21 nov 2020

63-20. UNA CIRCULAR EN TORNO AL YAGA. 20-10-2020.

Entrañable rincon en el Barranco Forca Martín.

Entrada a Revilla, Camino de los Miradores, Barrancos Consusa, Angonés y Gurundué, Puente de los Mallos, Faja Cazcarra, Barrasnco Forca Martín, Prados de Napinales, Camino de las Fuentes del Yaga, Escuaín, Carreteras a Puértolas, Senda al Cruce del Yaga y Carretera de Revilla.

20-11-2020.

Desnivel  acumulado.1200 m.

Distancia recorrida19000 m.

Tiempo efectivo de marcha 06:00 h.

Sol.

Fácil.

Se trata de un recorrido muy bien señalizado con la excepción de la Faja Cazcarra, que supone un camino agradable y fácil solamente complicado con el tramo de subida y bajada a las Fuentes del Yaga que hay que hacer con algo de cuidado, pues no todo el mundo debe de realizar este tramo.

Agua en Consusa, Angonés, Gurundué, Forca Martín y en el Yaga. También en la Fuente de Escuaín.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Escuaín procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            El Cañón de Escuaín por el que discurre el Río Yaga es sin duda la zona del Parque Nacional de Ordesa que menos visitamos. Solamente de forma esporádica hemos ido y casi siempre para conocer la Sierra de las Zucas o al Castillo Mayor.

            Este Otoño tenemos que volver y será, sin pensarlo demasiado el 20 de Noviembre de 2020.

Iniciamos el camino muy cerca de Revilla.

            Escuaín es uno de los pueblos más abandonados del área de influencia del parque, el pueblo de los gatos, pues está allá donde Cristo perdió las sandalias pero hay que ir hasta allí para hacer una circular completita al Yaga.

            Queremos hacerla en sentido antihorario para que el sol no malogre la fotografía, o quizás al revés, pero nos surge un problema que es el cruce del río por la mañana y de inicio de la jornada en un día en el que la temperatura prevista estará en torno al hielo.

Nordeste de Castillo Mayor desde Revilla. 

            No hay puente, no es problema descalzarse pero no conocemos el paso y la posibilidad del hielo en las piedras hace que se me encienda la bombilla y… ¿por qué no empezar en Revilla y así cruzar el Yaga a la tarde?

En las Ruinas de la Ermita de San Lorién. 

            Van a ser las nueve de la mañana cuando llegamos a la Entrada de Revilla aparcando en la zona de carteles a 1210 metros de altitud. La mañana es espléndida, hace bastante viento en altura pero esperamos disfrutar de una jornada agradable al abrigo del mismo como así será.

El Barranco Angonés desde el Segundo de los Miradores de Revilla. 

            Tomamos el camino de los Miradores de Revilla que transita en la vertiente izquierda del río. Muy transitado y con iniciales subes y bajas, atraviesa el Barranco de Consusa y nos lleva enseguida a las paredes en cuya base se encuentran las Ruinas de la Ermita de San Lorién que visitamos brevemente y de inmediato aparece el primer mirador: un pequeño balcón colgado en la pared que ofrece una vista somital sobre el Yaga.

Remontando entre Consusa y Angonés. 

            Estamos transitando una faja cubierta de bosque mixto con predominio del pino y continuamos camino al noroeste hasta que, en un cruce acartelado, nos vamos a nuestra izquierda para perder unos metros y alcanzar el  otro Mirador de Revilla en el que hay una pareja almorzando y desde el que contemplaremos al oeste el fondo del Yaga y al norte el Barranco Angonés. Estamos Frente a Escuaín.

Alcanzamos el camino que sube directamente desde Revilla. 

            Hemos visto también al noroeste la Faja de la Orilla Derecha del Angonés por la que tenemos que pasar,  pero antes habrá que recorrer la izquierda. Para ello tenemos que volver al cruce y continuar por la rama derecha del camino que enseguida inicia un fuerte remonte lleno de escalones de madera y nos deposita en un rellano de calizas margosas astilladas en las que coincidimos con el camino que viene directamente de Revilla, tras un remonte de alrededor de 150 metros. Estamos cerca de los 1400 metros de altitud. Son las diez pasadas.

Un detalle del >Barranco de Andonés desde el puente.  

            El camino se introduce en el ámbito del Angonés y transitando una faja boscosa bajo las paredes que nos ofrecen algún  covacho, nos conduce al puente metálico que facilita el espectacular cruce del Barranco Andonés que salta tumultuoso entre grandes bloques.

Transitando por la Orilla Derecha del Andonés. 

            El camino es un  continuo sube y baja que nos lleva bajo paredes y por otra faja un poco más seca y orientada al sur en busca de los viejos Prados de Revilla, abandonados y pasto del bosque, en el que el camino llanea bastante en una zona amplia.

            Dejamos un desvío que sale a nuestra derecha hacia Foratarruego y Puerto de Revilla y proseguimos a nuestra izquierda hacia el Puente de los Mallos.

Fuerte pendiente hacia el Puente de los Mallos. 

            Paramos a echar un bocado al agradable sol de la mañana y poco más adelante en un nuevo desvío hacia la Bocera, continuamos camino a nuestra izquierda para realizar un fuerte descenso por camino lleno de hojarasca que dificulta un poco el asunto pero que gestionamos con la ayuda de numerosos bojes que vienen al pelo. Llevamos a nuestra derecha un paretazo hasta su par te baja tras la que volvemos a llanear al encuentro del Yaga en el Puente de los Malos a 1450 metros de altitud. Se trata de otro puente metálico que aprovecha la estrecha fisura que el río ha practicado sobre las calizas facilitando la tarea. Son las doce y media pasadas.

El estrecho y profundo Tajo del Yaga en el Puente de los Mallos.

Hay que decir que está colgado sobre el barranco seco que transita alrededor de 50 metros por debajo, esperábamos ver el agua en el fondo pero el Yaga baja prácticamente seco y será en las Fuentes del Yaga donde tome caudal pero eso será más abajo.

Tras el Forca Martín aparece otra cascada en la aja Cazcarra.

Tenemos la opción de tomar el Camino de la Valle que pasará por las Bordas de Escuaín o  el de la Faja Cazcarra que va más próximo al barranco principal. No podemos recorrer los dos a la vez y nosotros optamos por algo intermedio: no habremos recorrido ni siquiera 100 metros cuando abandonamos el Camino de la Valle y tomamos un desvío sin señalizar que marcha a nuestra izquierda.

Una de las Cabañas de los Napinales. 

La Faja Cazcarra es un camino en medio del bosque mixto en el que abundan las hayas y que no resulta demasiado fácil de seguir con el otoño avanzado y la ladera llena de hojarasca. Avanza por medio del bosque lejos del cantil del barranco sin hitos y no nos ofrece visibilidad por lo que carece de interés inicialmente.

Trébol todavía en flor en el Yaga. 

Cuando el camino se aproxima a las paredes del Yaga, se eleva un poco para ofrecernos un par de espectaculares Cascadas del Barranco Forca Martín con unas pozas de agua de un azul transparente inenarrable en el que flota moribundo el otoño.

Cotiella nos ameniza visualmente la vuelta hacia Escuaín. 

Poco después un camino nos indica la posibilidad de retornar al Camino de la Valle y lo hacemos en ascenso para alcanzar la zona de praderíos en el que se asientan las Cabañas de Escuaín. Hemos salido del bosque y disfrutamos ahora de las Paredes de la Sierra de las Zucas bajo las que hemos pasado a la mañana.

Echamos la vista hacia el Barranco Angonés. 

Estamos en los Napinales, alrededor de los 1400 metros de altitud y avanzamos prácticamente de llano por las inmediaciones de una pista recién arreglada deleitándonos con  Mobisón, Cotiella y Llerga vestidos de un azul luminoso increíble.

Vista frontal de las Fuentes del Yaga. 

Poco más adelante la pista comienza a descender  acercándonos a Escuaín que difícilmente se visualiza entre caducifolios. Muy cerca del pueblo abandonamos la pista y tomamos el viejo camino que nos lleva a un cartel con la indicación de Fuentes del Yaga, camino muy peligroso.

En la Cueva Agujerada del Camino a las Fuentes del Yaga. 

Es la una y media cuando tomamos el camino que marcha en busca del barranco. No es muy peligroso pero hay que hacerlo con atención y cuidado. Tiene un primer paso equipado con una cadena que es evitable y desciende un poco en diagonal al norte atravesando alguna pequeña faja horizontal, algún tramo de barranco muy inclinado y varios resaltes rocosos en los que hay que emplear las manos.

 En las Escaleras de la Cueva Agujerada

Ya cerca del barranco hemos de ascender un tramo de escaleras que nos llevan a una Cueva Abiertas por la que pasamos al otro lado de un crestón calizo infranqueable de otra manera. Luego otro tramo de travesía al norte nos deposita en la Surgencia de las Fuentes del Yaga situadas en frente y en la Orilla Izquierda del Yaga tras 200 metros de desnivel.

Estamos sobre los 1100 metros de altitud, hacemos algunas fotos y nos damos la vuelta sobre nuestros pasos. Nos ha costado casi media hora bajar  y nos costará poco menos subir de tal forma que  serán alrededor de las dos y media cuando llegamos a Escuaín tras recorrer el último tramo de camino. Junto a la plaza del pueblo nos sentamos a comer aprovechando los últimos rayos del sol que se esconde ya tras Castillo Mayor.

En el Paso Equipado Superior de la Senda a las Fuentes del >Yaga. 

Comemos rodeados de gatos y luego tras echar un vistazo al pueblo, el Centro de Interpretación está cerrado y coger agua en la fuente continuamos camino pues Revilla nos espera.

Hay que tomar la carretera que baja a Puértolas, recorrerla en alrededor de un kilómetro y tras pasar el Barranco de la Fuente o de la Sierra con paso canadiense, tomar el camino que baja al Yaga camino de Estaronillo, Tella y Revilla.

El reducido Caserío de Esacuaín. 

De nuevo hemos de bajar por encima de los 200 metros de desnivel en una  senda llena de hojarasca; dejamos que se vaya a nuestra derecha el ramal hacia Tella y nos llegamos al Yaga tras contemplar una preciosa cascada acompañada de deliciosas balsas.

Pozas y Cascada del Yaga. 

Hay tres cruces posibles del barranco: el superior y el central utilizando grandes bloques y el inferior por medio de piedras medianas que quizás sea el más fácil de los tres. Nosotros pasamos por el del medio e inmediatamente tomamos el camino que  marchará paralelo al río hasta alcanzar una impresionante tartera y remontar tras cruzarla para salir del ámbito del río.

Cotiella y Llerga desde Revilla.

Luego y tras alcanzar un lomo avanzamos bastante de llano, contemplando el Caserío de Revilla colgado en la ladera, al encuentro de la carretera justamente en el aparcamiento que hemos visto a la mañana.

Solamente queda recorrer alrededor de kilómetro y medio por la carreta para llegarnos al aparcamiento de la entrada del pueblo donde tenemos el coche y donde finalizamos nuestra circular en la que estimo sin demasiada precisión que habremos acumulado un desnivel de 1200 metros y recorrido sobre los 19 kilómetros. Son las cuatro y cuarto.

El Dólmen de Tella. 

Mis chicos todavía se darán una vuelta por Revilla, yo no me molesto y luego nos llegaremos a Tella para echar una ojeada al dolmen. Hora y media después en casa. 

Otras actividades en la zona:
Montinier, estibeta, 15-11-08, 14-10-11,
Montinier, punta facera de, 13-9-03, 6-7-16,
Montinier, peña de la pala, 13-9-03, 14-10-11, 6-7-16,
Montinier, punta de la pala, 14-10-11,
Suca, la, 4-8-01, 24-6-15,
María Central o Zuqueta Roncha, 4-8-01, 4-8-01, 24-6-15,
María Occidental o Zuqueta Punchuda, 4-8-01, 24-6-15, 4-8-01,
María Oriental o Zuqueta Plana, 4-8-01, 24-6-15, 4-8-01,
Castillo Mayor, 17-5-98, 25-6-15,
Altura, peña de, 22-5-11,
Bachaco, puntal de, 22-5-11,


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Responderé tan pronto como lo localice.