta corte subían y a otro que descalzo se hace su espectacular foto saltando como si hubiera pisado ascuas, es nuestro triste entretenimiento de los ratos de tedio.

Continuaremos bajando y subiendo hasta Karanga Camp. 

            Estamos en el Circuito del Sur y la continuación es en descenso escalonado al este para atravesar unos lomos calcinados separados por depresiones abarrancadas: el páramo ha sido sustituido por el Desierto Alpino.

Se suceden bajadas y subidas hasta Karanga Camp.

            Un primer descenso de alrededor de 100 metros de desnivel nos lleva por polvoriento camino al primer barranco en el que hay algún resto de hielo del agua que pobremente ha aparecido procedente de alguna minúscula lengua glaciar.

Preciosas lobelias cerca de Karanga Camp.

            Le sigue un remonte, inferior al descenso previo, nos deposita en una loma de nuevo de la que descenderemos inmediatamente y alrededor de 50 metros para atravesar el siguiente barranco en el que hay un poco más de humedad que en el anterior.

Las nieblas nos rodean pero nos respetan. 

            En una tónica similar continuamos para hacer un largo descenso que nos ha de llevar al Cauce del Barranco Karanga con un tramo final inclinado y descompuesto, del que habrá que salir por fuerte repecho pues lo alcanzamos sobre los 3900 metros de altitud.

En Karanga Camp están las nieblas agazapadas esperándonos. 

            Hay dos caminos de ascenso dibujados en la ladera y ascenderemos los alrededor de 100 metros en directo por el que está al frente. Luego sabremos que el otro, situado más al norte, es el que emplean los porteadores para coger el agua. No baja gran cosa pero no les cae demasiado lejos.

Iniciando la marcha a Barafu Camp.

            Son las once y media de la mañana cuando alcanzamos Karanga Camp situado a 3995 metros de altitud como indica el cartel oficial. He de decir que entre las informaciones consultadas tanto oficiosa como oficiales hay un follón de cotas del quince con lo que uno termina por no saber ni siquiera la cota del Kili.

Dejamos atrás Karanga Camp. 

            Las nieblas han llegado antes que nosotros.
            Nos dan un picnic que comemos a medias y esperamos pues nos han dicho que continuaremos pronto para hacer la segunda etapa del día.

La ladera se alarga más de lo imaginado. 

            Alrededor de las doce y media emprendemos la marcha remontando la ladera cuya parte baja ocupa el campamento. Las nieblas van y vienen mientras ascendemos largamente ya al norte sobre una ladera de bloques magmáticos redondeados: pole pole.

El camino a Barafu Camp se incorpora a un crestón magmático. 

            La ladera se alarga más de lo esperado ya que las nieblas nos cubrían y nos cubren el horizonte más allá de alrededor de 200 metros y muy suave, termina arrellanándose un poco por encima de los 4200 metros de altitud.

En Barafu Camp.

            El camino se abre en dos. El del este conduce a Mweka Camp y el que continúa al norte nos llevará a Barafu Camp. Al norte del rellano aparece una prominencia sumergida en las nieblas y hacia ella ascendemos para acercarnos a una especie de arista y terminar faldeando la prominencia por el este Son las tres de la tarde

Barafu Camp está muy desperdigado y en un hombro poco confortable. 

            Continuamos con un descenso más largo que significativo tras el que ascendemos un nuevo resalte alcanzando un collado y desde el mismo una diagonal ascendente nos permite alcanzar las tiendas más bajas de Barafu Camp posiblemente situadas en un lugar inhóspito y algo abrigado entre grandes bloques y pequeñas paredes magmáticas. Seguimos entre nieblas.

Mawenzi Peak desde Barafu Camp.

            Son las cuatro menos cuarto cuando alcanzamos el núcleo fundamental de Barafu Camp siatuado a 4673 metros de altitud. Se trata de un lugar ventoso, rocoso e inclinado, sembrado de bloques y vestido de nieblas, suerte que irán y vendrán con lo que nos permitirán ocasionalmente contemplar paisaje que es lo que queremos.
            Tras la inscripción habitual de todos los lugares en que se pernocta, nos metemos a las tiendas pues el ambiente está algo desapacible. Son las cuatro menos cuarto.

Esta noche tomaremos ese camino con destino ala Kili. 

            Hasta Karanga hemos subido525 metros y bajado 430; además hasta Barafun hemos subido 725 y bajado alrededor de 50 con lo que la doble jornada se ha saldado con 1250 metros subidos y 480 metros bajados, con un recorrido cantado de 10 kilómetros, lo que no siendo demasiado nos ha dejado bastante altos y podría suponer la antesala de lo que vendrá mañana, y no nos hemos herniado ni nada.
            Hacemos preparativos de ropas y mochilas para el día siguiente y salimos de cuando en cuando a contemplar paisaje con permiso de las nieblas.

Pasa la tarde y despeja por arriba. 

            En una de las salidas con visibilidad aceptable fotografiamos el Casquete Somital del Kili desde aquí, el Valle Sudeste por el que ascenderemos mañana y el camino que parte desde este campamento hacia Mweka. El ascenso que imaginamos es terroso y descompuesto, amplio y parece fácil. Bueno, confirma nuestra teoría de que aparentemente se puede subir al pico un poco por cualquier parte no en vano tiene rutas por todas las orientaciones del mismo.

Ruta Machame. Treking del Kilimanjaro.

            Un rato después cenamos no tan copiosamente como en días anteriores, ni falta que nos hace y a las ocho menos cuarto nos empiltramos dispuestos a descansar brevemente. Yo dormiré por primera noche con los dos sacos ligeros que he traído y podría haberlo hecho con uno solo pero la confortabilidad facilita el descanso y en ello estamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.