3 ago 2022

6-22. ALPES 22. ETAPA 6. CABAÑA DES HOUERTS A CABAÑA JAFFUEIL. 12-7-2022.

Acercándonos al Pont de le Chatelet. 

Cabaña des Houerts, Aparcamiento y Pont de le Chatelet, Grand y Petitte Serenne, Sant Paul Sur Ubaye, Sentier Forestiere de la Traverse, Col de Vars, Cabaña Ecueille y Col y Cabaña Jaffueil.

12-07-2022.

Salida 06:30 h. Llegada 19:15 h.

Desnivel ascendido1200 m.

Desnivel descendido 1350 m.

Distancia recorrida 28000 m.

Tiemppo efectivo de marcha 08:15 h.

Sol.

Fácil.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa General de la Travesía Alpes 22.

            Cuando nos levantamos al 12 de Julio de 2022 no solamente habíamos pasado el ecuador de nuestra travesía sino que habíamos terminado con las dos jornadas intermedias que podríamos considerar como de alta montaña, pero no por ello podíamos desocuparnos ya que quedaban todavía las dos últimas jornadas de senderismo por delante.

Mapa de Cabaña des Houerts a Cabaña Jaffueil.

            Consecuentemente nos levantamos a las seis de la mañana, hora ya habitual tras una noche agradable y reparadora. Por segundo día no hemos de recoger la tienda con lo que  los prolegómenos del día son breves y media hora después estamos de camino recorriendo el Rellano de la Cabaña des Huerts situado a 2300 metros de altitud

            Enseguida y dejando a nuestra izquierda el barranco descenderemos al sudeste primero un valle algo descarnado para entrar enseguida al bosque y volver a coincidir con el barranco que se precipita pared abajo formando una bonita y amplia cascada.

Antes de entrar en el Bosque del Barranco des Houerts.

            Bajo fotografiando algunas de esas flores de las que hemos disfrutado a la largo de toda la travesía y contemplando la luz del sol que ilumina las alturas mientras visualizo la ladera opuesta sin ninguna intención especial ya que no hemos de patearla.

            Tras un tramo de pendiente más amable el camino se inclina de nuevo para terminar depositándonos en la carretera que sube hasta Maljasset a 1720 metros de altitud. El aparcamiento anunciado debe estar un poco más arriba y ni siquiera lo vemos ya que tomamos la carretera en dirección sudoeste, aguas abajo del Ubaye. Llevamos una hora de camino.

La Cascada del Barranco des Houerts.

            El GR. utiliza fundamentalmente la carretera y siempre en la Orilla Derecha del Ubaye salvo en algún pequeño tramo de camino de poca trascendencia. Seguimos en suave descenso y a la sombra de la mañana y enseguida pasamos Sant Antonie a 1650 metros de altitud.

            Poco después comenzamos a ver el Pont de le Chatelet que fotografiamos en la distancia y descartando la idea falsamente preconcebida de contemplar desde abajo el impresionante tajo que el rio ha practicado sobre la roca, seguimos la carretera hasta el aparcamiento y remontamos suavemente hasta llegarnos al puente tras otra hora de camino.

Apollo sobre escabiosa en el Barranco des Houerts.

            Se trata de un espectacular puente de obra que salva un vano de alrededor de 20 metros sobre unas paredes verticales que tendrán por encima de los 100 metros de altura. Es la atracción del valle.

            Hacemos algunas fotos contemplamos el valle en ambas direcciones desde tan especial lugar y nos volvemos hasta las inmediaciones del aparcamiento para continuar carretera abajo.

El GR5. marcha por la carretera junto al Ubaye.

            Poco después alcanzaremos el Caserio de la Grande Serenne compuesto de grandes y destartaladas casonas que resisten el paso del tiempo gracias al turismo que lo utiliza todo.

            Poco después callejearemos por la Petite Serenne para continuar por el Pont Estret y alcanzar  caseríos ya próximos a Sant Paul Sur Ubaye, en un camino en el que ya nos calienta el sol y se está haciendo pesado a pesar de que solamente son las diez.

En Sant Antoine. 

            Hemos descartado el camino corto que atajaría por lo alto del pueblo a la Carretera al Col de Vars y proseguimos por medio del pueblo pasando junto a la panadería que no necesitamos como habíamos planeado. Cogemos agua en el Ayuntamiento porque todo está muy seco y salimos del pueblo por la parte sudoeste alcanzando la carretera antes de que esta cruce el Barranco de Maunal que baja del Col de Vars.

            En la Ladera Derecha del Barranco Maunal, en el que está establecido el Bosque de la Traverse, tiene que haber un camino que salga de la carretera tras cruzar el barranco e incorporarse seguidamente a la Route Forestiere de la Traverse. Pero no aparece y continuamos carretera abajo hasta que coincidimos con uno de los GR., el que baja valle abajo y que por no hacer un tramo de carretera le han echado un sube y baja a cambio.

En la Petite Serenne.

            El GR cruza la carretera y comienza a ascender por el Bosque  de la Traverse pero en dirección casi sur y a nosotros nos interesa la noroeste ya que nos sigue guiando el valle por el que tenemos que ascender.

            Tras un rato de dudas aparece una pista y cuando nos detenemos a echar un bocado pues son las diez y media pasadas, me alargo y encuentro un cruce acartelado que no indica nada del Bosque de la Traverse pero si indican unas viejas fortificaciones que me suenan. Chalamos con una pareja de senderistas que tampoco lo tienen muy claro y concluimos que tiene que ser por allí.

Llegando al Puente sobre el Maunal.

            Alrededor de las once seguimos la pista que, en dirección noroeste, asciende muy suavemente en la dirección que nos interesa, pero lo hacemos con cierta precaución pues no queremos alargar con algún embarque y consultamos Google Maps para confirmar nuestra trayectoria.

            Caminaremos alrededor de una hora para finalmente describir una vuelta de 180 grados, cruzar dos ramas de barranco y alcanzar la carretera  cerca de los 1700 metros de altitud y en el lugar que había proyectado.

Volviendo al GR5. con intención de abandonarlo pronto.

            Hemos recorrido la mitad del valle en longitud pero no en altitud por lo que a partir de ahora unas largas lazadas de la carretera con pendiente muy consistente nos van a acercar al collado.

            Heremos algún atajo puntual por praderío basto, irregular y reseco pero preferimos poner la marcha de resistencia y avanzar uniformemente por la carretera hasta alcanzar la Cabaña des Ponts et Chaussees que está totalmente arruina, abierta y con una oveja dentro. Era una posibilidad para pernoctar

Remontando al Col de Vars por carretera vemos la traza de la pista que hemos recorrido.

            A esa revuelta de la carretera, una de las más altas y situada por encima de los 2000 metros de altitud, llega una pista que posiblemente enpalmará con la del Bosque de la Traverse que hemos recorrido sin tocar la carretera pero no poseíamos datos al respecto.

            Cerca de una hora de carretera nos permite alcanzar el Col de Vars situado a 2108 metros de altitud. Juan ha hecho un último atajo y nos sentamos en uno de los bancos de la parada para echar un trago. Es la una menos cuarto y lo que nos queda ya lo conocemos.

La Cabaña Pont et Chaussees está completamente arruinada. 

            Alrededor de la una recorremos el mismo camino que hicimos el día del avituallamiento. Se trata de un camino que marcha hacia la parte intermedia de la Estación de Esquí de Vars en el que una máquina está rompiendo la pradera para tratar de fijar un camino para las bicicletas, algo que era innecesario y que pone de manifiesto que el dinero es más poderosos que la conservación del medio natural. En todos los sitios cuecen habas, algo que ya sabíamos.

            Recogemos nuestro depósito de alimentos, lo hace Juan que va delante, y media hora después, tras atravesar el recién nacido barranco nos llegamos a la Cabaña de Ecueille situada a 2222 metros de altitud y donde teóricamente finaliza nuestra jornada. Es la una y media del mediodía.

Pequeño descanso en el Col de Vars.

            La cabaña está impecable en medio de su prado y rodeada de una zona de vegetación de majada. Es una cabaña de madera que tiene una parte baja abierta en la que se podría dormirá a cubierto  con algún trabajillo y toda la zona habitable para nosotros: estufa leña, mesas, bancos  y fuera una manguera de agua fresca, condiciones más que suficientes para pernoctar pero me creo que modificaremos el proyecto.

De momento vamos a convertir la proyectada cena en comida: aceitunas con cervezas, dos latas de lentejas arregladas, una ensalada de pepino y cebolla, un bote enorme de conserva que no acabaremos, unas naranjas… será una comida de príncipes que saboreamos dilatada y convenientemente.

Tenemos agua en las inmediaciones de la Cabaña de Ecueille. 

            Hemos decidido proseguir camino y entre tanto, como hay tiempo más que sobrado nos echamos una siesta del quince.

Alrededor de las cuatro nos desperezamos, enmochilamos y sobre las cinco menos cuarto abandonamos la cabaña dejándola tal y como la hemos encontrado, tomando el camino que nos ha traído hasta aquí y que llaneará o descenderá suavemente para entrar en la Estación de Esquí de Vars. Había otra alternativa por la Combe Froide pero hemos supuesto que nos exigiría mayores subidas y bajadas.

Comemos en la Cabaña de Ecueille.

Bastante llano y avanzando al noroeste, nuestro camino nos mete en territorio de pistas y arrastres a la vez que visualizamos el Collado Jaffueil tras identificarlo por los arrastres. Hemos pasado un tramo húmedo en el que van a hacer una pasarela de madera y cruzado un pedregal de grandes dimensiones en el hay otra pasarela recién instalada. Las estaciones de esquí se están convirtiendo en centros de multiactividad.

Remontamos una pista que asciende medianamente secundando nuestros intereses y sobre los 2300 metros de altitud visualizamos algo al sur el Lac de Chabrieres que no es más que una balsa para alimentar los cañones de la estación.

Entrando a la Estación de Esquí de Vars localizamos el Col Jaffueil o Crevoux.

Hemos atajado el camino previsto para pasar junto al lago desechando la posibilidad de una cabaña que no sería más que alguna instalación de las pistas, ya que nuestra situación  nos permite avanzar hasta la Cabaña Jaffueil, aunque de ella no tengamos información.

Remontaremos por terreno medianamente inclinado alternando alguna pista con tramos de praderío pobre y  alcanzamos el Col de Jaffueil o Chabrieres situado a 2500 metros de altitud cuando son las seis y cuarto.

Localizado el Lac de Chabrieres atajamos hacia el Col de Jaffueil.

Tenemos al sur el Pic Crevoux y al norte el de Chabrieres a los que llegan remontes de la estación, pero a nosotros lo que nos interesa queda al oeste y algo lejano: el Embalse de Serre Poncón que brilla a la luz de la tarde y que es nuestro destino final. Nos despedimos del territorio que hemos pisado estos días pasados y en el que identificamos las Torres des Houerts y seguidamente iniciamos el descenso.

En la vertiente oeste hay una pista de esquí que baja hasta un telearrastre. Alli, en las instalaciones podríamos pasar la noche pero proseguimos para abajo por una ladera de verdura muy seca y en la que no vemos agua.

En el Col de jaffueil visualizamos el Barrage de Serre Poncon.

Sobre los 2250 metros de altitud encontramos la cabaña, es de uso pastoril, está ocupada por el pastor pero no vemos las ovejas. Los alrededores están llenos de estiércol y por una manguera con llave cerrada, llega una miseria de  agua caliente que mantiene medio llena una pequeña bañera. No sabemos dónde beberán las ovejas ni cuanto podrán aguantar por aquí.

No es plan de quedarnos por aquí a pasar la noche pero recogemos una botella de agua extra que llevamos y esperamos pues las ovejas están volviendo hacia la cabaña y poco después se recorta en el horizonte el pastor. A la mañana siguiente sabremos que las ovejas venían de un circo alto, la Combe de la Pare, al sur del Pic Chabrieres en el que hay agua.

En la Cabaña Jaffueil hay mucho ganado y poca agua.

Hay un rellano algo inclinado debajo de la cabaña pero 100 metros más abajo aparece un lomo herboso algo plano y decidimos bajarnos hasta allí sin esperar a que llegue el pastor, si lo han hecho las ovejas en busca de la sal que tienen sobre las piedras.

Son las siete y cuarto cuando alcanzamos el dorso herboso situado sobre los 2150 metros de altitud. Hay buenos sitios para vivaquear y damos por terminada nuestra jornada que hoy se ha prolongado más de lo habitual: hemos ascendido 1200 metros, hemos bajado1350 metros y habremos recorrido una distancia por encima de los 28 kilómetros.

Bajaremos hacia el Dorso Morrénico bajo la Cabaña Jaffueil. 

Enseguida nos ponemos a cenar junto a unas piedras pues el sol se quiere marchar y queremos liquidar pronto la cena en la que terminaremos la conserva que nos ha sobrado para comer. También tomaremos un vaso de leche templadita aprovechando el agua que está así.

Juan se busca un sitio en medio del dorso para vivaquear y nosotros lo hacemos al abrigo de un alerce en el límite del bosque, la noche promete ser a juego con las seis anteriores.

Vivaquearemos junto a los alerces en nuestro último campamento.

Nos metemos en el saco sobre las nueve, Juan lo hará poco después tras haber encontrado agua en las inmediaciones del campamento y sin necesidad de desplazarse gran cosa. Disfrutaremos de una noche cálida, cómoda y suavemente venteada en compañía de la Polar y Casiopea.

Para ver la Continuación.

           

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.